‘Los estratos bajos seguirán jalonando el sector inmobiliario en Colombia’

Camilo Barberi, socio y gerente comercial de Prabyc Ingenieros, dice que aunque no se prevé un gran crecimiento económico, se puede ser optimista. 

Camilo BarberI

Camilo Barberi, socio y gerente comercial de Prabyc Ingenieros.

Archivo

Negocios
POR:
MARÍA TRINIDAD LEÓN
febrero 21 de 2016 - 07:35 p.m.
2016-02-21

Los movimientos inmobiliarios del 2016 deben enfocarse desde lo social hasta el estrato 4, ya que el 5 y el 6, en casi todas las ciudades del país, van a tener menor dinámica, especialmente en Bogotá.

Así lo asegura Camilo Barberi, socio y gerente comercial de Prabyc Ingenieros, quien destaca que los proyectos que estén por encima de doce millones, el metro cuadrado, van a ser muy difíciles de comercializar.

En conversación con Portafolio, el directivo habló de los movimientos de la firma y sus proyecciones del sector para este año.

¿Cómo les fue durante el año anterior?

No es posible repetir un año igual en nuestra historia, fue muy bueno en todo sentido, los objetivos se cumplieron a cabalidad. Puedo destacar que en el consolidado del año crecimos cerca de un 30%.
¿Y las expectativas del 2016, los proyectos?
Prabyc va a volver a su base, Bogotá, queremos recuperar la ciudad en términos empresariales, por ello estamos viendo tres proyectos puntuales en cortísimos plazos.

Uno de ellos en la 32 con 5ta, de 440 apartamentos, enfocado a estudiantes trabajadores, jóvenes, gente del sector el cual es muy interesante en el aspecto robusto, hay otro desarrollo de interés social de cerca de 1.600 apartamentos y finalmente uno estrato 4 o 5, de 300 apartamentos.

¿Y las otras ciudades?

En Cali tenemos una negociación casi concluida para lanzar un proyecto estrato 4 y 5 en un lote icónico de esta ciudad, y estamos viendo dos oportunidades más.
Nuevo no veo nada más en las otras ciudades, por ahora.
¿En qué etapas se encuentran estos?
Digamos que están en conceptualización, la idea es salir a ventas el primer semestre de este año en todos.

¿Y el precio del metro cuadrado?

Cada uno es diferente, por ejemplo, para el de la 32 hemos pensando en un metro cuadrado de 6 millones de pesos, en el de estrato 4 o 5 estamos hablando de 5 millones. Los números que sumarían la venta de estos podrían estar alrededor de los 350 mil millones de pesos.

Háblenos de Bacatá y Elemento

Son dos proyectos en los que realmente nos enorgullece mucho participar, el Bacatá, del cual mucho se ha hablado, va muy bien, estamos enfocados por ahora en hacerlo o trabajarlo internamente. Todo se entrega por etapas, hoy podría entregar casi el 60 % de los apartamentos, en hotelería estoy ad portas de terminar, el centro comercial está casi listo. Estamos contentos en todos los sentidos de la palabra, el desarrollador no ha escatimado en recursos. Vale destacar que el Bacatá está en alrededor de los 270 mil o 300 mil millones de pesos.
Elemento, ese sí va superadelantado, era un proyecto para entregar en enero del 2017, pero creo que estará para septiembre- octubre, nos adelantamos.

Ya que habla de este edifico de oficinas, ¿considera que hay sobreoferta?

Yo creo que entre áreas de cien metros a dos mil hay todo lo que quieras y hay muchos para escoger, las hay en cada esquina, pero si buscas 5.000 o 6.000 metros no hay, ahí es donde está el potencial, en los proyectos robustos.

¿En qué va lo de El Campín?

Lo del coliseo El Campín, como obra institucional va a ser lo más importante hecho en Bogotá en años, va bastante bien, esperamos empezar a trabajar en ello antes de iniciar el segundo semestre.

En cuanto a la economía, ¿es optimista?


Lo soy, a mí me parece que lo que pasa con este tema es que no se ha manejado bien en términos de percepción, y difusión. El futuro en cuanto a esto no está tan claro, hay unos indicadores que nos han impactado no tan positivamente.
Lo que está viviendo mi generación en cuanto a economía ahora es histórico ya que hemos vivido los últimos 12 años con crecimiento promedio del 5 %, ya ahora es incierto.

En ese caso, ¿cómo van a manejar el precio del dólar?

Es muy difícil pasar de un dólar en 1.800 a uno en 3.000, pero ya hoy es una realidad y la tenemos que vivir.

Por ejemplo, antes mis proyecciones de compra eran 60 % material importado y 40 % nacional, y a raíz del cambio del dólar pensamos pasar a 85-15, siendo 85 % lo nacional y 15 % lo importado.

¿Los productores nacionales si dan la talla?

El punto clave de este tema es que tiene que haber medidas inmediatas para las industrias del país, para darle la vuelta a esta crisis.

¿Y cómo ve el sector ?

En este aspecto hay que destacar que en el país la clase media ha mejorado, se ha fortalecido, lo que ha llevado al fortalecimiento de todo el sector ya que hay clientes, eso fortalece la banca, por eso soy optimista, el año empezó bien.

¿Quiénes jalonarán el sector?

Los estratos bajos, ¿por qué? No se puede negar que en Bogotá en los últimos 4 años o 5 hubo un incremento del precio del metro cuadrado en el estrato 5 y 6 absolutamente absurdo e insostenible.

Hablando de mi sector, de Prabyc, la gran masa que es importante o el segmento a atacar, que va desde la construcción de interés social a estrato 4 creo, siempre nos van a mover más los estratos bajos, porque la proporción es casi 90 % frente a 10 %, se puede hablar de una burbuja en el estrato 6, pero no en términos generales.
El país va bien y se puede estar tranquilo. Los compradores van a tener una oferta interesante.

¿CÓMO VA EL BACATÁ?

Según Camilo Barberi, en este momento la edificación está en el 87 % de construcción, ya que hubo unos pequeños retrasos lógicos, pero destaca que se superaron y va bien, “es un proyecto delicado de hacer, hubo un momento en el que sentíamos una presión muy grande, porque parecía que el público no sentía al Bacatá, lo importante, y que realmente es para destacar, es que este es un proyecto 100 % ingeniería colombiana, y hoy la obra está en un 87 %, es una gran noticia”, enfatiza.