¿Cómo vender más en Navidad?

Ponga en práctica estos principios neurocientíficos para multiplicar las ventas de su negocio en esta época. 

Galería/ Las mentiras de un adicto a las compras

El 85 % de la compra es subconsciente, con ello se cae el mito del valor; no siempre se adquiere un producto porque sea más barato.

Archivo particular. 

POR:
Portafolio
diciembre 12 de 2017 - 09:58 p.m.
2017-12-12

Diciembre es una época especial para incrementar las ventas, y en la actualidad se cuenta con muchos descubrimientos científicos que le permiten a las compañías y pequeños empresarios vender más con menos esfuerzo, y uno de ellos es conocer qué es lo que estimula la mente del comprador que le permite disminuir sus miedos, para realizar una venta efectiva.

(Lea: La era digital conquista cada vez más el consumo navideño)

Vale recordar que uno de los grandes hallazgos es que las personas compran por miedo, pero si se sabe cuál miedo quiere disminuir el cliente estará muy cerca de venderle. Otro gran descubrimiento es que el 85 % de la compra es subconsciente, con ello se cae el mito del valor; no siempre se adquiere un producto porque sea más barato.

(Lea: Aprenda a hacer compras responsables en esta navidad

Sin embargo, conocer estas premisas no es suficiente para hacer más efectivas las ventas en esta época del año. Por ello, aquí comparto algunos principios que se deben tener en cuenta para vender más en Navidad.

(Lea: Así puede sacarle provecho a su negocio en diciembre desde Facebook

1
Escuche: los clientes nos dan señales para saber qué desean. No es bueno empezar a darles información sobre nuestros productos sin antes preguntarles sobre las características que de él están buscando.
2
Emocione: luego de saber qué está buscando el cliente, o qué cree que necesita, se deben activar sus emociones; para eso puede ayudarse ofreciendo agua, café o chocolate (si bien lo que activa los sentidos es el cacao, el chocolate puede ayudar); si no emociona, usted no vende. 
3
Comparta: siempre será mejor comprarle a alguien que lo conoce, o que tiene algo en común con usted. Debe convertirse en un experto para generar conexión con sus clientes, y para eso deberá ser un gran observador; los pequeños detalles pueden hacer la diferencia.
4
Nunca le ponga parentesco a los clientes: este es un error muy común. Por querer caer en gracia, puede hasta ofender a su cliente, o a su acompañante. «Pregúntele a su hija», dice el vendedor, pero resulta que es su novia. «¿Qué piensa su mamá?», pero es su hermana. Esos son errores de los que difícilmente se puede reponer.
5
El cerebro es solidario, y ama a las personas bondadosas: recuerde que no se trata de hacer una sola venta, sino de establecer una relación comercial constante. Puede ser que no venda en esta ocasión, pero, si es solidario con su cliente, lo más seguro es que él vuelva.
6
No lo invada: demuéstrele su interés en atenderlo, dele su nombre y recuerde el de él; finalmente, el nombre es la palabra que más nos gusta oír, respete su espacio, pero siempre debe estar atento para solucionar sus inquietudes.
7
Cambie el discurso: recuerde que debe usar un discurso para hombres y otro para mujeres, aunque toda regla tiene su excepción; somos diferentes, incluso para comprar, los hombres somos básicos para elegir, las mujeres son más complejas a la hora de hacerlo; ellas distinguen mejor los colores, nosotros preferimos comprar algo que ya conocemos para evitar equivocarnos.
8
Ellos tienen el poder: el cliente de hoy está informado, tiene todo al alcance de un click; Internet le permite comprar precios y características, así que no subestime la inteligencia de un cliente; ellos saben si lo está usted engañando o si, realmente, es un aliado.
9
Use las redes sociales: no importa si tiene muchos seguidores o no, no importa si no tiene una campaña digital; este es un buen momento para comunicarles a sus amigos que usted existe, cuénteles que tiene productos para la venta, aproveche para compartir lo que se vive en su tienda. Ya lo dice el dicho popular: «Lo que no se muestra, no se vende».
10
Sonría:  sonreír es la característica más importante de un buen vendedor, sonreír debe ser una exigencia para todo aquel que quiera ofrecer un servicio o producto

Kike Ramírez
@soykikeramirez

Siga bajando para encontrar más contenido