Dinámica de vivienda de estrato medio dependerá de vigencias futuras

Minhacienda busca más recursos para el programa Mi casa Ya. ‘En reuniones de empalme con el nuevo gobierno será un tema prioritario’, dice Cárdenas.

Construcción de vivienda

El PIB del sector edificaciones cayó 9,2 por ciento, en el reciente reporte del Dane

Cortesía: Grupo Oikos

POR:
Portafolio
junio 08 de 2018 - 11:41 a.m.
2018-06-08

Actualmente, hay aprobados 40.000 cupos para el subsidio a la tasa del estrato medio: 20.000 del 2018 y el resto, para el próximo año. Sin embargo, la destinación de recursos para el 2020 –algo que esperaban los constructores- aún es incierto.

(Lea: Constructores buscan recursos para blindar programa Mi casa Ya al 2020)

Así se puede concluir, tras la presentación del ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, en el congreso de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), en el cual –de todas formas- se comprometió a hacer lo posible hasta el 7 de agosto para que todo el programa Mi casa Ya (MCY), incluido el segmento VIS, tenga continuidad y plata.

(Lea: Alza de 11% en las ventas de vivienda nueva en Colombia)

“Somos conscientes de que el rango medio (específicamente, el de la oferta residencial con precios entre 105 millones y 340 millones de pesos) no pasa por un buen momento y, por eso, se necesita de una medida anticíclica para impulsar las ventas”, reconoció Cárdenas.

(Lea: Vivienda y transporte jalonaron la inflación)

El funcionario recordó que el PIB del sector edificaciones cayó 9,2 por ciento, en el reciente reporte del Dane y, por eso, reiteró que “hacia allá, precisamente, debe apuntar la recuperación, especialmente porque las ventas se han debilitado”.

Esto significa que la expectativa entre los constructores, que esperaban un anuncio en ese sentido, se mantiene. De hecho, el jueves, durante la inauguración del evento, la presidenta de Camacol, Sandra Forero, había sugerido la necesidad de respaldar este mercado con continuidad y recursos.

Sobre la dinámica de los segmentos medio y alto, el Ministro agregó que se ha presentado otro fenómeno: la acumulación del inventario y, en términos reales, el aumento de los precios por encima de la inflación, lo que significa, definitivamente, que “debemos estimular las ventas y, de paso, bajar el stock”.

Al respecto, precisamente, ayer el Superintendente Financiero Jorge castaño reveló que por cuenta de la disminución en la dinámica de las ventas, ese inventario pasó de venderse en un promedio de cinco meses a nueve.

Gabriel E. Flórez G.
Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido