Sobrecostos y mala calidad, quejas frecuentes al comprar vivienda

Entre el 2016 y marzo de este año fueron radicadas 231 denuncias por fallas de los arquitectos en el país. Ya existen 206 procesos en marcha.

Compra de vivienda

Compra de vivienda

12Rrf

Vivienda
POR:

Gabriel E. Flórez
abril 25 de 2017 - 09:48 p.m.
2017-04-25

El Consejo Profesional Nacional de Arquitectura y sus Profesiones Afines (CPNAA) reveló este martes que entre el 2016 y marzo del 2017 se radicaron 231 denuncias por malas prácticas de los arquitectos en el país.

La presidenta de la organización, Sandra Milena Vargas, agregó que hay 206 procesos en marcha: 172 del año pasado y 34 a marzo del 2017, que han arrojado sanciones a 90 profesionales.

(Lea: Construcción de vivienda se recupera en el país

La situación está atada a la dinámica del sector constructor, que solo en los dos primeros meses de este año inició la obra de 12.581 viviendas en los diferentes estratos, lo que significa que al haber más casas y apartamentos en el mercado, las posibilidades de quejas podrían incrementarse.

Según la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), el desarrollo de los nuevos proyectos representó una tasa de crecimiento anual del 35%. “Incluso, al evaluar el desempeño regional, 12 de 18 mercados presentaron tasas de crecimiento positivas”, anota el informe del gremio edificador.

(Lea: Construir vivienda en Bogotá volverá a ser un buen negocio

El CPNAA, por su parte, también ha logrado un impacto regional a través del fomento y la promoción que busca que los afectados denuncien a los arquitectos que entreguen malas obras.

Según Vargas, “hace un par de años el 98% de las quejas se concentraba en Bogotá; hoy, con estas dos estrategias hemos realizado un trabajo interesante en Antioquia, el Caribe y el Pacífico colombiano, y ahora ampliamos la cobertura al Eje Cafetero, Huila, Tolima y Boyacá. La razón: allí, tenemos 38 facultades de arquitectura”, enfatizó.

(Lea: Precio de la vivienda nueva aumentó 8,33% en 2016

Y hay una coincidencia, ya que las cifras de ventas de Camacol durante enero y febrero de este año revelaron aumentos en la mayoría de estas zonas: en el departamento de Caldas, por ejemplo, el alza fue de 34%, mientras que en el Caribe colombiano, Atlántico reportó una variación de 63%, seguido de Bolívar y Magdalena, con 66,1% y 103%, respectivamente. El departamento de Tolima también registró un incremento de 13,8% en las ventas. Las regiones restantes destacadas por el CPNAA moderaron su ritmo.

LA ACADEMIA ES CLAVE

Esto demuestra que la apuesta a incentivar a la comunidad a que denuncie las anomalías en sus viviendas y en los procesos de compraventa tiene todo el sentido. De hecho, ha contado con la respuesta de los compradores, que en los dos últimos años han aumentado sus quejas 62%.

A la par, la idea es que los representantes de la academia concienticen a los arquitectos en la formación con el fin de que ejerzan el ejercicio con responsabilidad.

En este punto cabe citar un trabajo interesante que realiza el Observatorio de Vivienda, que desde el 2016 se ha consolidado como un espacio de revisión, discusión y evaluación de proyectos de vivienda urbana y rural, de la mano del Departamento de Arquitectura de la Universidad de los Andes, en cabeza del Grupo de Investigación en Vivienda (GIV) y la constructora Prodesa.

Allí, la principal línea de trabajo es, precisamente, la evaluación de la calidad en vivienda urbana nueva, que para el Observatorio es “la puesta en discusión y constante reflexión de estándares mínimos, que aportan a las condiciones de vida de los individuos y comunidades que lo habitan”.

Lo interesante es que durante diez años se han revisado y evaluado más de 800 proyectos de vivienda nueva en Bogotá y la sabana. Para esto, se han discutido y formulado 104 indicadores de calidad. Al respecto, el decano de Arquitectura y Diseño de la Universidad de Los Andes, Alberto Miani, asegura la academia es clave, pero también la meta es que el Gobierno “se ponga en el plan de someter sus proyectos para hacerlos cada vez mejor y con calidad”.

Estas acciones de un lado y otro finalmente apuntan a objetivos comunes: entregar buenos proyectos y tras estos objetivos, el CPNAA también convocó a los profesionales a que no se conformen con el diploma sino que, además, obtengan su matrícula para que no ingresen a la ‘lista negra’ que tiene el Consejo.

LAS SITUACIONES COMUNES QUE SE DEBEN DENUNCIAR 

El Consejo Profesional Nacional de Arquitectura y sus Profesiones Afines (CPNAA) tiene otro listado de fallas recurrentes.

- Licenciamiento urbano: cuando se encomienda el trámite, no se realiza y, además, el profesional se queda con el dinero.

- Firmar solicitudes sin conocer el proyecto.

- Construir sin licencia: inician obras solo con la radicación del trámite).

-Construir violando lo establecido en la licencia: adelantan el trámite distinto a lo regulado por la ley.

- Incumplimiento en las condiciones contractuales: generalmente relacionado con los sobrecostos.

- Asumir compromisos que no les competen, por ejemplo, de índole estructural.
- No destinar los recursos entregados en la obra.

- Mala calidad de las obras: cuando hay abandono, falta de supervisión que, precisamente, redunda en mala calidad de la ejecución de las obras.

- Propiedad intelectual: al usar el diseño de otro arquitecto como propio, copiar un diseño y reproducirlo, utilizar un diseño sin autorización del titular e intervenir un diseño sin autorización del titular.

Para ampliar información sobre el tema: www.cpnaa.gov.co

Gabriel E. Flórez