Tarjetahabientes no están pagando sus deudas

La morosidad en la cartera de consumo continúa en aumento, aunque en niveles manejables.

Ahorro
POR:
octubre 11 de 2012 - 01:31 a.m.
2012-10-11

La agresividad con que algunos almacenes de cadena y grandes superficies están colocando tarjetas de crédito entre los consumidores colombianos, muchas veces sin los estudios de riesgo adecuados, tiene en alerta al Banco de la República.

Esa competencia desmedida comienza a generar problemas en la calidad de la cartera de consumo, en especial la de las tarjetas de crédito y la de libre inversión, pues cada día hay más deudores colgados en sus pagos mensuales, en parte, porque deben destinar una mayor porción de sus ingresos al pago de deudas.

Casi la tercera parte (1,5 puntos porcentuales) de la morosidad de la cartera de consumo, que a junio estaba en 4,8 por ciento, corresponde a deudas atrasadas (más de 3 meses) de las tarjetas de crédito, que han venido ganando participación, al igual que el crédito de libre inversión.

“Hemos encontrado que los hogares deudores tienen un deterioro más significativo en las tarjetas de crédito; parece que ha habido una expansión en el otorgamiento de plásticos y es muy probable que se le esté llegando a deudores de más alto riesgo”, señaló Dairo Estrada, director del Departamento de Estabilidad Financiera del Banrepública.

Hoy, una familia colombiana destina 21,1 pesos al pago de deudas, por cada 100 pesos de ingresos percibidos.

En diciembre, la asignación para ese rubro era de 20 pesos, una cifra todavía lejana de los 25 pesos observada en 1994.

DE ENERO A JULIO FUERON COLOCADOS 708.000 PLÁSTICOS NUEVOS

Solo en los primeros siete meses de 2012, en el país fueron colocados 708.000 nuevos plásticos, con lo que se llegó a 10,3 millones de tarjetas.

Esto ha llevado a que el endeudamiento y la carga financiera, es decir, lo que destinan los hogares al pago de deuda, se hayan incrementado en los últimos meses.

LOS COLOMBIANOS LE DEBEN A LA BANCA $ 88 BILLONES

Las autoridades dicen que los indicadores de riesgo aún son aceptables, a pesar de que ha habido deterioro.

Según el reporte de Estabilidad Financiera revelado ayer, en la actualidad, los hogares colombianos le adeudan a la banca 88 billones de pesos, de los cuales el 73,6 por ciento corresponde a créditos de consumo y 26,4 por ciento a préstamos de vivienda. Estrada señala que el consumo de los hogares sigue incrementándose y que la gente se endeuda para adquirir bienes de consumo durables y vehículos, entre otros.

“Los indicadores de riesgo son bastante aceptables, ha habido un deterioro, pero todavía es manejable”, precisa el funcionario, quien destaca que, dada la dinámica de la economía, los ingresos de los hogares también han crecido a un ritmo del 8 por ciento real y eso hace que se mantenga la dinámica compradora de las personas.