Negocio condicionado: Europa aprueba que AB InBev compre a SABMiller, pero...

La Comisión Europea pide que AB InBev venda todo el negocio de SABMiller en Europa, para que los consumidores no sientan cambios en los precios.

AB InBev y SABMiller

Archivo Portafolio

Archivo Portafolio

Negocios
POR:
efe
mayo 24 de 2016 - 11:23 a.m.
2016-05-24

La Comisión Europea (CE) dio hoy luz verde a la compra por parte de la cervecera belga AB InBev, líder mundial en el sector, de su competidora SABMiller, segunda mayor cervecera a nivel global, con la condición de que la primera venda prácticamente todo el negocio de la segunda en Europa.

"Los europeos compran al año cerveza por unos 125.000 millones de euros, por lo que incluso un pequeño incremento en el precio podría dañar considerablemente a los consumidores", indicó la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, en un comunicado.

Por esa razón, aseguró que "era muy importante asegurar que la compra por AB InBev de SABMiller no reduciría la competencia en los mercados europeos de cerveza".

AB InBev cerró en 2015 la compra de su competidora por 71.000 millones de libras (99.400 millones de euros) para crear un gigante del sector.

La CE temía que esa transacción, tal y como estaba planteada en un principio, pudiera incrementar los precios de la cerveza en los Estados miembros en los que SABMiller está actualmente activa (Italia, Holanda, Reino Unido, Rumanía y Hungría).

En cambio, AB InBev ofreció a la CE deshacerse de prácticamente todo el negocio cervecero de SABMiller en Europa para disipar esas dudas. AB InBev tiene marcas como Corona, Stella Artois o Budweiser, mientras que SABMiller tiene Miller, Peroni, Pilsner Urquell o Grolsch.

La CE recordó que la fusión de ambas empresas creará un líder mundial que venderá "el doble de cerveza y ganará cuatro veces más" que Heineken, actualmente la tercera mayor cervecera del mundo, y "venderá cinco veces más cerveza y ganará doce veces más" que Carlsberg, la cuarta.

En Europa, donde Heineken y Carlsberg son líderes de mercado, la fusión aúna a la tercera y a la cuarta cervecera en términos de volumen. La investigación preliminar de la CE halló que la fusión podía elevar los precios en los países mencionados y que la reducción de rivales podría aumentar la probabilidad de coordinación táctica de precios, de manera que el líder en el mercado toma la iniciativa y los eleva con la expectativa de que sus competidores le sigan. Ante la preocupación de la CE, AB InBev ofreció desinvertir en todo el negocio de SABMiller en Francia, Italia, Holanda y el Reino Unido, un paquete de acciones por el que la compañía ya ha aceptado una oferta de la japonesa Asahi, apuntó la Comisión.

Además, la empresa belga ofreció la venta de los negocios de SABMiller en la República Checa, Hungría, Polonia, Rumanía y Eslovaquia. "En su conjunto, estos compromisos hacen frente a las preocupaciones de la CE sobre competencia", señaló el Ejecutivo comunitario, que precisó que su decisión de aprobar el acuerdo "está condicionada por el total cumplimiento de los compromisos".

La Comisión puntualizó que, tras la transacción, "la intensidad de la competencia en los mercados europeos de cerveza permanecerá sin cambios".