Antes de solicitar un crédito, formúlese estas 10 preguntas

Sobreendeudarse es uno de los principales 'pecados' de los consumidores financieros. Revise si es útil pedir un crédito o si afectará sus finanzas.

Actualizar el plan financiero y prevenir una tasa de inflación de más del 200 %. No hacer esto obligará a pedir un crédito.
Mis finanzas
POR:
Portafolio
mayo 16 de 2016 - 05:34 p.m.
2016-05-16

Aunque el panorama actual del país evidencia que menos colombianos se están endeudando para poder financiar sus gastos hipotecarios y de consumo, condiciones como el aumento en la tasa de desempleo, la pérdida de confianza de los consumidores y el incremento en las tasas de interés generan expectativa en las familias colombianas frente a la decisión de tomar o no un crédito con alguna entidad bancaria.

De acuerdo con el último informe de Asobancaria sobre previsiones de la cartera crediticia para el periodo de 2016-2017, “el proceso de desaceleración económica por el cual viene atravesando el país genera moderaciones sobre la dinámica del crédito”.

Es clave entonces señalar que el gremio espera para el año en curso un crecimiento de la cartera total más cercano al 5,2% real que al 5,9% que señalaba meses atrás.

Teniendo en cuenta cifras de la firma Resuelve tu Deuda, la mayoría de los clientes que acuden a la empresa en busca de ayuda para solucionar su problema de sobreendeudamiento y normalizar su situación crediticia están entre los 31 y los 40 años y en este rango de edad, las mujeres entre los 31 a 35 años tienen una deuda promedio de 17 millones de pesos, mientras que los hombres que se encuentran en estas mismas edades, se endeudan en promedio 19 millones de pesos. Sin embargo el ingreso neto mensual promedio es de $3,57 millones.

Para aquellos que se empiezan a acercar a la década de los 40, el nivel de endeudamiento incrementa. Las mujeres entre los 36 y 40 años, tienen un endeudamiento promedio de 21 millones de pesos. Los hombres vuelven a pasar esta cifra de endeudamiento con 23 millones en promedio. En este rango de edad, el ingreso neto mensual promedio se sitúa en $2,02 millones.

Aunque seguramente durante este 2016 el menor ritmo de crecimiento de la economía y el alza en las tasas de interés de referencia del Banco de la República lograrán impactar la demanda de crédito en el país durante el segundo semestre del año, es evidente que los hábitos de consumo de crédito de los colombianos no son los ideales.

Rodrigo Nadal, gerente de Resuelve tu Deuda en Colombia afirma que “es necesario que las personas sean conscientes del impacto real que puede traer un crédito a las finanzas personales. Muchos de los casos de sobreendeudamiento que llegan a Resuelve tu Deuda se dan por la falta de información, investigación y autoanálisis al momento de solicitar un préstamo. No significa que debamos satanizar estos instrumentos, debemos aprender a estudiar mejor nuestra situación antes de solicitarlos formalmente y a administrarlos una vez adquiridos”.

Teniendo en cuenta el panorama actual y entendiendo que muchas veces es necesario solicitar un préstamo, dicha compañía elaboró el siguiente cuestionario para que tome la mejor decisión basado en su situación actual:

1. ¿Es necesario para usted solicitar un crédito en este momento?

2. ¿Cuenta con un fondo de emergencia que le permita cubrir sin inconvenientes sus gastos por seis meses en caso de quedarse sin empleo, o enfermarse, entre otros?

3. ¿Está destinando menos del 30 por ciento de sus ingresos mensuales al pago de deudas y a sus ahorros?

4. ¿Sabe que utilizar el préstamo para aumentar su ingreso mensual puede generar un problema de sobreendeudamiento?

5. ¿Cuenta con un trabajo estable que le permita cubrir mes a mes las cuotas del nuevo crédito y el resto de sus gastos?

6. ¿Tiene claro cuánto deberá asumir mensualmente por la nueva obligación y el valor total (incluyendo intereses) que terminará pagando por el crédito solicitado?

7. ¿El monto que piensa solicitar será para invertir o le permitirá generar rendimientos en el futuro?

8. ¿Tiene claras las tasas de interés que ofrecen las diferentes entidades bancarias?

9. ¿Ha realizado una proyección con su presupuesto actual e hipotético que le permita conocer si podría cubrir todas sus obligaciones con una deuda extra?

10. Asumiendo la deuda adicional ¿podrá continuar ahorrando mensualmente?


Si respondió SÍ a la mayoría de las preguntas: Usted está listo para solicitar un préstamo. Tenga en cuenta que es importante haber analizado las tasas de interés y costos totales que ofrecen las diferentes entidades bancarias y además, es clave tener claridad el valor total (incluyendo intereses) que terminará pagando por el crédito que ha solicitado.

Si respondió NO a la mayoría de las preguntas: Este no es el momento para que usted solicite un crédito. Si no tiene un empleo fijo, si la cuota mensual para pagar el crédito termina siendo muy alta y si no tiene un fondo de emergencia, entre otros temas a considerar, lo mejor es que no adquiera un crédito porque puede verse envuelto en una situación de sobreendeudamiento que lo perjudicará y le quitará su tranquilidad en el futuro.

“Lo más importante es que las personas sean conscientes de que un préstamo puede ser de gran ayuda para el cumplimiento de sueños o metas, sin embargo, como cualquier instrumento financiero, tiene un costo y una responsabilidad. La clave está en tener clara su capacidad de endeudamiento y su situación económica personal para tomar la mejor decisión”, agrega Nadal.