Ampliación de El Dorado estaría lista a partir de julio

El presidente de la firma Odinsa dice que desde el segundo semestre la terminal tendrá capacidad para mover 43 millones de pasajeros anuales.

Así es el nuevo muelle nacional de El Dorado

Ana María García / Portafolio

POR:
Sebastián Londoño V.
marzo 28 de 2017 - 07:52 p.m.
2017-03-28

Las obras de ampliación del aeropuerto El Dorado de Bogotá, a cargo del concesionario Opain y presupuestadas para estar listas en enero del 2018, quedarán a disposición de los usuarios locales y extranjeros a partir del segundo semestre del presente año.

(Lea: Por segundo año consecutivo, El Dorado fue elegido como el “Mejor Aeropuerto de Suramérica”)

Así se lo confirmó a Portafolio Mauricio Ossa, presidente de Odinsa, firma de la cual hace parte Opain. A su vez, estas dos empresas son filiales del Grupo Argos, el cual adquirió el 98,55% de la participación accionaria de Odinsa a finales del año pasado.

Así las cosas, entre los próximos julio y agosto de este año serán dadas al servicio las obras restantes de la ampliación de la terminal, y que tuvieron una primera entrega a principios de marzo. En este sentido, el aeropuerto de Bogotá contará con 41 posiciones de abordaje y pasará a tener 224.000 metros cuadrados de área.

(Lea: Estas son las nuevas obras que dejó la ampliación del Aeropuerto El Dorado)

Estas obras las terminaremos de entregar a mediados del presente año y han sido realizadas, con base al contrato de concesión y a la figura de obras complementarias que en este se incluyen”, agregó Ossa.

ALCANCE Y PORTAFOLIO

Así las cosas, este puerto aéreo de la capital colombiana llegará a movilizar, cada año, 43 millones de pasajeros, cifra que hoy en día asciende a 31 millones. Igualmente, la ampliación traerá consigo más locales comerciales, salas VIP y sitios de parqueo, los cuales son insuficientes actualmente, si se tiene en cuenta que el carreteo (desplazamiento en pista) es mayor a los tiempos en algunos vuelos.

En este misma línea, el presidente de Odinsa señaló que, a partir del segundo semestre de este año, la terminal capitalina mejorará su cobertura de internet WiFi, y las salas de Duty Free (comercio libre de impuestos) también serán entregadas para estas mismas fechas. Estos locales comerciales fueron adecuados tras la liquidación del contrato con la empresa La Riviera, en agosto del 2016, que fue acusada de blanqueo de capitales de narcotráfico y de grupos terroristas, lo cual la llevó a ser incluida en la Lista Clinton.

“Siempre que una empresa es señalada de este tipo de delitos, las cláusulas del contrato nos permiten caducarlo, y así lo hicimos. Por ende, casi instantáneamente abrimos la nueva licitación y el contrato para comercializar estas zonas lo obtuvo un consorcio conformado por las empresas Dufry International AG –que será el operador formal– y la empresa DFASS, filial de la estadounidense Travel Retail Group Holdings”, indicó Ossa.

Así las cosas, Dufry llegará a competir con las tiendas Attenza, con lo cual El Dorado podría albergar tiendas de talla internacional como Chanel, Michael Kors, Victoria's Secret, Estée Lauder, Dior, Giorgio Armani y Paco Rabanne, entre muchas otras.
Por esto, el presidente de Odinsa destaca que “la infraestructura de El Dorado estrenará portafolio de comercio ampliado, tanto de tiendas locales como extranjeras”. Y es que, además de lo ya mencionado, el área de comida tendrá dos nuevas plazas, con áreas de más de 4.280 metros cuadrados.

MAYOR PARTICIPACIÓN

El tema no termina allí, pues El Dorado es apenas una de las seis grandes concesiones donde Odinsa tiene participación. Además, está presente en las construcciones de la malla vial del Meta y de la Autopista para la Prosperidad ‘Pacífico II’ (que conectará, con doble calzada, a los municipios de La Pintada y Bolombolo).

También, cuenta con los proyectos de Autopistas del Café (Armenia - Pereira - Manizales), las Autopistas del Nordeste (en República Dominicana) y la concesión del Aeropuerto Mariscal Sucre (en Quito, Ecuador). Este panorama llevó entonces a que, con la llegada del Grupo Argos –como casa matriz–, Odinsa vendiera pequeñas tajadas en otros proyectos del país, para obtener mayorías en los consorcios previamente mencionados.

Con la reciente compra del Grupo Argos, la organización adoptó la estrategia de reorganización del portafolio, de modo que nos concentramos hacia unos proyectos y no varios. Esto, con el fin de gestionar nuestros activos de acuerdo con los estándares de gobierno y de que nos sea más fácil efectuar tareas dentro de los proyectos”, destacó el directivo, quien agregó que, desde ahora, solo se enfocarán en grandes concesiones ya sean viales o aeroportuarias, para lo cual ya tienen en la mira varios países de la región.

Esto último, como programa estratégico planteado desde la casa matriz, y con el fin de crecer fuera de las fronteras colombianas. Incluso, agrega Ossa, se trata de un plan macro de la firma, la cual recibió el año pasado utilidades por $670.201 millones. Esto último, llevó también a que la Asamblea aprobara el reparto de dividendos, que será de $484,58 por cada acción.

Sebastián Londoño V.
seblon@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido