A las cajas las quieren poner hasta a financiar carreteras

Adriana Guillén, presidenta de Asocajas, hace un llamado para que se prioricen las tareas y se conserve en la práctica la naturaleza parafiscal del aporte de las empresas.

Asocajas

Adriana Guillén Arango, presidenta ejecutiva de Asocajas.

Cortesía Asocajas

POR:
Portafolio
octubre 24 de 2017 - 10:24 p.m.
2017-10-24

Últimamente, a las cajas de compensación familiar se les ha planteado que aporten al posconflicto y que ayuden en la pavimentación de vías terciarias. Temas que, para estas entidades, se distancian de su objetivo original: con el aporte de los empresarios atender necesidades sociales de los trabajadores.

(Lea: A comienzos del 2018 iniciaría cobro unificado de peajes electrónicos)

Así lo señala Adriana Guillén Arango, presidenta ejecutiva de la Asociación Nacional de Cajas Compensación Familiar, Asocajas, gremio que realizará su Congreso Anual desde mañana en Cartagena. Dice que las entidades a su cargo están dispuestas a analizar con el Gobierno sus prioridades, pero sin perder la naturaleza parafiscal de los recursos que provienen de un aporte del 4% que hacen las empresas.

(Lea: Por retrasos, solo hasta el 2020 se sentiría el aporte de las 4G al PIB)

¿CUÁLES SON LOS MITOS QUE HAY EN TORNO A LAS CAJAS?

Hay muchos. El primero es que hacen con los recursos de los empleadores lo que quieren, que los directores de las cajas son como reyes que pueden disponer libremente de ese 4%. Y no hay un solo punto que no tenga una destinación específica y una regulación especial. Si hablamos de microcréditos, todo está regulado por la Superfinanciera y en salud está la Supersalud. También están la Supersubsidio, la Superindustria, la Contraloría y la Procuraduría.

Otro mito es que invierten demasiado en infraestructuras y muchos analistas consideran que deberían destinar recursos a otras cosas, no hacer este tipo obras de recreación y turismo. Pero lo cierto es que los programas nacen como una concepción integral del ser humano, desde hace más de 60 años, y no existe otro modelo igual.

¿CÓMO LAS VEN LOS TRABAJADORES?

Estudios muestran que las cajas son muy queridas por los trabajadores, pero cuando uno les pregunta de dónde vienen los recursos casi todos contestan que del Gobierno y otros responden que sienten que les descuentan de su salario para las cajas. Nadie sabe que ese es un aporte exclusivo de los empresarios.

¿CUÁLES SON LAS CIFRAS DEL SECTOR?

Este aporte llega a 28 millones de colombianos, más del 50% de la población. Es un apoyo muy eficiente de redistribución del ingreso. Solo el año pasado se entregaron subsidios y cuotas monetarias a 9 millones de trabajadores colombianos y, a través de ellos, a 11,3 millones de personas que integran su núcleo familiar. Eso, sin contar con todos los esfuerzos que se hacen por los fondos de vivienda y niñez, por ejemplo. Por esos fondos las cajas entregaron el año pasado 1,7 billones de pesos e impactaron a 8 millones de personas. Nuestra preocupación es que con ese 4% son cada vez menos los recursos que podemos emplear en los trabajadores remunerados.

¿CUÁL ES LA INQUIETUD?

Un parafiscal es un gravamen que impacta a un grupo económico y se devuelve a ese mismo sector. En este caso, son los empresarios y se retorna para que los recursos sean invertidos a sus trabajadores.

No obstante, cuando el Gobierno nacional empieza a tomar puntos del 4% para temas como niñez, vivienda y salud, por ejemplo, está reduciendo el número de beneficios que reciben los asalariados para trasladarlos a otros sectores de la población.

¿QUÉ PORCIÓN HAY PARA LOS ASALARIADOS DE ESE 4%?

Aproximadamente, hoy a los fondos del Gobierno se va entre el 42 y 43%, y del 56% a 57% se queda en los trabajadores.

¿QUIEREN INVOLUCRAR A LAS CAJAS EN OTROS PROGRAMAS?

Por ejemplo, en el tema del posconflicto. Las cajas quieren ayudar con todo el tema de la ruralidad y eso se debe hacer generando formalidad para los trabajadores del campo. Sin embargo, desde el Gobierno se nos pide que colaboremos con programas de reinserción de las personas que estaban en grupos armados al margen de la ley. Eso es muy importante, pero ¿por qué con los recursos de las cajas?

Se nos solicita que colaboremos con la pavimentación de las vías terciarias; sin embargo, de nuevo ¿por qué con los recursos de las cajas? Son ideas que han surgido y que estamos debatiendo. Hacemos un llamado respetuoso y cordial a que nos sentemos a conversar para definir dónde están las verdaderas prioridades, sin perder el foco del sistema que son los trabajadores y sus familias. Las cajas están en capacidad de afrontar muchos desafíos y queremos aportar. No es que tratemos de desmontarnos, queremos hacer las cosas desde nuestros objetivos.

¿QUÉ DICEN LOS EMPRESARIOS QUE PIDEN MENOS COSTOS LABORALES?

Ha sido una bandera de los empresarios disminuir los costos laborales y lo han logrado. Y es importante señalar que al reducir aportes al ICBF o al Sena, por ser de naturaleza pública, se deben mantener con recursos del Presupuesto, en caso de que se suprimiera el aporte empresarial. Esas entidades no van a parar. La pregunta es ¿si se suprime el 4%, quién va a asumir el salario social de esos trabajadores? No he escuchado a ningún empresario que presente alguna objeción frente al trabajo de las cajas, lo valoran.

¿QUÉ HACEN PARA QUE ESAS PREOCUPACIONES LAS ESCUCHE EL GOBIERNO?

La idea es presentar un plan de acción para que mostremos dónde estamos interesados en trabajar, cómo podemos hacerlo y, sobre todo, para plantear propuestas, porque los gremios tenemos la tendencia a ser reactivos y lo importante es ser proactivos.

Siga bajando para encontrar más contenido