Colpensiones y fondos privados deben empezar la doble asesoría para cambiar de régimen

Desde octubre, el trámite es obligatorio para concretar los traslados de mujeres mayores de 42 años y hombres de más de 47 años.

Pensión
Jubilación
POR:
Portafolio
septiembre 20 de 2016 - 07:00 a.m.
2016-09-20

Con el fin de evitar que los afiliados a pensiones que quieran cambiarse de régimen tomen la decisión a ciegas –con los riesgos que ello implica para su futuro–, en octubre entra en vigencia el deber de la doble asesoría por parte de las administradoras de pensiones.

Dicho de otra manera, antes de ejecutar el traslado, tanto Colpensiones como el fondo privado que corresponda deberán entregarle al usuario información completa sobre las implicaciones para su pensión de estar en uno y otro régimen.

Esto, si se tiene en cuenta que las personas se basan más en experiencias de otros que en sus propias características, con lo cual terminan afectando sus condiciones para la jubilación.

Precisamente, la Superintendencia Financiera fijó unos parámetros para el acompañamiento y estableció que la asesoría como requisito para el traslado de régimen será progresiva.

De hecho, a partir de octubre próximo, la doble información será obligatoria para concretar el cambio de régimen de las mujeres que a la fecha tengan más de 42 años y hombres mayores de 47 años, es decir quienes están más cerca del tiempo límite para tomar la última decisión sobre dónde quieren pensionarse.

Luego, en enero del 2018, la obligatoriedad se extiende a las mujeres mayores a 37 años y a los hombres mayores de 42 años. Y, desde octubre del 2018, el trámite de doble asesoría será una exigencia para todos los afiliados al sistema pensional.

Como se recuerda, los movimientos entre el régimen de prima media (Colpensiones) y el de ahorro individual (Protección, Porvenir, Colfondos y Old Mutual), pueden hacerse cada cinco años, y el último es faltando 10 años para cumplir la edad de pensión.

EL PROCEDIMIENTO

Así las cosas, quienes vayan a solicitar el acompañamiento deben acercarse con su documento a cualquiera de los fondos (sea en el que está o al que quiere cambiarse), y dejar sus datos para que ambas entidades puedan contactarlo, por si la asesoría no puede darse de manera inmediata.

Justamente, la Súper estableció un plazo de 20 días hábiles para recibir ambos asesoramientos. El objetivo es que el usuario, dependiendo de sus condiciones individuales, pueda entender los beneficios, riesgos y consecuencias de su decisión.

Esto, si se tiene en cuenta que, aparte de conocer las características de cada sistema, las entidades deberán hacer unas proyecciones sobre la pensión, que incluyen la edad a la que se jubilaría, el monto, la cantidad de semanas cotizadas en ese momento, y las alternativas que tiene en caso de no completar los requisitos.

Con esta información, el usuario debe determinar si el cambio le conviene o no, para concretar el traslado o mantenerse en el régimen en el que esté.

Vale la pena señalar que si decide cambiarse, tiene cinco días hábiles para retractarse. De igual manera, se definió que la asesoría tiene una vigencia de 12 meses.

Según datos de la Superfinanciera, en el primer semestre de este año hubo 189.000 traslados, de los cuales el 94 por ciento fueron de cambio de régimen.

De los traslados en años anteriores, estudios del Ministerio de Hacienda y de Asofondos señalan que más del 80 por ciento de quienes tomaron esa decisión desmejoraron sus condiciones, al punto que ni siquiera aportando todas las semanas hasta cumplir la edad de pensión, van a lograr una mesada.