Aumentan las opciones de crédito para las pequeñas y medianas empresas

Las solicitudes de crédito de las pymes han aumentado en los últimos años entre 1 y 4%, gracias a mejores condiciones de acceso y garantías. 

Pymes bbva3

Asobancaria ha creado mecanismos de inclusión financiera que brindan a las pymes más opciones para acceder a la financiación.

Negocios
POR:
Portafolio
septiembre 04 de 2016 - 06:54 p.m.
2016-09-04

Teniendo en cuenta que las pequeñas y medianas empresas (pymes) representan el 90% de la estructura empresarial de Colombia y generan el 67% de empleo, según datos del Ministerio de Comercio, el sector bancario ha diversificado las opciones de financiación para éstas, dando mayores ventajas en términos de accesibilidad, e impulsando su crecimiento y expansión en el mercado.

Según el informe de la Gran Encuesta Pyme de Anif, el porcentaje de solicitudes de crédito al sistema financiero registró un aumento de seis puntos porcentuales en el segundo semestre de 2015, comparado con el mismo periodo del 2014, al ubicarse en 46%, gracias principalmente a que las solicitudes de las pequeñas y medianas empresas incrementaron entre uno y cuatro por ciento respectivamente.

Estos datos permiten ver, de acuerdo con Rosmery Quintero - directora ejecutiva de Acopi-, cómo ha mejorado la oferta financiera para las pymes. “Hemos visto mayor interés del sector bancario por aumentar el portafolio de servicios para las pequeñas y medianas empresas, no solo con líneas de crédito tradicionales, sino con otras herramientas que permiten la financiación”, dijo.

AMPLIAS POSIBILIDADES

Se destacan figuras de crédito como leasing, factoring y confirming, créditos agroindustriales y agropecuarios, financiación en moneda extranjera para exportadores e importadores, entre otros vehículos de financiación disponibles para las pymes. Al respecto, Asobancaria señala que “se trata de herramientas financieras que surgieron dadas las necesidades de cubrir con el menor riesgo posible la demanda de liquidez y financiamiento para inversión y, a su vez, disminuir el costo de endeudamiento”.

Tan solo en leasing y factoring, se ha logrado un avance significativo en los últimos cuatro años; es así como para el segundo semestre de 2015, del total de las pymes que solicitaron fuentes alternativas de financiación respecto al crédito tradicional, el 3% recurrió al factoring y el 7% al leasing. Sin embargo, Asobancaria señala que aún hay desconocimiento de los empresarios sobre tipo de financiación, razón por la cual siguen siendo poco utilizadas.

De otro lado se encuentra la oferta de servicios financieros tradicionales, que ofrece líneas de crédito para capital de trabajo, líneas especiales y proyectos de inversión, para mencionar las más comunes. La mayoría de los bancos brindan financiación a corto, mediano y largo plazo, que van entre 90 días y siete años, con beneficios como financiación inmediata, cuota fija única durante la vigencia del crédito y facilidad para el pago de la cuota a través del servicio de débito automático, entre otros.

A propósito, Rosmery Quintero afirma que esto se da por la falta de capacitación en el tema de financiación. “Hemos identificado que las personas que están a cargo de los procesos internos de financiación en las pequeñas y medianas empresas, tienen un desconocimiento por los procesos y las formas de negociación para los créditos y la adquisición de recursos”, afirma.

Ante esta afirmación, la banca colombiana se ha encargado, a través de Asobancaria, de crear mecanismos de inclusión y educación financiera para brindar a las pymes mejores opciones de acceso a la financiación. Destaca el programa ‘Formación Empresarial’ de Bancóldex, que ofrece líneas para capacitar a los empresarios, mejorar su gestión, el desempeño y la competitividad de las compañías.

OTRAS OPCIONES 

En los últimos años Colombia ha trabajado en la masificación de los servicios financieros para las pymes, es así como en 2006 se creó el programa ‘Banca de las Oportunidades’, que brinda las condiciones necesarias para promover su acceso a los servicios financieros. Este programa es administrado por Bancóldex y en él participan los bancos, compañías de financiamiento, cooperativas y cajas de compensación, que ofrecen sus servicios de financiación.

Según la Banca de Oportunidades, entre agosto de 2010 y diciembre de 2015 se desembolsaron 12.571.317 créditos por un valor de 40,6 billones de pesos. En tanto, las cifras del 2016 señalan que solo en microcréditos se giraron 795.737 millones de pesos, mientras que para el segmento comercial, la banca ha desembolsado 13.509.755 millones de pesos.