Siete hábitos que lo empobrecen y que usted no los nota

Si tiene alguna o varias de estas conductas, debe dejar de hacerlas, si no su meta de ser rico quedará estancada. 

finanzas al ser despedido

Si compra bienes en promoción que estaban planificados para ser adquiridos hablaríamos de una estrategia de ahorro.

123rf.com

POR:
Portafolio
junio 26 de 2018 - 04:03 p.m.
2018-06-26

Todos los seres humanos sueñan con ser ricos, tener una vida de lujos y comodidades. Sin embargo, aunque es una meta que muchos llegan a ponerse, pocos la cumplen y es por una sola razón: los malos hábitos que adoptan y que no se dan cuenta están afectando sus finanzas.

(Lea: Las ‘cinco erres’ del reciclaje que nos ayudan a ahorrar)

Ante esto, y con el objetivo de ayudarlo a identificar esos hábitos que lo están empobreciendo, Portafolio.co consultó a dos expertos Jenny Paola Lis, docente de la Universidad Central y Andrés Gustavo Cortés Nivia, docente del área financiera de la Universidad El Bosque, para que mencionaran esas costumbres y gastos que no le están ayudando a ser rico.

(Lea: ¿Cuáles son los meses en los que más se endeudan los colombianos?

1
Vivir fuera de sus posibilidades: para Jenny Paola Lis, docente de la universidad Central, si usted gasta más de lo que gana, vivirá en déficit y con seguridad recurrirá a la deuda para continuar con su ritmo de vida, por lo que su meta de ser millonario quedará en veremos.

Según la docente, “debe recordar que los intereses que paga por las deudas innecesarias son un costo que a futuro tendrá que asumir, lo que disminuirá su capacidad de consumo y ahorro en el futuro”.

(Lea: Las dos opciones de crédito para comprar carro en Colombia)
2
Comprar bienes en descuentos: tanto para Lis como para Andrés Gustavo Cortés, profesor del área financiera de la universidad El Bosque, este es uno de los principales problemas que se presentan para ser ricos. Según los docentes, muchas de estas adquisiciones son innecesarias.

“Las grandes estrategias de mercadeo utilizan los descuentos para deshacerse de productos que no tuvieron una demanda satisfactoria o están en tiempo de vencimiento, en esta vía si compra bienes en promoción que estaban planificados para ser adquiridos hablaríamos de una estrategia de ahorro, más comprar bienes no planificados generan gastos que en realidad están empobreciendo su capacidad de ahorro e inversión”, explicó Cortés.
3
Incumplir con las fechas de pago: para los dos expertos pagar las deudas fuera de tiempo es un hábito que se puede volver más costoso de lo que parece. Según los docentes, además de afectar su historial crediticio puede enfrentarse a pagos adicionales asociados con intereses de moras cargos de reconexión, entre otros.
4
Tarjetas de crédito innecesarias: el acceso que tienen los colombianos a las tarjetas de crédito ha producido un fenómeno: muchos hogares acceden a un crédito de forma inmediata y sin consultar si quiera las tasas de interés a las cuales se está asumiendo la obligación. Por ello, según los expertos se termina cayendo en gastos innecesarios que generan huecos financieros que se pueden volver difíciles de pagar.

“No use la tarjeta de crédito a más de una cuota.
En Colombia las tasas de interés de las tarjetas de crédito oscilan entre 28% y 35% anual aproximadamente, lo que quiere decir que por cada millón de pesos que difieras a 12 meses en su tarjeta debe pagar entre $280.000 y $350.000 adicionales”, señaló Lis.
5
Ahorrar solo a corto plazo: según Cortés, los hogares no ahorran con la intención de generar inversiones, por lo que la mayoría guarda parte de sus ingresos con metas a corto plazo como vacaciones, cumpleaños, regalos de navidad o aniversarios. Esto “convierte el ahorrar en un patrón de consumo diferido, que indica que hoy no se gasta para gastarlo mañana y así jamás generar inversiones que generen nuevos ingresos, al contrario generarán nuevos gastos”, explicó el docente.
6
Los préstamos milagrosos: Lis señaló que adquirir estos préstamos, además de que están propensos a caer en estafas, pueden cobrar más que la tasa de usura definida para el sector financiero, por lo que parte del dinero que podría dejar para otros gastos o para inversión se podría ir en esas deudas que son para pagar otras.

“Antes de tomar cualquier crédito, vale la pena indagar cuánto será el monto pagado al final. Se requiere indagar muy bien las condiciones (tasa de interés, valor de los seguros, frecuencia de pago, valores extra, entre otros) antes de solicitar el préstamo”, mencionó Lis.
7
No hacer seguimiento a sus gastos: por lo general las personas suelen olvidar y por ende, no registrar en qué gastan el dinero. Al hacer esto, muchas veces no se cuenta con un balance de los gastos realizados y después se suele encontrar que esas pequeñas sumas son las causantes del no ahorro en las finanzas personales.

“El gasto en alcohol, cigarrillos, café o dulces puede conducir a gastos cuantiosos sin que te des cuenta, ya que los hace día a día en cómodas cuotas, pero al final del año pueden llegar a representar el 10% de sus ingresos”, explicó Lis.
Siga bajando para encontrar más contenido