40 millones de fumadores dejarían de inhalar humo | Negocios | Portafolio

40 millones de fumadores dejarían de inhalar humo

Gabriela Wurcel, vicepresidenta de Asuntos Corporativos para Latinoamérica y Canadá de Philip Morris International, explicó la transformación de la firma hacia el consumo de tabaco sin combustión.

Gabriela Wurcel

Gabriela Wurcel, vicepresidenta de Asuntos Corporativos para Latinoamérica y Canadá.

María Camila González / CEET

POR:
Portafolio
septiembre 18 de 2017 - 10:23 p.m.
2017-09-18

La industria del tabaco se está reinventando.

Los riesgos para la salud humana y la asociación del cigarrillo con una muerte cada seis segundos son algunos motivos por los que las tabacaleras, entre ellas Philip Morris International (PMI), están sumando esfuerzos para eliminar el uso del cigarrillo.

El debate sobre como afrontar esta situación se dio esta semana durante uno de los eventos que reúne a expertos y empresarios del sector en Nueva York para discutir los desafíos y oportunidades que tienen para sustituir la combustión del tabaco por otras alternativas.

Portafolio habló con Gabriela Wurcel, vicepresidenta de Asuntos Corporativos para Latinoamérica y Canadá de PMI, sobre los planes que tienen con el iQOS, dispositivo que introdujeron en marzo de este año al país.

¿Por qué PMI decidió incursionar con el iQOS, por primera vez en la región, en Colombia?

Es un país muy abierto a la innovación, donde entendemos que los fumadores realmente están buscando alternativas.

Además, también hay buena salud socioeconómica, está el proceso de paz y también tenemos condiciones mínimas, que nos permiten pensar que podemos tener éxito por el acceso de los consumidores.

Si la meta es reemplazar el cigarrillo, ¿cómo apuntarle a los que no pueden acceder a los mismos?

Es importante aclarar que este es un dispositivo que tiene mucha tecnología y eso explica su costo. Sin embargo, tenemos otros cuatro productos para tratar de satisfacer las necesidades y los intereses de los fumadores. Además, estamos innovando en el mismo iQOS para poder ofrecer mejores versiones de ese producto.

¿En qué consisten esos otros artículos?

Por ahora solo está iQOS. De esos cuatro, dos tienen tabaco que se calienta y no se quema, y con uno de ellos ya vamos a hacer pruebas en una ciudad. Los otros tienen nicotina, pero no tabaco, que son cigarrillos electrónicos y que estamos mejorando. Además, estamos trabajando en otra tecnología nueva que adquirimos del mismo profesor que inventó los parches de nicotina y la idea es ponerlos cuanto antes en el mercado.

¿Cómo ven en cinco años el mercado de los cigarrillos sin combustión?

Nosotros vemos que hay un interés y una preocupación muy grande de los fumadores por tener mejores alternativas, menos dañinas. Por eso, le apostamos a este modelo, que no solo creemos que es bueno para nosotros, sino también para la salud pública. Y es la primera vez que los intereses de Philip Morris coinciden con los de ese sector.

Hoy, hay tres millones de personas en el mundo que dejaron de fumar y usan iQOS. Nosotros queremos que para el 2025 haya 40 millones de consumidores que usen el nuevo dispositivo. Y ese es el número de fumadores que tiene hoy Latinoamérica y Canadá. Obviamente, esperamos que otras firmas tengan productos para que haya más oferta.

¿Cuánto han invertido en todo ese proceso?

Hemos invertido cerca de US$3.000 millones en investigación y desarrollo. Estamos también asignando unos US$1.700 millones más en reconvertir fábricas para producir estos artículos, y en construir otras. El interés de negocio está puesto, tanto así que este año el 70% de los gastos en investigación han ido a estos productos de riesgo reducido, y el 30% del total de gastos de comercialización, también va para dichos artículos sin combustión.

¿Con la incursión de estos productos, más gente entraría a fumar?

Ese es un punto muy importante. Esto solo va dedicado a fumadores que quieren seguir fumando; no es para los menores, los que quieran dejarlo, ni los que ya lo hicieron. Esta preocupación es tan grande que hacemos estudios antes y después de poner los productos en el mercado, para asegurarnos que la comercialización no atraiga a no fumadores.

La industria siempre ha tenido muchos enemigos, ¿cómo los enfrentan?

Hay un gran escepticismo, pero lo único que podemos hacer, con nuestros nuevos productos y visión, es basarnos en la ciencia. Tenemos una página web (PMI Science) con publicaciones de medios científicos y de universidades, y lo que siempre decimos es no confíen en nosotros, confíen en la ciencia.


María Camila González
marola@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido