Construcción de vivienda en Bogotá será un buen negocio | Vivienda | Mis finanzas | Portafolio

Construir vivienda en Bogotá volverá a ser un buen negocio

Las ventas están mejorando, pero el efecto contundente se reflejará en unos dos años. 

Vivienda

La recuperación de Bogotá se está consolidando desde mediados del 2016, sobre todo por el impulso de la VIS.

Archivo particular

POR:
Portafolio
marzo 29 de 2017 - 11:00 p.m.
2017-03-29

El diseño de nuevos planes para habilitar el suelo urbanizable y la disminución de proyectos de vivienda en Cundinamarca están fortaleciendo la idea de construir, otra vez, en Bogotá.

(Lea: A los colombianos les sigue gustando estrenar vivienda)

Así lo confirmaron varios empresarios del sector quienes, en línea con un reciente anuncio de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), destacaron las iniciativas que están en estudio para revertir el rezago. Y debe ser así, si se tiene en cuenta que en los próximos cuatro años se formarán 232.000 nuevos hogares en Bogotá, contra 62.000 de Cundinamarca.

Al respecto, los datos de Coordenada Urbana –área de investigación del gremio– revelaron que las ventas de casas y apartamentos nuevos en los últimos doce meses, a febrero pasado, aumentaron 16%, a través de la comercialización de 37.022 unidades.
Sobre el tema, la gerente regional de la organización, Martha Moreno, señaló que “esta tendencia viene consolidándose desde mediados del 2016, principalmente por el impulso de la Vivienda de Interés Social (VIS), lo que no está sucediendo en los municipios aledaños, que decrecieron 15%.

(Además: Aplazar la compra de vivienda, secuela de las altas tasas de interés)

Para la directiva, este desempeño se explica, primero, “por la caída generalizada de la VIS y de la Vivienda de Interés Prioritaria (VIP) producto de la recuperación de la confianza en la capital y, segundo, por la situación de algunos municipios de la Sabana, donde se han suspendido licencias, limitando la oferta”.

Portafolio consultó al empresario Camilo Congote, quien destacó que afortunadamente, la ciudad está en la senda de la recuperación. Sin embargo agregó, que “el efecto contundente se verá en unos dos años, aproximadamente, con el impulso de varios planes parciales que estaban frenados pero que, tras asegurar su viabilidad, habilatarán suficiente suelo para construir nuevas casas y apartamentos.

En la periferia no

Al consultarle si la oferta estará en Bogotá y no en la periferia (una queja recurrente de quienes desean adquirir una vivienda en la ciudad), Congote señaló que, precisamente, “el valor agregado es que esta vez lo que se desarrollará sí estará localizado en Bogotá”.

Para confirmar su afirmación destacó la expedición del Decreto 621, que abre las posibilidades de construir en la Avenida Ciudad de Quito y en el eje de la Calle 80, donde hay estaciones de TransMilenio. Incluso, la norma respalda la obra de edificios de hasta 30 pisos.

A esto le suma proyectos de renovación urbana para hacer más de 200.000 viviendas en Lagos de Torca, Ciudad Norte y Lagos de Tunjuelo, entre otros, donde se atenderá la demanda del estrato 3 hacia abajo, con VIS y VIP. Al respecto, también vale destacar el reciente convenio que firmaron el Ministerio de Vivienda y el gremio constructor, con el fin de desarrollar 36.000 unidades.

Al interés en regresar a Bogotá con más proyectos también se sumó Luis Aurelio Díaz, gerente del Grupo Oikos, quien señaló que, como otros empresarios, están viendo la forma de volver a la ciudad.

De la misma forma que Congote y la Gerente regional de Camacol, el directivo se quejó de los inconvenientes que se están presentando en algunos municipios de la Sabana con las licencias de construcción nuevas y con algunas que ya se aprobaron.

Nosotros sumamos ocho proyectos allí, pero que no tienen inconvenientes porque ya están en funcionamiento y consolidados”, recordó Díaz. Sin embargo, también reconoció que los planes de la compañía apuntan a continuar con las inversiones en Bogotá, en un 80 por ciento.

De hecho, el gerente del Grupo Oikos reveló que para el 2019 la meta es abrir cinco proyectos adicionales. “Les vamos a apostar a los estratos 4 hacia abajo, donde vemos muchas posibilidades de inversión”, concluyó.

Una recuperación que se dará gradualmente


Según el Dane, en los últimos doce meses a enero del 2017, el área aprobada para todo tipo de construcciones disminuyó 19%. Tanto para vivienda y proyectos diferentes a esta (oficinas, industria, etc.) el metraje avalado vía licencias cayó; aun así, el 46,1% de este (24’9 millones de metros cuadrados) se concentró en Bogotá y en los departamentos de Antioquia y Cundinamarca.

Les siguieron el Valle del Cauca y Atlántico que tuvieron una participaron conjunta de 15,2%.
Sin embargo, en el periodo analizado, Cundinamarca restó 5,9 puntos porcentuales (pp) al total, seguido por Santander y Antioquia, que restaron en conjunto 6,5 pp al total. Bogotá, por su parte, sumó 1,1 pp. Aunque leve, ya es una muestra de la recuperación.

Gabriel E. Flórez G.
Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido