‘Urge reglamentación del subsidio para clase media’, Camacol

La vivienda social se está recuperando por el auxilio a la tasa, que también atiende oferta prioritaria. 

Sandra Forero, presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol).

Sandra Forero, presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol).

Cortesía: Camacol

POR:
Portafolio
agosto 28 de 2017 - 09:13 p.m.
2017-08-28

Sin ocultar la expectativa que dejó un primer semestre complicado para la economía del país y, con esta, para el sector edificador, la presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), Sandra Forero, habló con Portafolio de lo que espera para lo que resta del año y las estrategias al 2018, con las cuales buscan sobrellevar la desaceleración.

Esto, a propósito del congreso anual del gremio que se inaugura mañana en Cartagena, y que este año se realiza en medio de una coyuntura que –como lo afirma la directiva–, “no vivíamos hace años”.

Usted lo ha dicho. Hacía tiempo que el país y el negocio de la construcción no vivían un momento de tantos ajustes...

Efectivamente. Sin embargo, a pesar de todo, las empresas del sector han logrado manejar la situación y se han reinventado para sacar adelante sus iniciativas.

En esto, hay que reconocerlo, ha sido determinante la intervención del Gobierno, por ejemplo, con el programa Mi Casa Ya (MCY).

En días pasados usted destacó cómo en medio de los problemas, la vivienda de interés social (VIS) tuvo buenas ventas a junio. Ayer, incluso, el Dane reveló un aumento del inicio de obras...

En el caso específico de la oferta de VIS, es decir, con precios de 51 millones a 100 millones de pesos, las ventas se incrementaron este año, a junio, 17,9%.

Aquí vale la pena recordar el decreto, también del programa MCY, que no solo beneficia este rango de VIS, sino también la vivienda de interés prioritario (VIP).

Sin embargo, la situación por resolver está en el consolidado de los segmentos más altos y en el que ofrece viviendas con precios entre 100 millones y 321 millones de pesos, que cayó 9,1% en el periodo analizado y donde, precisamente, está centrada la atención de los potenciales compradores y de los constructores.

A propósito de este segmento, hay expectativa por la reglamentación...

En la tercera semana de mayo se hicieron los anuncios de la ampliación en ese rango de precios; además, se incorporaron 40.000 cupos para ser atendidos con el subsidio a la tasa (20.000 para el 2018 y 20.000 para el 2019).

Como estaba planteado inicialmente, el beneficio a través de 25.000 cupos no iba más allá de este año. Por eso, la decisión de implementar más fue acertada.

Sin embargo –así es–, estamos esperando el anuncio de la reglamentación para mover ese mercado. Eso será clave para impulsar la inversión.

Mucha gente pregunta si es un buen momento para comprar vivienda, ¿qué opina?

En medio de las eventualidades que atraviesa la economía y que tocan al sector constructor, considero que es posible. Tenemos una inflación acercándose al rango meta y las tasas hipotecarias están a la baja, gracias a la reacción de la banca.

Con esto aparentemente resuelto, ¿la oferta que existe es suficiente para atender la demanda?

Actualmente, en el rango de precios para la clase media (específicamente entre 100 y 321 millones de pesos) hay 70.600 viviendas. Esto nos hace pensar que en el segundo semestre nos irá bien y cerraremos el año con mejores expectativas hacia el 2018, cuando esperamos un mercado revirtiendo la tendencia.

El estrato alto no ha estado muy bien y se prevé que en el 2018, con el IVA de 5% para la oferta de más de 850 millones de pesos, la demanda caerá, ¿qué piensa de esto?

Sin duda, esta carga impositiva hará que la demanda se resienta. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la participación de las viviendas de estos precios en la oferta que hay en el país es mínima. Nuestros datos indican que es menos del 1 por ciento.

Al respecto, tenemos varias cifras: por ejemplo, de 180.000 unidades que se comercializan al año, solo 2,2% del total cuestan más de $850 millones. Incluso, el monto de la inversión es de $3,6 billones frente a un total, en todo el país, que se acerca a los $32,5 billones.

Al margen de estos temas, que son del día a día de los colombianos, ustedes también exploran aspectos de inclusión social, equidad y seguridad jurídica, ¿cómo va esto?

Sí. Estamos trabajando en varios temas de desarrollo urbano que tienen a la inclusión social y a la equidad como referentes. De hecho, durante el congreso que inauguramos mañana, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, los evaluará; también estará el Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, quien analizará la desigualdad en el ingreso y sus variables hasta llegar a la situación sectorial.

Por su parte, Kevin Nobels, de McKinsey Global Institute, presentará un estudio en el que evalúa cómo lograr la productividad evitando tantos riesgos; esto, a partir de varios indicadores.

En Twitter: @GabrielFlorezG

Siga bajando para encontrar más contenido