Cuatro opciones para financiar sus estudios más allá de las becas

Créditos, cesantías, fondos de inversión y seguros puede ayudar con la educación presente y futura.

Crédito beca

.

Archivo Particular

Mis finanzas
POR:
Portafolio
febrero 04 de 2017 - 09:51 a.m.
2017-02-04
1
Crédito bancario
La oferta bancaria de crédito educativo es amplia: financiación del ciento por ciento de los estudios; préstamos en 15 minutos; plazos de 6 meses a 12 años; periodos de gracia; montos desde 700.000 pesos, sin codeudor; tasa y cuotas fijas, forman parte de esta opción. Un renglón que cobra fuerza son las libranzas con fines educativos, donde el pago se descuenta del salario.

Hasta octubre del 2016, esta línea crecía 184 por ciento anual, y la cartera pasó de 437 millones a 1.242 millones.
2
Cesantías a la mano
Algunas universidades dan financiación directa, como cheques posfechados, y hasta permiten pagar semestres con tarjeta de crédito, una alternativa costosa.

También están las cesantías. La ley permite que se usen en educación propia o de miembros del núcleo familiar.

El año pasado, el uso de cesantías para educación se acercó a 450.000 millones de pesos, más del 9 por ciento de los retiros parciales, según la Superintendencia Financiera.
3
Fondos de inversión
César Prado, presidente de la Fiduciaria Bogotá, dice que pensando en la necesidad de planear con tiempo el ahorro, diseñaron un producto para educación.

En el fondo de inversión colectiva ‘es+’, padres, tíos y abuelos puedan invertir en el estudio de los niños y obtienen rentabilidad.

Las personas se pueden vincular con aportes desde 50.000 pesos, y existe la posibilidad de diseñar un plan que se ajuste a las metas de cada individuo:cuotas flexibles y con periodicidad mensual, trimestral, semestral o en un único pago.
4
Seguros educativos
Los seguros educativos permiten, casi a precios de hoy, asegurar el costo de la carrera de los hijos en 15 o 20 años. El aporte de los recursos se puede hacer en un pago o en planes más flexibles. Entre más joven sea el beneficiario, el aporte será menor. Entre las compañías que ofrecen estos planes están Global Education y Mapfre.

“Con mi esposo, hace 12 años, pagamos 25 millones de pesos, diferidos a cinco años. En ese momento, nuestra hija tenía 3 años. Hoy está próxima a graduarse de bachiller y ese seguro le permitirá estudiar la carrera que escoja en la universidad que ella quiera, sin que nosotros tengamos que preocuparnos ahora por los costos, pues fue como un pago anticipado”, dice Gloria Martínez, usuaria de este sistema.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS