Bavaria logra semilla colombiana de cebada

El año pasado productores de Boyacá cultivaron 2.800 hectáreas y la meta es comprar producción de 9.000 hectáreas en el 2020.

Cebada maltera

La capacitación de los productores será crucial para lograr mayores rendimientos.

Cortesía Bavaria

POR:
Portafolio
febrero 06 de 2018 - 09:42 p.m.
2018-02-06

Bavaria anunció la introducción de la semilla Explorer, apta para producir cerveza industrial competitiva en el país, tras nueve años de investigaciones.

(Lea: Estos fueron los 12 jóvenes que ingresaron a Bavaria gracias a su programa cazatalento)

Anteriormente, dado que en Colombia no existían cultivos de cebada para la producción de cerveza industrial, la cervecera importaba la cebada de países como Canadá y Argentina.

(Lea: Las cervezas artesanales, un negocio que pide más participación en Colombia)

Según la empresa, con la nueva semilla se logró cultivar el año pasado un total de 2.800 hectáreas de cebada maltera, que dieron un rendimiento óptimo, beneficiando a 242 agricultores de Boyacá, con lo que se logra de paso promover el desarrollo y la tecnificación del campo colombiano.

La meta de la compañía, a 2020, es comprar cebada de 9.000 hectáreas cultivadas.

Este proyecto productivo, que se inició en el 2009, ha implicado una inversión de un millón de dólares. Parte de esos recursos han servido para recuperar el Valle de Iraca en Tibasosa, Boyacá, y construir la estación experimental de cebada en la zona de Cundinamarca y Boyacá.

La empresa también compró maquinaria que este año será utilizada para capacitar uno a uno a todos los agricultores en el uso adecuado de los equipos y así garantizar un alto nivel de productividad.

Está previsto para este año una inversión de otro millón de dólares en clusters de maquinaria y tecnología, para facilitar la labor de los agricultores de la región. El próximo viernes la compañía inaugurará oficialmente en Tibasosa, Boyacá, una estación experimental y de capacitación para el cultivo de cebada maltera competitiva en Colombia.

Esta estación en el Valle de Iraca tendrá como objetivo realizar procesos de desarrollo e investigación en semillas, productividad y buenas prácticas agrícolas.También debe servir como centro de capacitación para los agricultores de Boyacá en este proceso de industrialización, para producir cebada cervecera competitiva.

El evento contará con la presencia del Gobierno Nacional, gubernamental, directivos de Bavaria y agricultores de la región. La inversión en investigación y desarrollo en Colombia es una cuarta parte de la de países desarrollados donde alcanza cerca del 2% de su Producto Interno Bruto.

A pesar de ser uno de los grandes productores agrícolas, Colombia importa en su totalidad el ingrediente principal de la cerveza, la cebada.

Hoy el país cuenta con un centro de experimentación y capacitación que logró introducir una semilla que se adapta a los campos y clima del país, un proyecto que también le enseña a los campesinos de Cundinamarca y Boyacá las mejores prácticas agrícolas y les facilita el acceso a tecnología para sus cultivos.

Sobre el logro de la compañía, Ricardo Moreira, presidente regional y de Bavaria, expresó que “Colombia es uno de los países considerados como reserva agrícola del mundo. Queremos aprovechar ese potencial y apostarle a un sector prometedor para el futuro y el progreso de nuestro país. Conscientes del compromiso que tenemos como compañía colombiana con el campo nacional, nos dedicaremos los próximos años a que este proyecto salga adelante. Este no solo impulsará la productividad agrícola del país, sino que dinamizará y fortalecerá la economía de la región”.

Para la compañía, el trabajo con las comunidades resulta un factor determinante en su negocios, según afirmó el directivo.

Igualmente, señaló la importancia de elaborar “productos colombianos para colombianos, esto implica tener parte de nuestra producción de cerveza con cebada nacional.

Nuestra expectativa es que cientos de campesinos que hoy viven principalmente de la papa, puedan encontrar en la cebada un cultivo rentable adicional, que les permita mejorar su calidad de vida, al mismo tiempo que Bavaria le ofrece a los consumidores un producto con cebada 100% colombiana”.

A su juicio, el impacto principal de este proyecto es mejorar la calidad de vida de las familias campesinas.

“Esto lo estamos logrando con un cultivo rotativo como la cebada que no solo se convierte en un ingreso adicional, sino también en el complemento perfecto de los cultivos tradicionales de la zona. Creemos en darles la oportunidad a los agricultores de desarrollar su profesión de la mano de un aliado comercial comprometido con el desarrollo sostenible del campo y del país como es Bavaria”, expresó Moreira.

Colombia tiene potencial agrícola, pero aún enfrenta grandes desafíos.

Según el último Censo Agropecuario, el 83% de los agricultores no cuenta con maquinaria y un porcentaje igual dijo no disponer de infraestructura agropecuaria.

Siga bajando para encontrar más contenido