Negocios de vivienda se ajustan en estratos 3 y 4

Según el director de la Lonja de Bogotá, invertir en oferta nueva y usada es buen negocio. A esto le suma la dinámica de los arriendos.

Vivienda

Archivo

POR:
Portafolio
agosto 08 de 2018 - 10:37 p.m.
2018-08-08

Aunque hay potenciales compradores que consideran inviable invertir en vivienda en Bogotá porque los precios siguen exageradamente altos –a pesar de que se han ajustado–, el mercado está en un proceso de corrección, especialmente en el estrato medio.

Así lo explicó Andrés Martínez, director de la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá, quien advirtió que en el segmento alto los valores sí siguen elevados.

(Alza de 11% en las ventas de vivienda nueva en Colombia). 

En el caso de la oferta nueva, el directivo dijo que “las condiciones están dadas, no solo en la capital sino en el país gracias a los beneficios vigentes como el subsidio a la tasa de interés y, con este, al programa Mi Casa Ya, que respaldan la inversión en los estratos 3 y 4”.

A esto, el directivo –que hoy inaugura el Gran Salón Inmobiliario en el recinto de Corferias, en Bogotá– le sumó el leasing habitacional (arriendo con opción de compra), cada vez más utilizado.

Martínez también destacó los plazos más amplios para pagar la cuota inicial –hasta 36 meses–, y, de paso, la iniciativa de aumentar el plazo a 30 y hasta 35 años para cancelar el crédito hipotecario, que, de hecho, sugirió en recientes eventos sectoriales el presidente Iván Duque. “Sin duda, algo interesante. De todas formas, hay que revisar qué tan beneficioso es y si el descuento en el valor de la cuota mensual es significativo”, anotó.

(Ventas de vivienda disminuyeron 5% en Colombia). 

Como director de la Lonja de Bogotá, Martínez también analizó el caso de la capital: “Afortunadamente, ha empezado a ajustar su oferta, luego de un par de años (o más) de cifras a la baja, que obligó a muchos constructores a desplazarse a los municipios aledaños, y a ciudades como Medellín, Cali y Bucaramanga, por las cargas urbanísticas y los costos al edificar”, explicó.

Sin embargo, para el dirigente el rezago en los licenciamientos y en el desarrollo de nuevas construcciones está tomando otro rumbo y , ahora, “se está generando una disposición a reinvertir, con políticas más claras –por ejemplo– en el segmento de vivienda de interés social (VIS), que también se beneficia con los programas del Gobierno Nacional.

Igualmente, Martínez recordó que durante los últimos diez años se construyeron 1,4 millones de viviendas formales en el país y 38% de ellas estuvieron en Bogotá. “De ahí, la importancia de lo que está sucediendo”, enfatizó.

OFERTA USADA 

Un mercado al que el director regional de la Lonja le da especial importancia es al usado, que –aseguró– representa el mayor porcentaje de oferta en el país. “Esto significa que es imprescindible diseñar más mecanismos para la adquisición. “En el caso del leasing, una sugerencia es bajar la tasa, ya que de por sí el inmueble es una garantía para el banco, ya que si los clientes incumplen los pagos, el bien está a su nombre”, explicó el dirigente gremial.

OTROS USOS 

En línea con lo que se ofrecerá desde hoy y hasta el próximo domingo en el Gran Salón Inmobiliario, Martínez destacó que, “aunque la vivienda es un segmento clave para el sector, también existen otras formas de inversión en segmentos corporativos (oficinas), locales comerciales y bodegas”.

Sobre lo que prevé para estos mercados en el 2019, el directivo reiteró que la vivienda sigue en la cabeza de la lista, porque hay un déficit alto, ya que, a pesar de que como se anotó durante los últimos diez años se construyeron 1,4 millones de viviendas formales en el país, la formación de hogares también sigue creciendo y hay que atenderlos.

Aun así, hay otros usos que mueven el negocio. En el caso de las oficinas, el directivo dijo que “hay un inventario alto, que se ha generado por la situación económica del país. Un solo ejemplo de ello es la caída del sector petrolero, que obligó a muchas empresas a desocupar sus inmuebles.

“En el caso de las bodegas, también hay bastante oferta (Funza y Facatativá, para citar solo algunos municipios aledaños a Bogotá). Así, la tasa de rentabilidad se ve más afectada y, por eso, invertir en estos usos debe evaluarse muy bien, contrario a la oferta residencial, sobre todo en los estratos 3 y 4, que tienen gran potencial”, reiteró.

En Twitter: @GabrielFlorezG

Siga bajando para encontrar más contenido