Tasas más bajas estimularían las ventas de vivienda nueva

La comercialización de oferta residencial nueva disminuyó entre enero y junio de este año.

Vivienda nueva

Hay expectativa por el impacto de la tercera fase del subsidio a la tasa de interés que beneficia, sobre todo, a quienes compran viviendas nuevas entre $100 y $321 millones.

Archivo particular

Vivienda
POR:
Portafolio
agosto 02 de 2017 - 07:25 p.m.
2017-08-02

Los colombianos invirtieron $16,3 billones en vivienda nueva durante el primer semestre del año, lo que representó una disminución de 9% respecto al mismo periodo del 2016.
A pesar del resultado, la presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), Sandra Forero, dijo que es un dato para rescatar, teniendo en cuenta que la economía del país no atraviesa su mejor momento.

(Lea: La VIS de ‘lujo’, un novedoso concepto que inicia en Bogotá

A estas cifras reveladas ayer por Coordenada Urbana, área de investigación del gremio, la directiva le agregó el aporte de la vivienda de interés social (VIS), que incrementó 17,9% la comercialización de unidades nuevas en el periodo analizado, con una inversión de $2,4 billones.

(Lea: El segundo semestre, mejor para comprar vivienda

Para Forero, parte de ese repunte se debe a las ventas a través del programa Mi Casa Ya, con el cual se subsidia la cuota inicial y la tasa de interés del crédito hipotecario para un ahorro mensual promedio de 24%.

(Lea: Los colombianos invirtieron $16,3 billones en vivienda en el primer semestre

Sin embargo, el ‘cuello de botella’ está en la oferta con precios entre $100 y $321 millones, cuyas ventas sumaron $7,7 billones para una reducción de 9,8%. Según Coordenada Urbana, “la situación se presentó porque este segmento (el estrato medio) se está ajustando en línea con el contexto económico del país”.

En medio de esa recomposición del mercado, se espera que el segundo semestre tenga un buen desempeño, teniendo en cuenta que el Gobierno ha reforzado la apuesta en todos los estratos. En línea con ello está la reacción de los bancos con la disminución de sus tasas y, de paso, la respuesta del Banco de la República, que también ajustó la tasa de referencia. Hoy está en 5,5% y –según Camacol– aún tendría espacio para bajar 50 y hasta 75 puntos básicos.

Aunque el impacto de la decisión del Emisor no es inmediato, hay consenso en que envía un mensaje al inversionista para que recupere la confianza.

En este entorno, el gremio edificador prevé un segundo semestre con 92.770 viviendas vendidas para sumar, al cierre del 2017, un total de 180.248.

EL PAPEL DE LA BANCA

Tras ese objetivo se han sumado los bancos, que al finalizar el primer semestre del año iniciaron una sana competencia bajando las tasas. Con esto, precisamente, se espera que la financiación se incremente; algo que sería determinante para el mercado, si se tiene en cuenta que, además, los potenciales compradores tienen como complemento el subsidio del Gobierno no solo para comprar vivienda social, sino para revertir la moderación en la dinámica del estrato medio.

Según Forero, estos ajustes son necesarios para las perspectivas de recuperación. Al respecto, los datos del gremio destacaron que el interés hipotecario pasó de 12,5% en mayo a 11,6% el 12 de julio, es decir, la tendencia a la baja se ha acentuado.

En línea –enfatizó la directiva–, la decisión del Emisor forma parte de una política cuyo fin es hacer frente a la actual desaceleración. “Por eso, creemos que mientras que exista margen de actuación monetaria, debemos seguir impulsando la demanda interna y estimulando la economía”.

Gabriel E. Flórez G.
Economía y Negocios