Celulares y producción local, en la mira de la marca Kalley

El sello de electrodomésticos del Grupo Corbeta celebra 15 años con ingresos por $200.000 millones al cierre del 2017. Los televisores, lo que más vende.

Miguel Fernando Londoño

Miguel Fernando Londoño, director internacional del Grupo Corbeta.

Abél Cárdenas / Portafolio

POR:
Portafolio
octubre 26 de 2017 - 10:55 p.m.
2017-10-26

Hace 23 años, el mercado de los electrodomésticos estaba marcado por el contrabando. En ese momento, la apertura de tiendas como Alkosto abrió la puerta a la comercialización legal, a precios competitivos y con garantía.

(Lea: El papel de la ciencia y la tecnología en la sociedad de conocimiento)

Pasados unos años, el Grupo Corbeta (del que hace parte la cadena de hipermercados), detectó la brecha entre lo que el colombiano necesitaba y los precios de las marcas internacionales.

(Lea: Sector real y consumo son los motores de la generación de créditos)

“En muchas oportunidades sentíamos angustia en el consumidor por no tener el precio que podía pagar. Ahí tuvimos la idea de crear Kalley. Y desde un comienzo la marca que es nacional, y no una marca propia de la cadena, se concibió para ofrecer productos de fácil acceso en precio, buenos y bonitos”, señala Miguel Fernando Londoño, director internacional del Grupo Corbeta.

Hoy sobresale en la preferencia de los clientes. De hecho, destaca el resultado de un estudio de la firma Raddar, en el que se menciona a Kalley como la segunda en la relación costo/beneficio para el consumidor. En el primer lugar está la multinacional Apple, dice el ejecutivo.

Teniendo a los televisores como los productos de mayor demanda con una participación de 10% en ese mercado, en particular, su portafolio comprende electrodomésticos menores y equipos de audio.

En su trabajo de ampliación de portafolio, la compañía anuncia la incursión en el negocio de celulares, desarrollados con tecnología de Taiwán y con el respaldo del centro de investigación y desarrollo de Beijín, con el que espera conquistar al mercado.

Aunque todos los productos son importados y fabricados por terceros en China, Corea y Taiwán, la marca no descarta producir localmente.

Hemos producido en Ecuador, en Perú y hemos hecho algunas cosas en fábricas colombianas en estos 15 años. Yo creo que es probable volver a producir aquí, aprovechando las estructuras de otras empresas porque hay que buscar las eficiencias. Yo creo que para el 2018 podemos ver algo de producción local”, dice el empresario.

Agrega que hay productos como neveras y estufas en los que Colombia ofrece una alternativa para producir y eso se está evaluando,

La compañía proyecta al cierre de este año ventas por $200.000 millones, más que en el 2016 cuando llegó a $185.000 millones. Estima que comercializa 100.000 unidades de productos al mes.

En total, conforma un equipo de 160 personas, de las cuales un centenar está en Colombia en contacto con los distribuidores para promover el portafolio.

Igualmente, maneja más de 100 centros de servicios técnicos asociados. Hoy, comercializa en más de 4.000 puntos de venta a nivel nacional y ha hecho algunas labores de exportación, especialmente a Centroamérica y Ecuador.

Siga bajando para encontrar más contenido