¿Qué son las cuentas AFC y por qué son útiles para comprar vivienda?

Se trata de un producto financiero con el cual usted podrá ahorrar a largo plazo para adquirir su casa. Conozca cómo acceder a este. 

Compra de vivienda

Uno de los beneficios de estas cuentas es que los recursos depositados allí no forman parte de la retención en la fuente del usuario.

Foto:123rf

POR:
Portafolio
mayo 31 de 2018 - 05:17 p.m.
2018-05-31

¿Usted es de las personas que a principios de año se propuso tener vivienda propia pero no ha dado el primer paso para conseguirlo porque su situación económica se lo impide?

Probablemente no es la primera ni la única persona que está pasando por esta situación y afortunadamente existe una diversidad de formas que le ayudarán en su proceso para adquirir el inmueble, y que quizás por desconocimiento, no sabía que existían.

(Lea: Cálculo del monto máximo para hacer aportes a una AFC)

Tal es el caso del ahorro para el fomento de la construcción (AFC). Esta es una cuenta de ahorro creada con la idea de promover la compra de vivienda y que permite a los usuarios aportar hasta el 30% de su ingreso laboral para dicha adquisición.

(Lea: Los departamentos donde más ahorraron los colombianos en el 2017

“Se creó básicamente por dos razones. La primera impulsar la construcción de vivienda para estratos 4, 5 y 6, es decir vivienda con mejores acabados y vivienda de lujo. Y la segunda incentivar el ahorro a largo plazo y fomentar la adquisición de vivienda gracias a los incentivos tributarios”, aseguró la docente de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad El Bosque, Lily Ballesteros.

(Lea: 10 trucos para aprender a ahorrar

De acuerdo con información de Asobancaria, uno de los beneficios de estas cuentas es que los recursos depositados allí no forman parte de la retención en la fuente del usuario y son exentas del impuesto sobre la renta y complementarios.

Para abrir esta cuenta el usuario debe acercarse a la entidad financiera de su preferencia, llevar los documentos solicitados por cada entidad, que generalmente son la cédula de ciudadanía y el certificado de ingresos.

“Las cuentas AFC operan en los diferentes establecimientos de crédito que se encuentran bajo la vigilancia de la Superintendencia Financiera de Colombia”, señaló Ballesteros.

Tan pronto se tenga la cuenta, si usted es empleado deberá autorizar a la empresa en la que trabaja para que se le descuente el valor a ahorrar directamente de su sueldo. Para el caso de que sea trabajador independiente, puede consignar directamente su aporte o informar al agente el valor que este deberá consignar a su cuenta.

¿QUÉ SE DEBE TENER EN CUENTA?

De acuerdo con Ballesteros, al acceder a este ahorro se debe tener claro que es a largo plazo y que su único fin es, precisamente, la compra de vivienda.

Por ello, es necesario saber que, aunque el dinero puede utilizarse desde el primer mes, si este se va a destinar para pagos no relacionados con la adquisición de vivienda, antes de un periodo de permanencia de diez años, se perdería el beneficio tributario y la entidad financiera efectuaría las retenciones inicialmente no realizadas.

“El artículo 126-4 del Estatuto Tributario, señala que los retiros de recursos de la cuenta AFC deben ser solamente retirados para la compra de vivienda del trabajador, sea o no financiada por entidades sujetas a la Superintendencia Financiera, ya sea a través de créditos hipotecarios o de leasing habitacional”, afirmó Ballesteros.

Junto con esto, la docente señala que es importante dedicar un porcentaje de ingresos acorde a su presupuesto mensual, es decir que no supere el 30% de sus ingresos y que el impacto en su economía no sea muy fuerte.

Finalmente, es necesario señalar que estas cuentas por lo general no tienen un monto mínimo de apertura, no generan una tarjeta débito y no tienen cuota de manejo.

Siga bajando para encontrar más contenido