Acemar tiene el primer producto certificado C2C en Latinoamérica

La línea ‘Domus’ obtuvo la acreditación. La marca contó con la asesoría de la Universidad EAN en Bogotá y de la compañía Eco Intelligent Growth.

Acemar

El producto se adapta las necesidades del cliente, gracias a su versatilidad.

Foto EAN

POR:
Portafolio
junio 21 de 2018 - 08:39 p.m.
2018-06-21

En días pasados, el Cradle to Cradle Products Innovation Institute certificó el primer producto colombiano y de Latinoamérica que puede demostrar que ha implementado la Economía Circular en su proceso de producción. Se trata de la línea Domus, de la compañía Triplex Acemar, la cual propende por la conservación del medio ambiente y la sociedad desde su concepción.

Esta certificación se dio gracias al acompañamiento del Hub C2C de la Universidad EAN y de la firma Eco Intelligent Growth (EIG), única organización de habla hispana acreditada para evaluar productos mediante el programa Cradle to Cradle Certified.

La línea Domus ofrece modelos de techos y paredes de madera, decorativos y acústicos, que integran la versatilidad natural de este material con la tecnología. “Esta certificación nos da valor agregado para competir en el mercado. Gracias a esta, tendremos más facilidades para exportar a países como Perú, Ecuador y Panamá. El reto ahora es certificar todas nuestras líneas, teniendo en cuenta los parámetros de evaluación (materiales saludables, diseño para el ciclado, gestión del agua, uso de energías renovables y equidad social)”, asegura Sandra Patricia Sotelo, quien lideró el proceso desde Triplex Acemar S.A.S.

Cradle to Cradle es, por oposición a ‘Cradle to Grave’ (de la Cuna a la Tumba), una manera de idear y diseñar, de forma que los elementos que componen los productos, puedan ser debidamente analizados y plenamente reaprovechados. La finalidad de esta corriente es la generación de abundancia, evitando el desperdicio.

Para la Universidad EAN, C2C es la mejor manera de tangibilizar la Economía Circular; es decir, volver realidad los principios de aprovechamiento de recursos, la reutilización de los elementos y la implementación de medidas que traen competitividad a las empresas y mejoras para los consumidores.

“Gracias a nuestra gestión, Acemar entendió que la sostenibilidad consiste en apostarle al mejoramiento continuo, no solo desde el discurso, sino desde una verdadera transformación de la forma en que concebimos nuestros productos y procesos”, explica José Alejandro Martínez, director del Departamento de Sostenibilidad del Instituto para el Emprendimiento Sostenible y líder del Hub C2C de la Universidad EAN, que conecta a las empresas con los mercados emergentes.

De hecho, varios países y compañías han venido incorporando la Economía Circular a sus modelos productivos en los últimos años, con excelentes resultados. Para el 2016, los productos especializados de este mercado facturaron más de US$ 16 billones a nivel mundial.

LA TRANSFORMACIÓN

Desde hace seis años, la Universidad EAN se ha enfocado en tres líneas de acción para hacer extensivo este modelo.

1. Formación. A través de cursos especializados y cátedras abiertas.

2. Promoción de la Economía Circular. Se han generado estrategias para que la EC tome impulso en el país. Esto, a través del Hub C2C y de la consultora EAN Consulting.

3. Generación de alianzas. Con el fin de visibilizar la EC, se ha trabajado de la mano de entidades como la Andi, el Departamento Nacional de Planeación (DNP), el Consejo Colombiano de Construcción Sostenible, y los ministerios de Comercio, y de Vivienda.

EDIFICIO CON EL CONCEPTO


La Universidad empezó la construcción del EAN Legacy, el primer edificio colombiano inspirado en el concepto C2C y diseñado por el arquitecto William McDonough, líder global en el desarrollo sostenible y uno de los creadores de esta filosofía.

“Muchas actividades productivas en Colombia ya están inmersas en buenas prácticas; sin embargo, no lo están haciendo visible y, por lo mismo, se están perdiendo oportunidades como esta, que no solo se traduce en un reconocimiento, sino que les ayuda a dar un salto exponencial y a participar en nuevos mercados”, concluye Martínez, quien además anticipa que vendrán más certificaciones C2C para productos nacionales.

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido