Los riesgos de ser fiador | Mis finanzas | Portafolio

Perder su patrimonio, solo uno de los riesgos de ser fiador

Antes de tomar la decisión, tenga en cuenta quién le está pidiendo el favor y su historial financiero.  

Deudas

Esta figura se utiliza más en aspectos comerciales, en el sector real.

Archivo particular. 

POR:
Portafolio
julio 13 de 2017 - 09:28 p.m.
2017-07-13

¿Le ha pasado que un amigo o familiar le pida el favor de ser fiador? Si es afirmativa la respuesta tenga mucho cuidado y preste atención a quién le acepta la propuesta puesto que sus finanzas y bienes podrían estar en riesgo.

Un fiador es la persona que respalda una deuda que otra contrae y en caso de que el deudor inicial no cumpla con los pagos correspondientes, el fiador tendrá que responder.

(Lea: Todo lo que debe saber antes de servirle de fiador a alguien

Según Santiago Rodríguez Raga, profesor de la facultad de Administración de la Universidad de Los Andes, “esta figura se utiliza más en aspectos comerciales, en el sector real y es alguien que responde cuando el banco ya ha realizado todo el proceso de cobro con el deudor”.

(Lea: Los fiadores de papel, un peligro a la hora de hacer contratos de arrendamiento

Para serlo es necesario presentar documentos que soporten y verifiquen que tiene un patrimonio que supere el monto de la deuda y que dé garantía del pago en caso de que quien realiza el préstamo no pueda cumplir con él.

LOS RIESGOS

Aunque parezca que ser fiador es un favor que no traerá ningún problema, para Rodrigo Nadal, director de Resuelve tu Deuda Colombia, es necesario tener presente que esto “puede ser más riesgoso para quien accede a serlo que para el deudor, pues sus bienes muebles se verán comprometidos como parte de una deuda que, en principio, no adquirió”.

Es decir, si el deudor no cumplió con los pagos que debía realizar para cubrir su deuda, esta inmediatamente recaerá en el fiador, lo que significa que el patrimonio del último se verá comprometido hasta que la deuda sea cancelada.

“La persona debe recordar que sus responsabilidades recaen en el grado de compromiso que tenga el deudor principal, pues está aceptando que se le cobre en caso de que el deudor no cumpla su obligación”, señala Nadal.

Ahora bien, cuando esto suceda, las instituciones acreedoras deberán realizar una notificación previa que comunique la situación en la que se encuentra la persona y tan pronto la deuda esté adjudicada, la entidad procederá a ejecutar los cobros jurídicos.

Si la institución ve que el fiador no puede responder por los pagos, de acuerdo con lo señalado por Nadal, esta podrá embargar su sueldo y las propiedades que tenga como garantía de pago.

Junto con esto, no podrá acceder a nuevos créditos en entidades bancarias y sería reportado en centrales de riesgo, bajando la puntuación crediticia que tiene.

Siga bajando para encontrar más contenido