Altos directivos colombianos, en deuda con la tarea digital

Una encuesta de Eada y EY concluye que a los empresarios les falta aprovechar las herramientas tecnológicas para asuntos estratégicos relacionados con sus negocios.

Ger

El estudio muestra que existe un alto nivel de conocimiento y comunicación digital.

123rf

POR:
Portafolio
noviembre 17 de 2017 - 08:19 p.m.
2017-11-17

Los máximos directivos de las empresas colombianas todavía ven a la distancia los temas relacionados con la transformación digital, pese a la importancia que tienen para el desempeño de las organizaciones y el liderazgo que demanda de ellos.

(Lea: Ejecutivo: un título reservado para quienes generan alto valor)

Esa es la principal conclusión de una investigación que mide la madurez digital de los empresarios, y que tiene como punto de partida una encuesta a 400 de ellos de diversos sectores y tamaños.

(Lea: Gerentes ganan 25,6 veces el salario de los operadores)

El estudio “Nivel digital directivo en Colombia” fue realizado por Eada Business School Barcelona y EY Colombia, y dirigido por el académico y consultor Ramón Costa, quien explicó a Portafolio los resultados.

Teniendo en cuenta que quien debe liderar el cambio en las compañías es la alta dirección, la investigación indagó el nivel de compromiso, influencia y participación de esa figura en la toma de decisiones que impactan en el plano digital.

En ese sentido, apunta Costa, se constató que en las empresas colombianas quien lidera los cambios digitales está al frente del área de tecnología.

Ese es el caso del 32% de las firmas consultadas, en tanto que otro 26% la dirección general ya asume esas tareas.

Otras compañías prefieren que los planes digitales hagan parte de las funciones del departamento de mercadeo, del área comercial, del de innovación y desarrollo o hasta del de recursos humanos. (Ver gráfico).

Cuando se les preguntó sobre su nivel de madurez digital, el 41% declara un alto nivel de competencias digitales, 42% considera que es medio y 17% afirma que posee un bajo nivel.

En el momento que se autodiagnostican sobre sus habilidades digitales la nota de los empresarios es de 6,5 sobre 10, pero en el estudio el resultado es de 5,9, lo cual demuestra el camino que les falta recorrer para liderar y comandar una transformación digital a fondo que compromete presupuestos importantes.

Todavía falta que las compañías interioricen que los asuntos relacionados con la transformación digital tienen que ver con toda la organización. Aquí todavía se piensan en las herramientas solamente, más que en la estrategia”, anota el experto. A su juicio, ese fenómeno no se puede interpretar como un rezago sino como un paso dentro de la evolución que siguen las organizaciones colombianas. Esa, la de tecnología, puede ser el área natural para comenzar a abordar estas políticas, insiste Costas.

LAS FORTALEZAS

Una situación que evidencia esta investigación es que los altos directivos conocen todas las herramientas y tecnologías digitales, pero en muy pocos casos dicen que aplican su uso de manera habitual, perdiendo el valor que aportan.

“Estamos en una fase de exploración pero todavía no hemos llegado a su “integración”, concluye Ramón Costa.

Al identificar el estado de las políticas en el campo digital, destaca cómo siete de cada diez ejecutivos expresan que se han preocupado para que su compañía tenga un entorno seguro para el intercambio de información y/o de transacciones en la relación con clientes y proveedores.

En otra respuesta, 4 de cada 10 señala que su compañía ha establecido una estrategia multicanal para conversar digitalmente con clientes y/o proveedores.

En general, Costa manifiesta que el estudio encuentra que entre los líderes de las organizaciones sobresale el desarrollo de las habilidades más operativas y de uso individual, todo lo contrario de las habilidades de aplicación que buscan un uso estratégico en las empresas con orientación al cliente.

Hasta el momento, los empresarios están familiarizados con el aprovechamiento de herramientas para trabajar en distintos lugares y de manera sincronizada. Esto tiene que ver con el manejo de correos, documentos y agenda, entre otros.

También tienen habilidades para comunicarse con el equipo o sus colegas, mediante herramientas digitales y distinguir la más adecuada en cada momento, con el lenguaje correspondiente.

Otra fortaleza tiene que ver con la capacidad de buscar de manera eficiente en internet aplicando herramientas avanzadas.

El otro factor en el que tienen un terreno ganado es en el uso de protocolos, recomendaciones o precauciones para trabajar de manera más segura.

POR DESARROLLAR

El estudio de Eada y EY identifica los puntos débiles de los ejecutivos a la luz de la encuesta.

En primer lugar, dice que falta trabajo de los altos directivos colombianos para conocer y familiarizarse con la aplicación de lo que se consideran las nuevas tecnologías.

Se hizo un ejercicio en el que se les preguntó si conocían algunas herramientas o procesos y si la usaban de manera frecuente en su día a día o de forma puntual.

Deben conocer más en temas como internet de las cosas, big data, inteligencia artificial, realidad virtual o realidad aumentada, con el fin de que sus empresas le saquen partido a estas modernas herramientas tecnológicas.

Costa dice que muchos empresarios aún están en el ejercicio de comprender esos adelantos.

También es importante utilizar y seguir indicadores de reputación social de la empresa, de su competencia y del sector al que pertenecen.

Es crucial que los gerentes o presidentes se preocupen por definir una marca personal para gestionar de manera acertada el perfil profesional en la red.

Destaca igualmente, la importancia de monitorear y seguir la actividad de los clientes y sus necesidades a través de herramientas digitales.

Se le recomienda también una participación más activa en las redes sociales corporativas internas de la organización.

Igualmente, llama la atención sobre la importancia de agilizar procesos y actividades ‘no estructuradas’ de la organización.

En la medición de las habilidades digitales, se ven varios aspectos con baja calificación, relacionados con el uso de la tecnología con fines estratégicos y del negocio. (Ver gráfico)

Ese es el caso de liderazgo en red, visión estratégica y orientación al cliente, explica el experto Ramón Costa.

Al respecto, Juan Fernando Olier, líder de transformación digital de EY, Colombia, dice que el hecho de que las herramientas digitales no se aprovechen al máximo en esas competencias, está relacionado con la tarea pendiente que tienen los máximos responsables de las empresas para estar de lleno en estos temas.

“Por eso es que las transformaciones grandes de las compañías no las vemos todavía. Los grandes cambios de las empresas tienen que ver con tener una clara visión estratégica de la compañía, con orientación al cliente y, después en la ejecución hay cumplir con el trabajo en red”, plantea.

Siga bajando para encontrar más contenido