‘El sistema de pensiones colombiano no es sostenible'

Durante su Congreso, que termina hoy, Asofondos advirtió que los principales desafíos en Colombia radican en la formalidad, la equidad y la cobertura.

Congreso Asofondos

Uno de los problemas radica en las condiciones del mercado laboral, advirtieron durante el Congreso de Asofondos.

Uno de los problemas radica en las condiciones del mercado laboral, advirtieron durante el Congreso de Asofondos.

POR:
Portafolio
abril 21 de 2017 - 10:09 a.m.
2017-04-21

El sistema de pensiones de Colombia, tal como está concebido hoy en día, no es sostenible. Esta es la principal conclusión que se trató en la primera jornada del X Congreso de Asofondos celebrado ayer, el cual planteó los tres principales retos que enfrenta: la formalidad, la cobertura y la equidad y, por tanto, su viabilidad a futuro. Es por esta razón que el gremio de los fondos de pensiones y cesantías destaca que el sistema debe ser rediseñado cuanto antes para no poner en riesgo las pensiones de los colombianos para el día de mañana.

Lea: (Es necesario ordenar el debate en pensiones). 

Uno de los principales problemas, de acuerdo con el presidente de Asofondos, Santiago Montenegro, es el aspecto fiscal. “Hoy en día hay un ‘hueco’ de $38 billones y esta ya es una cifra demasiado grande, supone más del 4% del PIB y se come una tercera parte de los recursos que le entran al Gobierno por impuestos”.

De estos, según Asofondos, una parte muy importante son subsidios, de los cuales, un 70% van a parar a los quintiles más altos de ingresos. “No estamos distribuyendo el dinero, sino que se está concentrando a través del sistema pensional y esto deteriora el índice Gini. Es absurdo que el régimen sea tan inequitativo”, agrega Montenegro.

Lea: (En los próximos 10 años se sumarán al sistema de pensiones 3,5 millones de colombianos). 

Pero este no es el único problema que preocupa al gremio. Tal como afirmó la Superfinanciera Encargada, Luz Ángela Barahona, la masa de nuevos pensionados que se sumarán en los próximos años llegarán a 1,5 millones hasta 2021 y a 3,5 millones en 2027. “Un reto que no es menos importante es ver cómo somos capaces de incrementar la cobertura y asumir los nuevos colombianos que se pensionen”, explica el presidente de Old Mutual Colombia, Santiago García.

Sin embargo, en este punto, la informalidad y los aspectos demográficos del país son los que limitan la capacidad de Colombia de incluir nuevos ciudadanos al sistema. Por un lado, se estima que de los 50 millones de colombianos, 22 millones cuentan como población activa, mientras que solo 7,8 millones cotizan a la seguridad social, es decir, el 65% no lo hace. “El 50% de los trabajadores gana menos del salario mínimo, al tiempo que vemos un alto nivel de informalidad. Solo 1 de cada tres personas cotiza”, señala Miguel Largacha, presidente de Porvenir y del consejo Directivo de Asofondos.

Lea: (Los retos del sistema pensional colombiano)

Este aspecto se suma a las características de la población, cuya tasa de remplazo cada vez es menor. En estos momentos hay 6,5 trabajadores activos por cada adulto, una tasa que se espera que baje a 4 en 2030 y a 2 en el 2060. “Eso es lo preocupante y es el momento de anticiparnos. Todavía se sigue pensando que somos un país joven, pero cuando se hacen proyecciones demográficas, si no resolvemos el problema de la informalidad y la cobertura ya, el sistema es insostenible. Es un problema real y ese déficit, es real”.

Esta misma opinión la comparte Montenegro, quien deja claro que a este paso, en el futuro no habrá jóvenes para pagar las pensiones de los adultos.

RECETAS PARA MEJORAR LA SITUACIÓN

Ante los retos que presenta el país, Asofondos asegura que la principal solución que se puede buscar es llevar a cabo una reforma pensional. Eso sí, indica además que esta debe ir acompañada de una reforma laboral, la cual es igual o incluso más importante ya que ayudará a mejorar gran parte de los problemas estructurales.

Igualmente, tal como dice Largacha, “hemos sugerido que ambos regímenes –Prima Media y Ahorro Individual– sean complementarios. Igualmente es necesario consolidar el Fondo de Garantía de Pensión Mínima y el Fondo de Solidaridad Pensional con esquemas unificados que permitan ampliar su alcance”.

En cuanto al aspecto de la informalidad, Carmén Pagés, jefa de la División de Mercados Laborales del Banco Interamericano de Desarrollo, propone que “además de un ajuste en el salario mínimo, se debe avanzar en la productividad de los trabajadores, ya que será la única manera de que la mejora sea sostenible”.

Con todo, pese a los cambios y las propuestas, Montenegro afirma que esto se debe hacer respetando los derechos adquiridos hasta el momento y manteniendo sin cambios las personas ya pensionadas o que más cerca estén de hacerlo.

Siga bajando para encontrar más contenido