Solo el 21% de los pagos entre personas son electrónicos

Un informe de Asobancaria advierte sobre las trabas para el desarrollo de las transferencias.

Entre 2009 y 2016 el número de operaciones con tarjetas débito y crédito creció 80% y el monto de las transacciones subió 111% en ese lapso.

Entre 2009 y 2016 el número de operaciones con tarjetas débito y crédito creció 80% y el monto de las transacciones subió 111% en ese lapso.

Reuters

Mis finanzas
POR:
Portafolio
marzo 14 de 2017 - 07:13 p.m.
2017-03-14

Las transacciones electrónicas tienen mucho terreno para ganar en los movimientos de dinero que se realizan en la economía.

De hecho, mientras que el 100 por ciento de las operaciones que se hacen en el Gobierno son electrónicas, en el caso de las personas apenas representan el 21 por ciento, y en las empresas llegan a 57 por ciento.

Así lo señala un informe de la Asociación Bancaria, en el cual afirma que hay al menos cinco barreras para que en Colombia las transferencias electrónicas le quiten una mayor tajada al efectivo, a pesar de los esfuerzos que están haciendo las entidades del sector en transformación digital.

En primer lugar, están los procesos de preinscripción y autenticación. Esto hace referencia a que, con el fin de prevenir el fraude, las entidades exigen que se preinscriban y se validen las cuentas entre las cuales se hacen las transferencias electrónicas.

Adicional a esto, no siempre los movimientos de dinero se registran en tiempo real. Por ejemplo, cuando la operación se hace entre dos bancos diferentes, pasa un tiempo prudencial para hacer la compensación y el abono, por lo cual las personas prefieren recurrir al efectivo.

Por otra parte, los usuarios suelen quejarse de los costos de las transacciones, pues generalmente hay que pagar una tarifa cuando la operación se hace entre ciudades y bancos diferentes.


Asobancaria señala además que otra barrera es la inclusión financiera, teniendo en cuenta que para poder hacer transferencias electrónicas es necesario tener una cuenta en una entidad.

En línea con esto, el gremio advierte que es necesario seguir trabajando en educación financiera para que los usuarios pierdan el temor a las operaciones por medios electrónicos, así como en que las entidades diseñen mecanismos para que las transacciones sean más sencillas.


De todas formas, el informe de Asobancaria señala que en donde sí se refleja un crecimiento marcado es en el uso de tarjetas débito y crédito, particularmente para las compras y el transporte.