Corridas de toros siguen hasta que el Congreso legisle sobre el tema

Tendrá dos años para decidir sobre el tema. Cinco de los nueve magistrados avalaron esta providencia.

Plaza de toros

este año volvieron las corridas de toros a Bogotá, tras cuatro años de ausencia.

Carlos Ortega

POR:
Portafolio
febrero 01 de 2017 - 08:39 p.m.
2017-02-01

Tras más de ocho horas de debate, la Corte Constitucional decidió este miércoles darle al Congreso un plazo de dos años para que legisle sobre las corridas de toros y otros espectáculos con animales. En caso de que no cumpla con ese mandato en ese periodo, esas actividades quedarán prohibidas en todo el país.

(Lea: Las dos caras del negocio de la 'fiesta brava')

Esto significa que, por ahora, las corridas permanecerán a salvo mientras el legislativo toma una decisión definitiva.

Cinco de los nueve magistrados del alto tribunal -Gabriel Eduardo Mendoza, María Victoria Calle, Aquiles Arrieta, Jorge Iván Palacio, y Luis Ernesto Vargas- votaron este miércoles a favor de que se tomara esta medida.

La decisión se dio porque a la Corte Constitucional llegaron dos demandas contra la ley de maltrato animal, del 2016, en las que los demandantes pidieron que se incluya dentro de las conductas de violencia contra los animales que hoy están penalizadas, a las corridas de toros, el rejoneo, las novilladas, el coleo, las corralejas y las peleas de gallos.

Los demandantes aseguraban que la ley –que impuso penas por esos delitos de uno a tres años de prisión– dejó por fuerza de manera injustificada a esas actividades, lo que habría sido acogido por la mayoría de los magistrados.

Según los argumentos de una de las demandas, la Declaración Universal de los Derechos de los Animales proscribe cualquier tipo de maltrato contra los animales.

Aunque en el 2010 la Corte Constitucional mantuvo a salvo a las corridas de toros y a los demás espectáculos con animales, considerando que se trataba de prácticas culturales reguladas, el fallo de la Corte resultó esta vez distinto.

En esa ocasión tres de los magistrados que se apartaron (Calle, Rojas y Mendoza), este miércoles consiguieron ser mayoría con los votos de otros dos magistrados de tendencia liberal.

En el debate se presentaron las ponencias de los magistrados Alejandro Linares y Alberto Rojas, quienes tenían a cargo el estudio de las dos demandas.

Mientras Linares argumentó que las corridas de toros debían mantenerse por el respeto a la práctica de una minoría, y para seguir el precedente que la misma Corte Constitucional había sentado en su fallo del 2010, la ponencia de Rojas era distinta. El magistrado le expuso a la Corte que las corridas debían continuar, aunque eliminando cualquier tipo de maltrato contra los toros.

Ante la Corte han llegado varios conceptos que no favorecían a los animalistas. Por ejemplo, la Fiscalía General, más allá de pedir que no se penalice el toreo, le solicitó al alto tribunal que tumbe las normas que imponen prisión por la violencia contra los animales.

Para la Fiscalía hay medidas más efectivas para castigar el maltrato animal, que ya estaban vigentes, como las multas y contravensiones. Además, asegura que la ley que penaliza el maltrato animal es “una política reactiva, populista, poco reflexiva, volátil, incoherente y subordinada a la política de seguridad”.

Y el concepto de la Procuraduría dice que la Declaración Universal sobre los Derechos de los Animales no tiene implicaciones en la legislación del país. A su juicio, este no es un tratado, sino una declaración, lo que hace que no obligue a ningún Estado a actuar según sus pautas.

Aunque las dos demandas no fueron acumuladas, lo que se decidió en este proceso tendrá efectos en el fallo que se tome en la ponencia que presentó Rojas.

Alto tribunal rechazó recusación


A las nueve de la mañana del miércoles, los magistrados del alto tribunal iniciaron su sala plena y rechazaron la recusación que dos egresados de la Universidad de Caldas presentaron contra la magistrada María Victoria Calle para que no participara de ese debate.

Esa recusación, que fue presentada el lunes y que terminó frenando ese día la decisión sobre las corridas de toros, argumentaba que la magistrada Calle debía declararse impedida porque en febrero del 2011 participó en el Tercer Foro Contra el Maltrato Animal en el que presuntamente habría manifestado su rechazo frente a la tauromaquia, por lo que supuestamente ya habría prejuzgado sobre las corridas.

Paro la Corte la participación de Calle en ese evento no implicaba una causal para que no pudiera votar esta vez sobre la tauromaquia, por lo que le permitió continuar en el debate.

JUSTICIA

Siga bajando para encontrar más contenido