A debate salidas para acabar con la inequidad en el país

El Cesa y la Fundación Hernán Echavarría alistan un foro en el cual discutirán los planteamientos del profesor Angus Deaton. 

Gabriel Echavarría

Gabriel Echavarría liderará el foro.

Archivo particular

Negocios
POR:
Portafolio
agosto 09 de 2016 - 07:37 p.m.
2016-08-09

Por estos días el país se debate entre la conveniencia o no que traería el proceso de paz con la guerrilla de las Farc. Si bien es prematuro asegurar que se llegará a un acuerdo final, y que este traerá consigo un plebiscito para refrendar los acuerdos entre el Gobierno y la insurgencia, el Colegio de Estudios Superiores en Administración (Cesa) y la Fundación Hernán Echavarría someterán a discusión los mecanismos que se implementarán, una vez alcanzada la paz, para garantizar la calidad de vida de los habitantes y de quienes ingresan a la vida civil.

Gabriel Echavarría, presidente de la fundación, comentó que los paneles que se desarrollarán en el foro confrontan los postulados de Thomas Piketty y Angus Deaton. La discusión contempla cuál es la realidad de la población en términos de desarrollo e igualdad, pero no a partir de los métodos tradicionales de análisis estadístico usados por los economistas, sino analizando la situación real de bienestar de las personas a través de sus condiciones físicas.

“Es decir, no se trata de analizar cuánta plata tiene una persona, sino cuál es su estado de salud, esto a partir de datos como la tasa de supervivencia de un niño entre los cero y los 15 años, la supervivencia de natalidad indica muy bien el estado de bienestar”, explica Echavarría.

Sostiene que en este aspecto se fundamenta gran parte del postulado de bienestar, ya que en el pasado las familias tenían muchos hijos en vista de que varios de ellos morían, y que a partir del control de natalidad se aprovecharon mejor los recursos para ofrecer a los miembros de una familia mejores condiciones de desarrollo.

“Los Gobiernos habitualmente lo que hacen es ofrecer recursos a la población, ejemplos como el Sisbén, Familias en Acción, y muchos otros, lo que hacen es generar dependencia. La gente lo que quiere es quedarse donde está para no perder los beneficios alcanzados. Lo que propone Deaton es que es más importante ayudar a la gente a salir del problema, de ahí que su libro se llame El gran escape, lo que quiere decir es que hay gente que escapa de la pobreza y otros que no pueden”, complementó el Presidente de la Fundación Hernán Echavarría.

Añade que Deaton, premio nobel de economía, asegura que el desarrollo y los cambios tecnológicos, así como el crecimiento económico general, generan desigualdad y de ahí surge la necesidad de ayudar a “salir adelante a quienes no logran dicho progreso. Pero esto no se cumple a partir de asignar recursos para subsidios porque está comprobado numéricamente que así no se logra cerrar la brecha”.

Esta postura de Deaton será contrastada en el foro ‘Crecimiento y Equidad’ con el planteamiento de Piketty, donde se parte de la base de que a los gobiernos deben llegar los recursos de los privados para que estos hagan un uso adecuado de dicho dinero, con el cual se buscará que se solucionen algunos de los problemas sociales que enfrente el país.

Explica Echavarría que “la burocracia, en todos los países, es una barrera para que se logre solucionar el flagelo de la pobreza debido a que los recursos se pierden entre el momento en que son asignados y el momento en que llegan al individuo y esto se debe principalmente a la corrupción”.

Añade que el acceso a la medicina es uno de los pilares más representativos para medir la desigualdad. Sucede igual con la educación, debido a que es a partir de esta que se logra superar la pobreza. Dice Echavarría que Colombia es un país con un muy bajo porcentaje de estudiantes con educación de formación, y esto se agrava debido a que quienes logran llegar a ese nivel buscan ser abogados, economistas o administradores y el país está en déficit de ingenieros mecánicos y otros afines, lo que les dificulta tener un mejor uso de las nuevas tecnologías que van llegando a la industria.

Argumenta que lo que se busca es ayudar a la gente a encontrar los mecanismos para mantenerse a sí misma sin ayuda del Gobierno. “Ese será un duro trabajo que tendrá Rafael Pardo como ministro para el Posconflicto. Es ahí donde juegan un rol fundamental las carreteras terciarias, no se trata de cuánta plata se destina para la construcción de la carretera, sino enseñarle al campesino a sacar provecho de ella para poder ir a los lugares donde podrá vender sus productos”.

Así mismo, añade que esta labor será no sólo del Gobierno, sino también de la empresa privada, la cual se verá beneficiada de que se logre reducir los niveles de desigualdad.
Finalmente concluye Echavarría que la eliminación de los subsidios se da mediante la sustitución. Es decir, “cuando quien lo recibe comienza a ver que hay posibilidades de tener un mejor ingreso a partir del progreso, estará en la constante búsqueda de cómo acceder a esas mejores condiciones, con lo cual podrá garantizar un mejor desarrollo para él y su familia”.

LA DISCUSIÓN SERÁ EN SEPTIEMBRE 

Los planteamientos de Deaton y Piketty se pondrán en discusión en el foro que se realizará el primero de septiembre.

Se espera la representación del sector empresarial del país. Los paneles contarán con la presencia de Rosario Córdoba, presidente del Consejo Privado de la Competitividad; Antonio Celia, presidente de Promigas; Angus Daton, premio Nobel de economía en 2015, y José Darío Uribe, gerente general del Banco de la República entre otros.

Así mismo, tras la discusión, los empresarios podrán acceder a una charla con el presidente Juan Manuel Santos para confrontar sus opiniones con las del mandatario y analizar el mecanismo que se podría utilizar en un eventual escenario de poscoflicto, que podría darse antes del fin de año.