El 'Black Friday' cambió este año en Estados Unidos, ¿por qué? 

El número de consumidores aumentó, pero la cantidad media gastada cayó un 3,5 por ciento hasta los US$289, incluyendo las compras físicas y online.

Black Friday

Las tendencias de compra durante Black Friday en Estados Unidos mostraron un nuevo comportamiento de los clientes.

Reuters

Negocios
POR:
Portafolio
noviembre 28 de 2016 - 05:48 p.m.
2016-11-28

Los consumidores ahorradores en Estados Unidos escogieron con cuidado entre los descuentos del Black Friday durante el fin de semana de cuatro días, dejando a los vendedores con menos dinero en sus registros y un tibio inicio de la temporada prenavideña.

Aunque el número de consumidores aumentó durante el fin de semana, la cantidad media gastada cayó un 3,5 por ciento hasta los US$289,19, incluyendo las compras físicas y online, según datos de la Federacion Nacional de Minoristas (NRF, por sus siglas en inglés).

Los consumidores gastaron US$299,60 en 2015, según el grupo de comerciantes, que basa sus cifras en sondeos llevados a cabo por Prosper Insights & Analytics. El fin de semana se caracterizó por fuertes rebajas y una oscilación a favor del comercio electrónico, lo cual se tradujo en menos aglomeraciones en los centros comerciales.

Un 44 por ciento de los consumidores llevó sus compras a cabo en internet, frente a un 40 por ciento en las tiendas físicas. En ambos casos, muchos de ellos solo buscaban una cosa: una buena rebaja.

"Más de un tercio de los compradores afirmaron que el 100 por ciento de sus compras estaban rebajadas", ha declarado el director ejecutivo de la NRF, Matthew Shay, en un comunicado.

Esto ha supuesto un incremento de más del triple con respecto al año pasado, lo que pone una nota sombría en el resto de la temporada prenavideña, el principal periodo de ventas en todo el año para los minoristas.

Aunque el número total de compradores durante el fin de semana del Black Friday creció un 2 por ciento, hasta los 154 millones, su rechazo a gastar tanto podría reavivar las preocupaciones sobre la ralentización de la economía minorista.

Las empresas han estado intentando reponerse de una temporada preelectoral polarizada que, consideraban, ha obstaculizado que los consumidores realizaran compras.

Esperaban que un comienzo fuerte de la temporada de compras prenavideñas diese un impulso al sector.

CON LA RECESIÓN EN MENTE...

Pero los minoristas también lidian con una oscilación a más largo plazo hacia la búsqueda del ahorro, que ha sido ayudada por la tecnología. "Hay una confluencia de factores aquí", explicaba Shay en una conferencia telefónica el domingo. "Desde la recesión, hemos tenido unos consumidores mucho más conscientes del gasto. En los últimos seis o siete años, la gente ha sido mucho más cuidadosa con las compras que ha hecho. Y esto ha coincidido con la capacidad de acceder a la información de una forma muy transparente, debido a la existencia de los teléfonos inteligentes y a los precios facilitados por la tecnología".

Además, el comercio electrónico ha reducido la necesidad de comprar regalos en el mismo fin de semana del Black Friday. Los vendedores en la red están haciendo más promociones, tanto antes como después del periodo de cuatro días.

EBay Inc., por ejemplo, animó a quienes viajaban por 'Acción de Gracias' a comprar durante el trayecto desde sus teléfonos móviles, denominando la acción "Miércoles Movil".

El fin de semana del Black Friday va seguido del Cyber Monday, un impulso para los compradores electrónicos. Más de 122 millones de consumidores planean participar, uno más de los 121 millones del ano pasado, segun la NRF.