¿Qué hacer cuando no se pueden pagar las deudas?

No es el fin del mundo. Los bancos le dan opciones aunque aumentan los plazos de sus pagos. Además, usted puede establecer un plan a mediano plazo.

Dinero extra

Para controlar sus deudas es clave que establezca un presupuesto y sepa su capacidad de pago. No gaste de más ni se de 'vida de rico' si no puede.

Foto:123rf

Mis finanzas
POR:
Portafolio
agosto 17 de 2016 - 01:57 p.m.
2016-08-17

Uno de cada tres colombianos gasta más de lo que gana. El 80 por ciento de las personas que recibe un ingreso mensual no se toma el tiempo para realizar un presupuesto de gastos y deudas. Pocos colombianos tienen un ahorro previsional por si se quedan sin trabajo y, cuando se emprende un negocio, muy pocos creen que puedan quebrar al no tener éxito.

Por esas razones, el sobreendeudamiento, tener las tarjetas de crédito al tope y no tener capacidad de pago de las deudas es muy común entre los asalariados del país.

Hay otros que 'viven al día', es decir, lo que ganan les alcanza para pagar lo que deben, pero con el paso del tiempo los gastos 'hormiga' hacen que la plata recibida les alcance cada vez menos y así, empiezan a 'colgarse' en sus cuotas, a hacer mercado con la tarjeta de crédito; hacen retiros de una tarjeta para pagar la otra, y cuando caen en cuenta, la situación es inmanejable.  

Sin embargo, enfrentarse a una situación de sobreendeudamiento no es el fin del mundo. Cuando las deudas lo asfixien haga un alto en el camino, respire profundo, no se angustie y siga algunas de estas recomendaciones. (Lea: ¿Cómo está manejando su dinero?)

Lo primero que debe saber es en realidad cuánto le debe y a qué entidades. En segundo lugar, haga la tarea de definir su presupuesto mensual, es decir, tenga claro lo que gana, lo que debe, los gastos 'hormiga' que puede empezar a suprimir, y establezca si está en condiciones de generar alguna capacidad de ahorro. Lo ideal sería el 30 por ciento de sus ingresos, pero si está endeudado es obvio que plata de sobra no le queda mucha. Empiece con algo: el 5 por ciento y a medida que avance el tiempo pase al 10 por ciento, al 15 por ciento, hasta que llegue a la meta ideal del 30 por ciento.

Es fundamental que ataque los gastos 'hormiga', es decir, toda esa plata que no contabiliza y que se le esfuma de las manos tomando café, comprando helados, chicles, cigarrillos, boletas cuanta rifa se le atraviesa, o cosas innecesarias que de verdad, le están dejando un hueco a sus finanzas.

Ricardo Gonzalez-Aragón, especialista de la firma Resuelve tu deuda, explica que en promedio, el salario de un colombiano alcanza los 1,8 millones de pesos al mes. De estos, dice, casi 700 mil pesos se le van en esos gastos hormiga, que es un dinero que se podría destinar fácilmente para pagar cualquiera de sus créditos. "Controlar los gastos hormiga le permite empezar a enfrentar los problemas del atraso en sus deudas", dice.

Otra recomendación importante que hace el 'Programa de Educación Financiera de BBVA Colombia' es que se acerque a la entidad financiera a la que más le debe y le plantee la posibilidad de trabajar en la elaboración de un plan de pago -realista- que pueda cumplir,  y para eso, existen varias alternativas de acuerdo a la situación en la que se encuentre. 

Aunque las siguientes son opciones parecidas mantienen sus diferencias. 

Usted puede decirle a su banco que quiere REDIFERIR su deuda. Se trata de enviar a más plazo su crédito con el fin de disminuir la cuota mensual que paga. Hay que tener en cuenta que la tasa de interés puede variar. Lo recomendable es exponer su caso a la entidad financiera y buscar alternativas de pago con ella.

También puede REFINANCIAR, es decir, cambiar las condiciones del crédito, como el plazo o la amortización para lograr una cuota más cómoda. Tenga en cuenta que la tasa de interés de esta nueva deuda, dependerá de los términos y condiciones que acuerde con la entidad financiera.

Existe la opción de REESTRUCTURAR, que es una modalidad que toma todos sus créditos y los convierte en uno solo. En este caso existe una condición especial puesto que cambian las condiciones de plazo e interés y, adicionalmente, baja la calificación en las centrales de riesgo.

La COMPRA DE CARTERA consiste en trasladar total o parcialmente de una entidad a otra el crédito o las obligaciones que tenga, a cambio de una mejor tasa de interés o plazo. No obstante, se exigen algunos requisitos para este traslado, además de que la entidad, verifica que efectivamente usted cuenta con capacidad de pago. (Lea. ¿Cómo salir rápido de una deuda?)
   
SU EXCUSA NO PUEDE SER QUE NO SABE DE FINANZAS

Como se dijo anteriormente, elaborar un presupuesto es definitivo, pues le permite visibilizar el dinero que maneja y determinar hacia qué lo está destinando mal.

El 70 por ciento se debe gastar en vivienda, en educación, en salud y en transporte. El otro 30 por ciento, para el ahorro, el entretenimiento el y pago de las deudas.

Si percibe que para pagar sus deudas requiere más del 30 por ciento usted es una persona sobreendeudada.

Nadie está exento de perder el empleo, de que su negocio quiebre o que sus ingresos se reduzcan.

Por eso, una recomendación vital es que en los momentos de excedentes piense en 'un colchón' de ahorro, que cubra al menos tres meses de sus gastos fijos. Guarde esa plata en una cuenta de ahorro. 

Lo otro es recortar sus gastos. No se siga dando 'vida de rico' cuando sabe que está sobreendeudado. Busque planes de celular, de televisión e internet más económicos. Descarte las vacaciones de un año a cambio de poder pagar por lo menos la mitad de un crédito. Piense que es mejor quedarse en casa tranquilo y haber saldado una deuda que le amarga la vida mes a mes.  

En caso de que se recorten sus ingresos y el dinero no le alcance para hacerle frente a las deudas, analice la opción de buscar un ingreso adicional, a través de un 'trabajito extra' que compense lo que dejó de ganar.

Reestructurar deudas es una vía, como se dijo anteriormente, sin embargo, el problema es que los plazos serán mayores y, a pesar de una mensualidad mas cómoda, la 'vida' de ese crédito se extenderá dos o tres años más y puede terminar pagando más del doble de lo que se endeudó inicialmente. Si no hay otra opción, busque la tasa de interés más cómoda. 

SI DESPUÉS DE ESTO, DEFINITIVAMENTE NO PUEDE CON SUS DEUDAS...

Si luego de plan anterior y la baraja de opciones aun sigue sin capacidad de pago hay opciones como la que ofrece Resuelve tu deuda, firma reparadora de crédito, que le ayuda a conseguir descuentos hasta del 50 por ciento de su deuda sin necesidad de empeñar, acudir al 'gota a gota' o buscar más créditos.

Ricardo Gonzalez-Aragón, especialista de esta reparadora, cuenta que ayudan a quienes tienen problemas de mora, no pueden continuar con los pagos. "Analizamos la situación financiera de la persona, por qué enfrenta falta de pago y le hacemos un presupuesto y lo orientamos". 

Una reparadora de crédito le dice cómo ahorrar, y con esa plata se abre una cuenta 'blindada' a nombre del cliente. Luego, la firma reparadora se encarga de negociar con las instituciones bancarias.

"Sí debe 10 millones y no los puede pagar, conseguimos un descuento hasta del 50 por ciento, para que pague 5 millones. Lo que hacemos es establecer un plan de ahorro por 25 meses, de 200 mil pesos mensuales, que se van juntando en la cuenta. Durante este tiempo se asesora al cliente legal y financieramente hasta el día que liquide todas las tarjetas".

Estas firmas se encargan además, de 'encarar' las llamadas de cobranza cuando los bancos empiezan a cobrar. Luego de este proceso se ayuda a reincorporar al personaje al sistema crediticio para que las entidades le vuelvan a dar crédito y limpie su historial para nuevos préstamos. 

En dos años de operación en Colombia, Resuelve tu deuda ha atendido cerca de 10 mil clientes, de los cuales mantiene 6 mil activos en estos procesos de negociación con los bancos.

De todas maneras, evite llegar a esta situación extrema. Cuando se adquiere un crédito se asume un compromiso poniendo a prueba su seriedad y responsabilidad y se debe demostrar que se tiene un comportamiento financiero confiable es decir “ser buena paga”.

Ser buena paga es la carta de presentación sobre el manejo que tiene de sus créditos. Así, no tendrá que buscar financiación y serán los bancos quienes lo busquen. 

No tenga una mala historia crediticia, pues endeudarse le permite cumplir los sueños a mediano plazo cuando la plata no le sobra. 

Mantenga las deudas bajo control. No espere al último día para pagar ya que puede surgir algún contratiempo que imposibilite el pago. Adelántese y cuente con al menos dos cuotas disponibles. 

Evite que las dudas se conviertan en un círculo vicioso, no utilice créditos para pagar gastos cotidianos, o avances en efectivo de las tarjetas de crédito para pagar deudas.

Tenga claro hasta qué punto endeudarse. Adquirir deudas es normal y más si quiere bienes o servicios de alto valor.