El país sigue sin reducir las desigualdades regionales

Cifras de desempleo e inflación del 2016 son diametralmente opuestas entre algunas ciudades. Las brechas sociales siguen siendo las mismas.

Bogotá

123rf

Negocios
POR:
Portafolio
enero 30 de 2017 - 10:14 p.m.
2017-01-30

La brecha económica y social entre las diferentes regiones del país sigue siendo la misma de los últimos años. Los mejores indicadores se registran en las ciudades y los departamentos de mayor desarrollo, en tanto que las dificultades se concentran en las zonas más apartadas.

(Lea: Cumbre de los nobel de paz dejaría más de 250 millones de dólares)

Chocó y su capital, Quibdó, tienen el desempleo más alto y ocupan el último lugar en competitividad. Por lógica económica, la inflación de esta región es una de las más bajas, ya que si la gente no tiene cómo comprar productos los precios suben en menor proporción. Sin embargo, aunque algunas de las principales ciudades, tales como Bogotá, Bucaramanga y Barranquilla, mantienen en positivo la mayoría de los indicadores, no todas las regiones tuvieron este comportamiento, según las últimas cifras del Dane.

Medellín, Cali, Cúcuta, las capitales de los departamentos del Eje Cafetero, Ibagué y Cartagena se rajan aspectos claves como el empleo. Todos estos centros urbanos registraron en el 2016 una tasa de desempleo superior al promedio nacional, que se ubicó en 9,2%.

La brecha regional se hace más evidente cuando se examina el escalafón de competitividad, que lideran la capital del país y los departamentos de Antioquia, Caldas, Santander, Risaralda, Cundinamarca y Valle.

EFECTO DEL EMPLEO


Por el contrario, Chocó, Putumayo, La Guajira, Caquetá, Magdalena y Sucre figuran en los últimos lugares. A estos departamentos tampoco les va bien en los indicadores de escolaridad, calidad de la educación, mortalidad infantil y seguridad social, entre otros, según el Departamento Nacional de Planeación (DNP).

Un análisis hecho por el centro de estudios Anif, revela que, en general el desempleo en Colombia fue de 9,2% en el 2016, mientras que un año atrás había sido de 8,9%, en tanto que la inflación se redujo de 6,77% en el 2015 a 5,75% el año pasado.

(Además: Este año serán inaugurados 22 centros comerciales)

Anif señala que “la relación inversa es absolutamente clara en ciudades como Barranquilla y Bucaramanga (que tienen los niveles de desempleo más bajos y uno de los niveles de inflación más elevados), igual que en Pereira y Cali (con tasas de desempleo altas y una inflación relativamente baja). Sin embargo, en las demás ciudades la relación parece ser más bien positiva, pues se presentan elevadas tasas de inflación acompañadas de altos niveles de desempleo (o al contrario en el caso de Bogotá)”.

El informe también señala que Cúcuta y las ciudades del centro-sur mantuvieron las tasas de desempleo más elevadas, haciendo evidentes las grandes disparidades regionales existentes. Durante el trimestre octubre-diciembre de 2016, Cúcuta tuvo un desempleo de 13,8%, seguida por Pereira (con un 10,6%) y Manizales (9.6%).

Cali y Pereira mejoraron su desempeño en el período de análisis, pese a tener elevados niveles de desempleo (y superiores al promedio nacional).

LA INFLACIÓN

Neiva fue la única ciudad que el año pasado tuvo inflación (3,97%) por debajo del techo del rango meta del Banco de la República (4%). Las demás capitales registraron tasas superiores. Por ejemplo, Valledupar, la segunda con menor inflación, terminó el año en 4,28%, Villavicencio en 4,45%, Quibdó en 4,57 y Cali en 5,13%.

“Peor aún fue el registro de ciudades como Medellín (6,5%), Barranquilla (6,5%) y Manizales (6,5%), que superaron ampliamente el promedio de inflación nacional (5,7%) y, por supuesto, la meta del Banco de la República.

Para Anif, “los resultados comparativos entre inflación y desempleo evidencian que en el 2016 solo cuatro de las ciudades analizadas parecen cumplir con la llamada ‘Curva de Phillips’ a nivel regional (relación inversa entre el desempleo y la inflación en el corto plazo)”.

El centro de estudios afirma que esta situación difiere de años anteriores, cuando la mayoría de las ciudades con inflación alta registraban una baja tasa de desempleo.
Para los analistas de Anif, la fuerte desaceleración de la economía en el último año, que influye marcadamente en la menor generación de empleo, y los efectos transitorios al alza de la inflación en el primer semestre del 2016 (fenómeno de El Niño y paro camionero) explican en gran medida esta tendencia.

La brecha regional

En concepto de Anif, las cifras demuestran que aunque las estrategias transversales y regionales que ha adoptado el Gobierno con el fin de reducir la heterogeneidad regional son un paso en la dirección correcta, esta tarea debe mantenerse para lograr frutos en el mediano y largo plazo.

Otros analistas consideran que la paz puede ser un factor clave en el objetivo de reducir las diferencias regionales.