Extranjeros miran opciones en procesados y bebidas en Bogotá

El aumento de la clase media y de restaurantes y centros de distribución, convierte a la ciudad en foco de empresas foráneas que quieren expandirse.

Las utilidades de Femsa caen 40,5%

Archivo Portafolio

Negocios
POR:
Portafolio
junio 19 de 2016 - 10:51 p.m.
2016-06-19

En menos de tres años, Colombia ha adquirido un importante protagonismo en América Latina en el sector de alimentos procesados y bebidas.

Con el crecimiento de la clase media del país y un incremento en el poder adquisitivo de la población, la base de consumidores para este sector ha aumentado y comienza a revelar gustos y tendencias de consumo global: búsqueda de alimentos más saludables, de alta calidad, con denominaciones de origen y valores agregados.

Gaseosas endulzadas con estevia, galletas con quinua y semillas de chía, pasteles y yogures con pedazos de fruta naturales, alimentos producidos con ingredientes orgánicos o libres de gluten: todos responden a un creciente interés del consumidor colombiano por tener un estilo de vida sano y mayor control del peso.

El cambio en el ritmo de vida en las grandes ciudades colombianas, que implica más horas de trabajo y dificultades en la movilidad interna por el tráfico, ha impulsado de igual forma el consumo de alimentos afuera del hogar, ampliando la oferta de pastelerías y cafeterías, restaurantes y diferentes formatos que presentan opciones variadas para todas las comidas y que está convirtiendo la capital del país en un destino gastronómico.

Bogotá, por su tamaño e importancia, es el principal centro de consumo del país: concentra 43% de todas las ventas de alimentos procesados y bebidas y es la base de 46 de las 100 principales empresas extranjeras del sector.

Si bien los principales canales de distribución de alimentos procesados son los tradicionales y grandes superficies, el creciente número de restaurantes y hoteles de la ciudad se ha convertido en un atractivo adicional para las empresas extranjeras del sector.

Ya son 14 las cadenas hoteleras reconocidas y más de 32 mil los restaurantes en la ciudad, según el clúster de gastronomía de la Cámara de Comercio de Bogotá.

“Más del 53% de la población pertenece a la clase media. El PIB per cápita de la capital es de US$12.091, superior al estimado nacional de US$7.928. Esto hace que el mercado bogotano sea muy atractivo, cada vez más orientado hacia productos premium y abierto a recibir nuevas propuestas en alimentos y bebidas”, afirmó Juan Gabriel Pérez, director ejecutivo de Invest in Bogotá, la agencia de promoción de inversión extranjera de Bogotá Región.

La industria de alimentos procesados y bebidas en Colombia revela un importante potencial de crecimiento. Mientras que el consumo por persona de alimentos procesados en la América Latina fue de US$729,5 en 2015, en el país fue de US$428,4, lo que indica un considerable espacio de desarrollo del mercado.

Así lo han visto empresas extranjeras del sector que ven en Colombia una plaza obligada en su proceso de expansión.

La reciente feria de alimentos de Corferias, Alimentec, es una muestra de la relevancia del país, y en especial de Bogotá, en el mercado mundial.

A partir de este año, Koelnmesse, dueño de Anuga, la feria alemana de alimentos más importante del mundo, decidió asociarse con Corferias para llevar a cabo Alimentec y otras ferias de esta industria.

En su novena edición, impulsada por esta colaboración, la feria colombiana cerró con expectativas de negocios por valor de más de US$ 31 millones tras la participación de compradores provenientes de 20 países.

“Las ferias internacionales pueden llevar a que la industria colombiana crezca en los próximos años y creo que este es el mayor interés de las empresas para tener nuevos clientes aquí en Bogotá y para encontrar socios en compañías internacionales”, aseguró Gerald Böse, presidente ejecutivo de Koelnmesse en entrevista con EFE.

Se estima que las ventas totales del sector pasarán de US$21.200 millones en 2015 a US$35.000 millones en 2020. Según cálculos de Euromonitor International, procesados por Invest in Bogotá, el consumo del mercado nacional crecerá en los próximos tres años en un 40%.

“Cada vez más recibimos empresas extranjeras interesadas en desarrollarse en Bogotá Región, de distintas latitudes. Además de europeas y norteamericanas, tenemos solicitudes de empresas de Japón interesadas en producir y distribuir snacks, de salsas y condimentos, y de Turquía, atraídas por el mercado de confitería”, expresó Pérez.

Y no solo hay interés en nuevas inversiones. Las empresas extranjeras ya presentes en el país han reinvertido para fortalecer su presencia, especialmente en Bogotá Región.

Por ejemplo, Dole Food Company, Coca Cola y Postobón, todas ubicadas en esta área con el objetivo estratégico de estar cerca de la capital.

Multinacionales reinvierten en Bogotá Región:

En la ciudad, no solo hay interés en nuevas inversiones, sino que las firmas presentes tienen clara la necesidad de reinvertir.

Dole Food Company tiene su principal planta del país en Madrid, Cundinamarca desde 2014. Coca-Cola Femsa inauguró el año pasado una innovadora planta por un valor de US$ 250 millones en Tocancipá. Y en marzo de este año, inició la construcción de la nueva planta productora de cerveza en Sesquilé, entre Postobón y la chilena Compañía de Cervecerías Unidas, CCU, por un valor estimado de US$ 400 millones.