Para una mejor experiencia active el soporte javascript de su celular. Como hacerlo?

Últimas Noticias de Economía y Negocios de Colombia y el Mundo

Lunes 20 de Octubre 2014

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

No se conforme con ser jefe, conviértase en un líder

Mayo 24 de 2013 - 7:27 pm


Participar activamente en las tareas cotidianas de la compañía es la mejor forma de entender una empresa y su futuro.

Los modelos tradicionales de gerencia están siendo revaluados. Ya no es suficiente delegar, pues el liderazgo se convierte en la manera más efectiva de potencializar los resultados de una compañía.

¿Recuerda usted a John Jonah Jameson, el personaje de Marvel que es el autoritario jefe de Peter Parker (Spiderman)? Pues bien, ese modelo del jefe que se sienta en su escritorio a delegar están siendo replanteado.

Así lo indican expertos en la materia, quienes proclaman que el concepto del directivo debe cambiar y pasar de ser un jefe convencional a un líder que pueda impulsar a la empresa a un nivel superior.

De acuerdo con los expertos, este nuevo modelo gerencial permite que las compañías mejoren sus resultados, disminuyan sus tasas de rotación y aumenten su competitividad en el mercado.

Pero, ¿qué es un buen líder? Según Adriana Pulido, directora de recursos humanos de Schneider Electric para la región Andina, “es una persona que con sus actos, acciones y comportamientos inspira en otros el deseo de seguirlo y parecerse a él. Para un líder, lo importante no es él, sino lo que pueda lograr a través de otros”.

En este sentido, cobra relevancia que los gerentes vuelvan a “ponerse el uniforme” y se involucren más en el día a día de las empresas, con el fin de inspirar a los empleados, y tener más control y conocimiento sobre lo que se hace en la compañía.

De hecho, grandes personajes del mundo corporativo, como Steve Jobs, son famosos por involucrarse en cada uno de los aspectos de la compañía que encabezaban: desde los procesos de selección hasta los desarrollos creativos.

Tanto es así que el fundador de Apple acuñó la fórmula “planear + ejecutar + controlar” como mantra para dirigir y mantener a la compañía en la cima.

En esta misma línea de pensamiento, Jesús Guerrero, fundador de Servientrega y de Red Servi, le atribuye a ese modelo el secreto de su éxito. “Cuando fundé Servientrega hacía de todo: yo era gerente, mensajero, cobrador, recogía paquetes”, señaló. De hecho, el directivo considera que trascender los modelos tradicionales de dirección es la mejor manera de potencializar los resultados de una compañía.

MENOS RIGOR, MÁS EMPODERAMIENTO

Para Duarte Ramos, gerente General de Hays Colombia, las diferencias entre un líder de hoy y uno de antes están en la capacidad del actual de “ser una persona mucho menos impositiva, menos rigurosa con aspectos como los horarios de sus empleados”, dice, al anotar que, son aquellos que manejan un equilibro entre su personalidad y su profesionalismo.

“Puede ser un líder más o menos autoritario, pero su interacción con las personas es mucho más participativa, tiene un espíritu de colaboración, diferente; en comparación con el pasado, que era de imposición, de autoridad sin derecho a discusión u acuerdos”. Otra característica, anota Duarte, es que la actitud hoy es de empoderamiento: se pasó de la concentración de poder de información, de conocimiento, a un mundo empresarial mucho más productivo, lo que demanda más democratización del conocimiento, de la información; el líder contemporáneo sabe delegar y empoderar en una medida correcta.

EL DECÁLOGO PARA EL LÍDER DEL SIGLO XXI

El liderazgo dejó de ser una moda para convertirse en el vehículo adecuado para obtener el éxito y alcanzar resultados excepcionales.

A continuación le presentamos los mantras para cautivar a sus empleados y dirigir su empresa con mayor eficacia:

1. Retroalimentar a los equipos, para realizar ajustes en las estrategias.

2. Empoderar a la gente y no microadministrar, sino dar oportunidades.

3. Ayudar y acompañar a las personas en su desarrollo profesional.

4. Preocuparse por el equipo y los colegas como personas, no solo como instrumentos para obtener resultados. Recuerde: los subalternos también deben tener voz.

5. Inspirar al equipo y actuar de manera coherente. Así se crean líderes para el futuro de la empresa.

6. Respetar a los subordinado y escucharlos con una actitud positiva.

7. Recordar que todos son importantes, porque con todos se logran los resultados.

8. Reconocer las buenas acciones de los demás.

9. Dar oportunidades en igualdad de condiciones.

10. Enseñar desde el ejemplo, ya que es la mejor forma de lograr resultados.

LOS MOTIVOS TRAS EL NUEVO MODELO

CAMBIOS GENERACIONALES, AUMENTO DE LA COMPETENCIA E INTEGRACIÓN CON LA SOCIEDAD, ENTRE LAS RAZONES.

Diversos factores han hecho necesario que los modelos gerenciales sean replanteados. Según Duarte Ramos, gerente general de Hays Colombia, el primero de ellos es el cambio generacional, pues las personas jóvenes “no reconocen a su líder por su autoritarismo, sino por su capacidad de enganchar un equipo, de empoderarlo. Las personas ya no permanecen por largos periodos de tiempo en una empresa, ya no se someten a una persona con carácter difícil”, aseguró.

Adicionalmente, el aumento de la competencia entre profesionales ha hecho que los factores humanos también tengan un peso importante a la hora de hacer un proceso de selección. Finalmente, la mayor integración que tienen las empresas con la sociedad ha hecho que los jefes se conviertan en personas que pueden ser referentes de otros, motivo por el cual una mala actitud los descalifica.

CARACTERÍSTICAS DE UN LÍDER

Honestidad: un líder dice la verdad, se comporta de forma ética y, de este modo, da el ejemplo para que sus subalternos lo sigan.

Compromiso: para lograr que su equipo trabaje con esmero, este sienta el ejemplo. Así también gana el respeto de su equipo.

Perseverancia: aunque haya dificultades, siempre querrá seguirlo intentando y animará a su equipo hasta que alcancen sus metas.

Habilidades comunicativas: es fácil acercarse a charlar con él y hablar es sencillo. Sabe qué decir y cuándo hacerlo.

Sentido del humor: una persona que puede reírse de sí misma genera más confianza. Además, es útil para romper el hielo.

Creatividad: Frecuentemente hay que ver “más allá” de lo evidente para tomar decisiones. A veces, lo más obvio no es lo mejor.

Optimismo: un buen jefe sabe cuán importante es mantener una actitud positiva, aun en los momentos críticos.

Capacidad de inspirar: con acciones y palabras, hace que las personas quieran esforzarse para lograr cosas que creían imposibles.

Si usted quiere comentar este artículo por favor

Todos los comentarios en Portafolio.co son hechos por personas registradas y plenamente identificadas.

3 comentarios

3.
Por: cristian9921237
Sábado, 25 de Mayo de 2013 - 22:38

Muy buen articulo. Si necesitas una pagina web o posicionarla en Google visita: www.mercadeowebefectivo.com

2.
Por: MigueMaestre
Sábado, 25 de Mayo de 2013 - 12:27

Bueno el articulo, pero me sorprende que hable de liderazgo, empoderamiento, trabajo en equipo y administración actual y todavía se trate a los empleados de subordinados y subalterno, error garrafal,hoy por hoy el equipo de trabajo es tratado como colaboradores y no como lo llaman en el decalogo

1.
Por: rferro
Sábado, 25 de Mayo de 2013 - 07:02

La nota iba bien hasta el "decálogo". Un buen líder no es quien cumple requisitos, sino aquel que desarrolla la empatía como eje central de su vida. www.azulinnovacion.co/recursos-humanos-capacitacion-y-entrenamiento

Publicidad

Publicidad

  • Otras Versiones

Publicidad

Publicidad

Publicidad