Así avanza la construcción del centro comercial La Sagrada Familia, levantado sobre un convento

La obra que se construye sobre un bien patrimonial espera abrir en el segundo semestre. Varias marcas de lujo y un hotel van en el proyecto.

Centro Comercial La Sagrada Familia

La obra convertirá al proyecto en un icono urbano que se conecta con el centro histórico, San Antonio, el Río Cali, La Tertulia y genera recorridos peatonales.

Archivo particular

Negocios
POR:
Portafolio
febrero 16 de 2017 - 10:36 a.m.
2017-02-16

En medio del desarrollo de la industria de centros comerciales, en Cali avanza el de La Sagrada Familia, que tiene como particularidad el uso de un bien patrimonial. Se trata de un claustro de las hermanas de La Providencia, una edificación con 107 años de historia, ubicada en El Peñón, en el oeste de la ciudad.

La meta es que en el segundo semestre de este año abra sus puertas al público con un 75 por ciento de la mezcla comercial.

Jerónimo Jiménez, gerente de Jero SAS, firma desarrolladora del centro comercial La Sagrada Familia explica que la inversión asciende a 75.000 millones de pesos, de los cuales $11.500 millones están destinados exclusivamente a la recuperación y reforzamiento del bien de interés cultural.

(Lea: Hotel de lujo se construirá en patrimonio cultural caleño). 

“Nuestra filosofía es de transformación de ciudad. Salvar un inmueble patrimonial requiere de muchos retos, nosotros lo que hemos querido desarrollar es un concepto de acupuntura urbana que es pinchar edificios estratégicos de la ciudad para detonar el cambio”, comenta el empresario, quien dice que esta es una estrategia que siguen otros desarrolladores de complejos comerciales en otras partes del mundo.

Centro Comercial La Sagrada Familia

Jerónimo Jiménez, gerente de Jero SAS, firma desarrolla- dora del centro comercial La Sagrada Familia.

Archivo particular

El centro comercial de 21.000 metros cuadrados, tendrá 88 locales comerciales y un hotel con 67 suites de la marca Small Luxury Hotels Of The World. Toda la parte antigua, restaurada, albergará principalmente el hotel, que tendrá como una de sus características la restauración de la cocina conventual con recetas antiguas, las cuales estarán presentes en el restaurante ‘El Convento’, para el que se vienen realizando investigaciones del recetario de las hermanas de la Orden de la Providencia y la Inmaculada Concepción, comunidad religiosa de origen europeo, que dirigió el antiguo claustro, así como de la gastronomía de conventos en el Pacífico latinoamericano.

Y en la parte nueva, que es lo que la compañía llama la arquitectura de contraste, estará el local ícono de Cine Colombia para todo su contenido alternativo. “Vamos a hacer transmisiones de Ópera, recorridos virtuales por los museos del mundo. Es un centro cultural privado”, explicó Jerónimo Jiménez, quien señala que la compañía avanza en la construcción de esta zona pese a que debe enfrentar ante las autoridades locales una controversia jurídica sobre la nueva arquitectura prevista en el bien patrimonial.

El empresario dice que esa obra es necesaria como complemento del centro comercial para potencializarlo desde el punto de vista financiero y comercial. Incluso, destaca cómo marcas reconocidas de lujo han respondido favorablemente al proyecto y han hecho su apuesta por llegar directamente a este nuevo complejo que se levanta en la capital del Valle.

Le Collezioni, Hackett London, Ermenegildo Zegna, Seven For All Mankind, Etro, Scotch & Soda, Just Cavalli, Dsquared2, Valentino y Pinko, algunas de las firmas que han anunciado su participación en el proyecto que quiere basar su oferta en el lujo.

“En este momento estamos en el boca a boca de las grandes marcas de lujo a nivel mundial”, señala.

Y agrega que “Cali estaba necesitando tener un zona internacional, que tenga los servicios, el hotel y el área para albergar el turismo y la inversión internacional que viene ahora y que está de frente con esta nueva Colombia que nos encontramos de cara a la paz. Este proyecto ha sido el detonante para construir esta propuesta de ciudad”.

De la oferta comercial, está el 50 por ciento vendido y tiene el primer semestre para completar el mix comercial y abrir con un 75 por ciento, como mínimo de locales ocupados.

La acogida ha sido importante porque las marcas han visto la nueva tendencia que hay sobre las compras. Para la gente ya no es suficiente con ir a un mall a caminar locales sino que quiere tener una experiencia.

Destaca también cómo en el desarrollo de la obra se han fortalecido unos 180 negocios que operan a su alrededor.

A juicio del empresario Jerónimo Jiménez, “hemos demostrado que vale la pena salvar el patrimonio de la ciudad a través de proyectos inmobiliarios atractivos para los inversionistas. Con este modelo salvaremos otros patrimonios arquitectónicos en Cali y en todo el país, los cuales por no tener hasta este momento un modelo económico viable, se encuentran en franco deterioro y amenaza de perdida”.