Empieza la semana de receso: evite dolores de cabeza financieros

Organizarse, no gastar de más y saber elegir qué comprar y qué no, marca la diferencia para su bolsillo en estas cortas vacaciones de sus hijos.

Es importante que las actividades se adecuen a todas las edades para que se pueda compartir en familia.
Mis finanzas
POR:
Portafolio
octubre 06 de 2016 - 01:05 p.m.
2016-10-06

Se acerca la semana de receso de octubre en la que muchas familias colombianas aprovechan el periodo de vacaciones, que dan los colegios y universidades, para emprender viajes cortos u otro tipo de actividades de recreación.

Si en sus planes está viajar durante la semana de receso debería comenzar a planificar sus finanzas; si no lo hace, es posible que al volver experimente problemas financieros. Tome desde ya medidas para que su descanso no se convierta en un dolor de cabeza.

“A la hora de viajar, los ahorros se constituyen en una herramienta muy importante para cubrir gastos durante las vacaciones”, afirma Rodrigo Nadal, gerente de Resuelve tu Deuda Colombia.

Según el más reciente estudio de Kantar Worldpanel, el porcentaje de hogares colombianos que tiene como prioridad ahorrar una parte de sus ingresos disminuyó al pasar de 87,3 por ciento en 2015 a 83 por ciento este año. De los que sí ahorran, el 28,5 por ciento afirmó que destinaría máximo 5 por ciento de sus ingresos para este rubro.

Nadal comenta que alrededor del 60 por cierto de los viajeros excede su presupuesto inicial y no lleva un control de sus compras durante la temporada de descanso “cuando utilizan su tarjeta de crédito no consideran estas sumas dentro de sus obligaciones hasta que llega el ‘guayabo post-vacacional’, es decir, llegan de vuelta a casa con deudas acumuladas que a veces no pueden liquidar” agrega el experto de Resuelve tu Deuda.

ANTES Y DURANTE SU VIAJE 

Presupuesto: si no tiene uno aún, es el momento de hacerlo. Recuerde que para esto debe anotar de manera clara cuánto gana y cuánto gasta. La distribución ideal es el 70-30 en donde el 70 por ciento incluye vivienda, salud, educación y transporte, y el 30 por ciento se destina a ahorro, entretenimiento o gustos personales y pago de deudas. En este último se deben contemplar sus gastos vacacionales.

Planee: previo a sus vacaciones, saque un presupuesto adicional de lo que desea gastar, contemple variables como transporte, hospedaje, alimentación, entretenimiento y un 10 por ciento adicional para imprevistos durante su temporada de descanso.
Use efectivo: si tiene problemas administrando sus gastos, le recomendamos hacer un presupuesto diario de lo que puede permitirse gastar y salir con el efectivo exacto, de este modo se quita la tentación de usar sus tarjetas de crédito.

Lleve una bitácora de gastos: anote todos los gastos que realice con su tarjeta de crédito durante las vacaciones. Escriba el valor y el número de cuotas al que difirió cada compra, así conocerá el total y el valor aproximado que deberá pagar mensualmente. Una vez llegue al tope de su presupuesto, pare de comprar.

Número de cuotas: en lo posible difiera sus compras a un solo pago, de esta manera no asumirá intereses por sus adquisiciones. Si no puede hacerlo de esta forma, recuerde que el número de cuotas no debe exceder la vida útil del producto.

Investigue: elija opciones turísticas gratuitas en su lugar de destino como museos, parques, teatros, entre otros, para evitar gastar de más y garantizar la estabilidad de sus finanzas.


DESPUÉS DE SU VIAJE

Intente pagar más: dentro de su presupuesto esfuércese por destinar un porcentaje mayor al rubro de deudas para que pueda saldar las obligaciones adquiridas más rápido y evitar aumentos por intereses. Si tiene la posibilidad de jugar con los porcentajes y cubrir sus necesidades básicas con menos del 70 por ciento, puede emplear los excedentes en ahorro y pago de deudas. Buscar un ingreso extra también es buena opción.

Revise sus compras: verifique con su bitácora de gastos y su extracto bancario cuánto pagó con sus tarjetas de crédito y a cuántas cuotas difirió cada una de las compras para corroborar que no existan errores. No se atrase en las mensualidades y trate de abonar siempre más del mínimo.

Guarde el plástico: no utilice más las tarjetas de crédito hasta que no salde la deuda total adquirida durante las vacaciones.

Evalúe su situación: si tiene una obligación grande acumulada, revise sus hábitos de consumo y deje de usar créditos. Examine sus egresos actuales, analice cómo gasta su dinero e identifique las áreas donde está destinando recursos de más e incluya todo en su presupuesto para organizarse.

Acérquese a expertos: si definitivamente siente que su situación financiera está muy complicada, acérquese a un experto que lo asesore y lo ayude a solucionar sus problemas de endeudamiento.