Todas las condiciones están dadas para comprar vivienda

Sepa cómo aprovechar las facilidades que el gobierno y el sector constructor están ofreciendo para la adquisición de casa propia.

Vivienda

La compra de la vivienda es una las decisiones más importantes que realiza una persona o grupo familiar.

Archivo particular

Vivienda
POR:
Portafolio
julio 26 de 2017 - 09:39 a.m.
2017-07-26

Para Juan Sebastián Pardo, Presidente de Credifamilia.com, “pocas veces se habían tenido condiciones tan propicias para comprar vivienda”. Afirmó que ya se van a completar ocho años de políticas gubernamentales de impulso al sector vivienda que facilitan a los grupos familiares hacerse a su casa propia, y de esta forma fomentar el crecimiento de las comunidades con mejores perspectivas de futuro.

(Lea: Seis consejos para aprovechar la reducción en las tasas de interés)

Destacó la variedad que ofrece el sector en materia de subsidios: (1) El subsidio a la tasa de interés que aplica para todas las viviendas nuevas hasta los $300 millones (conocido como Frech), y (2) el subsidio familiar de vivienda que aplica para empleados y trabajadores independientes que adquieran vivienda de interés social de hasta $99,5 millones, de acuerdo al rango salarial. Los dos subsidios no son excluyentes, por lo cual las familias compradoras de vivienda de interés social nueva podrán acceder a los dos para la compra de su primera vivienda.

(En galería: Cinco cosas que debe tener en cuenta a la hora de comprar casa)

Según Pardo, estos ejemplos muestran la importancia de estas ayudas:

- Una vivienda VIP (también llamada de interés prioritario) tiene un precio máximo de $51.640.190. Después del subsidio familiar de vivienda y una cuota inicial del 10% de la vivienda, el crédito hipotecario sería de unos 25 millones de pesos. Con el subsidio Frech la cuota mensual le podría quedar en 221.000 pesos, por lo cual una familia con ingreso de un salario mínimo podría acceder. La cuota probablemente le saldrá por menos de lo que pagar en arriendo actualmente.

- Una vivienda VIS (también llamada de interés social) tiene un precio máximo de $99.591.795. Si se opta por un crédito hipotecario a 15 años en UVR este sería aproximadamente de 69,7 milones de pesos y tendría una cuota mensual de alrededor de 618.000 pesos (con el subsidio de tasa Frech).

- Para una vivienda de precio superior a VIS también aplica un subsidio Frech que reduce la cuota mensual para el comprador de vivienda. Por ejemplo, para una vivienda de 121 millones de pesos, si se opta por un crédito hipotecario a 15 años este aproximadamente sería de 85 millones de pesos y tendría una cuota de alrededor de 976.000 pesos. Sin el subsidio Frech la cuota de ese mismo crédito podría llegar a 1.099.000 pesos. Por lo anterior, conviene pensar en comprar vivienda nueva en vez de usada.

La compra de la vivienda es una las decisiones más importantes que realiza una persona o grupo familiar
, por lo tanto es importante estar preparado y tener presente las necesidades del hogar, las opciones que hay en el mercado y los recursos que se pueden destinar a esta inversión. Los futuros compradores deben analizar la capacidad de ahorro y de crédito que poseen.

"En cuanto al ahorro para la cuota inicial, en términos generales, los compradores deben pensar en tener el 10% del valor de la vivienda cuando tienen subsidio, o del 30% cuando no lo tienen. Con respecto al crédito, la familia debe revisar la capacidad su pago mensual tomando en consideración su endeudamiento actual. Así mismo, es importante tener estabilidad laboral y económica, bajo endeudamiento financiero, buen comportamiento de pago en las deudas del sector financiero, real y telecomunicaciones (celulares), así como cancelar tarjetas de crédito que están sin utilizar ya que se tienen en cuenta como endeudamiento", explicó el presidente de Credifamilia.com.

Pardo Lanzetta agregó que “en momentos en los que la economía ha tenido dificultades, es aún más importante para los hogares dejar de lado compras y consumos innecesarios para enfocarse en inversiones sólidas y duraderas como la compra de una casa”.