Colombia tiene más petróleo del que se cree | Negocios | Portafolio

El potencial petrolero de Colombia es mayor de lo que se cree

Universidad Nacional señala que en un escenario optimista la cifra sería 430.000 millones de barriles. 

Petróleo

La abundancia de oferta continuará y los precios del petróleo seguirán a la baja, señalan los especialistas de este mercado.

AFP

POR:
Alfonso López Suárez
febrero 19 de 2017 - 03:55 p.m.
2017-02-19

Colombia no reposa en un mar de petróleo, pero los yacimientos de crudo que posee el país en el subsuelo le permitirían en el mediano y largo plazo gozar con tranquilidad de un autoabastecimiento de combustible.

Un estudio desarrollado por el Departamento de Geociencias de la Universidad Nacional, señala que el potencial de crudo que reposa en el subsuelo colombiano, en un escenario optimista puede estar alrededor de los 430.000 millones de barriles, y en uno moderado en los 117.000 millones de barriles.

La investigación académica, liderada por el profesor Carlos Alberto Vargas Jiménez, y que fue entregada a la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), resalta también que entre los cálculos realizados en las 23 cuencas sedimentarias del país, en un panorama nada optimista, pero más probable, las reservas estarían en alrededor de 20.000 millones de barriles.

“Ese potencial de hidrocarburos localizados en las cuencas puede ser aprovechado en su producción con un precio por encima de los US$60 el barril”, señala el profesor Vargas Jiménez, al precisar que el cálculo se desarrolla “al extrapolar conceptos tomados como referencia de otras cuencas cercanas, o modelos geológicos, para inferir el potencial estimado de las reservas”.

Las petroleras, así como la academia, coinciden en señalar que el potencial de reservas de crudo son las posibilidades de hallazgos y la continuidad de producción comercial de pozos. Así, al realizar la perforación de pozos se desarrollan los cálculos inferidos sobre el volumen de crudo en los depósitos.

La evaluación del potencial de recursos remanentes por descubrir en el país es una tarea que se ha venido adelantando desde hace aproximadamente 20 años; primero, a través de estudios desarrollados por Ecopetrol y luego por la ANH.

En los últimos dos años la ANH ha venido empleando una nueva metodología para realizar el estimativo combinando diferentes herramientas e involucrando toda la información geológica adquirida por la industria del petróleo en Colombia durante los últimos 10 años.

A la fecha se han realizado estudios adicionales con nuevos resultados en algunas de las 23 cuencas sedimentarias. El propósito de la Agencia es tener un nuevo estimativo para todo el país a finales del 2018.

La actividad petrolera de Colombia se ha concentrado en solo seis cuencas sedimentarias de las 23 que posee el país.

Así, Caguán-Putumayo, Catatumbo, Llanos Orientales, y los valles inferior, medio y superior del Magdalena son las cuencas sedimentarias que le han aportado hasta el momento el petróleo al país.

Colombia tiene un potencial geológico importante en materia de reservas probables, posibles y recursos contingentes”, señaló, Francisco José Lloreda Mera, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), quien aclara que, sin embargo el crecimiento del 37% desde el 2013 en las reservas con menor certidumbre de ser producidas y de recursos contingentes no es bueno.

Enfatiza el vocero gremial que la incorporación de reservas probadas (87 millones de barriles en 17 campos) no ha compensado la pérdida de 366 millones de barriles por la producción realizada. “La caída del 13% de las reservas probadas impactan el volumen de producción en el corto plazo”, dice.

Por su parte, Juan Carlos Echeverry, presidente de Ecopetrol, empresa que opera la mayoría de los campos en el país, señala que hay que concentrarse en el potencial de los ya descubiertos, de ahí la importancia de aumentar el factor de recobro, que hoy está en un 18%.

Explica Echeverry que aumentar en un punto ese factor significa incorporar cerca de 500 millones de barriles.

Además, señala que se debe aumentar la exploración cerca de los campos donde hay operación o en formaciones más profundas.

Según Echeverry se destaca el offshore en aguas de la Costa Caribe, y el onshore en los Llanos Orientales. La petrolera colombiana en el 2017 perforará más de 15 pozos exploratorios, inlcuidos Trogón y Lorito con los que se comprobaría la existencia de un gran sistema de crudos pesados en esta zona, unido a los campos Castilla y Chichimene.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido