Anif advierte sobre el deterioro en densidad de cotización a pensiones

Según el centro de estudios, hay menos personas con capacidad de aportar todo el año.

Mintrabajo pule propuesta de reforma a sistema de pensiones
Jubilación
POR:
Portafolio
noviembre 22 de 2016 - 07:21 p.m.
2016-11-22

En los últimos cuatro años ha disminuido la proporción de trabajadores que durante todo el año están aportando de manera juiciosa para pensiones.

Un informe del centro de estudios Anif señala que, mientras que en el 2012 el 46 por ciento de los cotizantes tenía una densidad del 100 por ciento en sus aportes (es decir que lo hacían los 12 meses del año), la cifra cayó a apenas 27 por ciento de los trabajadores por estos días.

Sin embargo, ha aumentado la proporción de personas que está cotizando entre 7 y 11 meses del año, dice el documento.

Según Anif, “lo anterior implica que el tiempo promedio de cotización de la seguridad social en Colombia se ha deteriorado, pasando de 8,8 meses en 2012 a solo 8,1 meses en 2016”.

Como se recuerda, el hecho de que los trabajadores no puedan hacer aportes de manera consistente pone sobre la mesa las dificultades que enfrentan estas personas para lograr cumplir con las condiciones mínimas para obtener una pensión, que aparte de la edad son alrededor de 26 años de cotización en el régimen público (administrado por Colpensiones), y un ahorro de al menos 180 millones de pesos en los fondos privados.

Entre tanto, el centro de estudios hizo un llamado para que los ministerios de Hacienda y de Salud divulguen periódicamente los datos sobre densidad de cotizaciones a seguridad social con base en el recaudo por medio del Pila.

“La importancia de conocer dicha densidad es evidente, pues nos dice el grado de formalidad laboral que en realidad enfrenta Colombia”, dice Anif.

De hecho, los datos que se conocen hasta ahora dicen que solo el 42 por ciento de la población económicamente activa, ha aportado al menos una vez en los últimos seis meses.

Anif considera que esa situación tiene que ver con los sobrecostos laborales y el alto nivel de subsidios del Sisbén, en donde hay personas que evitan hacer aportes a pensión.