Así han evolucionado las tiendas de barrio en el país

Estos establecimientos ya reciben otros medios de pago diferentes al efectivo y han tecnificado sus procesos. Vea por qué los clientes los siguen escogiendo.

Tiendas

En las tiendas se puede vender y consumir licor.

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
noviembre 22 de 2017 - 05:01 p.m.
2017-11-22

No hay D1, Justo & Bueno, Éxito, Jumbo ni Price Smart que las destronen. Las tiendas de barrio siguen siendo las preferidas por los colombianos a la hora de comprar.

De acuerdo con estudios técnicos de Fenalco, cerca del 65% de los productos que consumen los colombianos son comprados en estos establecimientos, que han venido tecnificando sus procesos para ofrecerles un mejor servicio a sus clientes.

(Lea: A los colombianos les gusta ir a las tiendas de barrio porque les fían). 

Las razones por las que la gente sigue prefiriendo estos locales comerciales son varias y todas de una simplicidad que asombra.

Una de ellas es porque fían. Eso no ocurre en ninguna otra plataforma de comercio, pese a que otras, quizás, ofrecen precios más baratos.

Otro motivo tiene que ver con que todavía a los colombianos les gusta la cercanía con el tendero. “A los colombianos les gusta que el señor de la tienda los saluden por el nombre, que les pregunten cómo están sus familias y sentir esa cercanía”, dice Luis Manuel Faviani, gerente comercial de Servinformación, empresa que actualmente adelanta un gran censo nacional en los establecimientos de comercio para determinar cuál es la tendencia de consumo en el país.

(Las tiendas de barrio, peluquerías y restaurantes, los negocios que mandan en Colombia). 

Este censo se realiza en 20 ciudades, en donde los investigadores recogen información a través de observación y entrevistas con los tenderos.

De acuerdo con Faviani, gracias a este censo se ha identificado cómo han evolucionado estos establecimientos comerciales.

Uno de esos cambios es que ya varias tiendas tienen medios de pago diferentes al efectivo, como tarjetas de crédito y débito, lo que ha atraído muchos clientes, que cada vez más utilizan el plástico para pagar.

Así mismo, las tiendas de barrio han venido tecnificando sus procesos y es común que al entrar a una de ellas, sin importar el estrato socioeconómico, tengan lectores de códigos de barras, softwares que ayudan a llevar la contabilidad y otras herramientas, que mejoran la calidad del servicio y facilitan el trabajo del tendero para que dedique más tiempo a la atención al cliente.

También se nota que las tiendas ofrecen más variedad de licores, productos saludables y opciones para la lonchera de los niños, productos muy demandados por los consumidores.

De igual forma tienen más productos refrigerados y han variado también en los servicios como los domicilios.

NO CHOCAN CON NADIE

Si bien, la llegada de algunas marcas de supermercados y tiendas de conveniencia apretó un poco el mercado, aún existe un amplio margen de crecimiento para las tiendas de barrio y otros establecimientos.

Según Faviani, grandes cadenas y marcas necesitan de las tiendas de barrio y las ven como aliadas, más que como competencia.

“Este tipo de establecimientos paga a sus proveedores en efectivo, lo que le da flujo de caja a las grandes cadenas en la que compran los tenderos, quienes casi siempre paga de contado”
, agrega Faviani.

De acuerdo con el censo de Servinformación, por cada 100 negocios hay 22,2 tiendas y éstas casi triplican a los siguientes segmentos de los negocios de barrio, que son las peluquerías y los restaurantes, cuya cuota es de 8,4 y 8,1 puntos por cada centenar.

Según Fenalco, en Colombia existen más de 720.000 tiendas de barrio de todo tipo de comercio, como panaderías, salones de belleza, papelerías y misceláneas, de los cuales 215.000 son tiendas tradicionales que manejan unas 45 categorías diferentes de productos, como la canasta básica, dulces y bebidas.

Este censo también arroja que los pet shops y veterinarias son los modelos de negocios que más han aumentado en los últimos años. En la actualidad existen aproximadamente 2.700 establecimientos en el país. Esta tendencia se debe a que seis de cada diez familias cuentan con alguna mascota en su casa.

En contraste, la creación de negocios como los café internet y cabinas telefónicas se ha visto frenado debido a que el acceso a internet en los hogares colombianos es cada vez es más común. En apenas cuatro años se presentó una reducción de estos locales del 58% a nivel nacional.

Javier Acosta
@javaco18
Portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido