¿Cuánto cuesta repatriar un cuerpo a Colombia?

El traslado de un cadáver oscila entre 11 y 30 millones de pesos. El costo puede variar según el país, las condiciones de las aerolíneas y los fletes.

Repatriación

Si viaja fuera del país es recomendable comprar un seguro, en caso de que se pueda presentar una eventualidad.

Archivo particular

POR:
Portafolio
octubre 24 de 2017 - 06:06 p.m.
2017-10-24

El sábado 14 de septiembre, a más de 1.880 kilómetros lejos de su casa, Juan Camilo Laverde, un joven colombiano, falleció tras ser embestido por un carro en el Puente Benavides con Panamericana Sur, en Lima (Perú). Días antes, el joven había viajado desde Bogotá a ver el último partido de las eliminatorias al Mundial de Rusia 2018, en el que se enfrentaron las selecciones de Colombia y Perú.

Como él, unos 380 colombianos fallecieron fuera del país, entre el 1 de enero y el 19 de octubre pasado. Esta cifra, aclara la Cancillería, corresponde a los registros de defunción expedidos a colombianos para traerlos, aunque eso no quiere decir que esta entidad los haya repatriado.

De acuerdo con el protocolo dispuesto para estos casos por el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Estado tiene la obligación de prestar asistencia y orientación a las familias de las personas fallecidas, a través del respectivo consulado, para los trámites de los registros locales de defunción.

También puede brindar un apoyo para mediar un traslado con fundaciones, asociaciones, instituciones de beneficencia, y eventualmente con aerolíneas.

Sin embargo, no hay una obligación de que Colombia tenga que transportar los cuerpos de las personas que mueren en el extranjero.

Y es que no existe un marco legal para este fin. Aunque los distintos consulados hacen muchas gestiones, el Ministerio de Relaciones Exteriores no ha recibido una partida presupuestal para el traslado de colombianos fallecidos en el exterior, señala Luz Stella Jara, directora de Asuntos Migratorios, Consulares y Servicio al Ciudadano.

Por esta razón, son las familias quienes corren con los gastos de la repatriación, que pueden oscilar entre los 11 y los 30 millones de pesos.

Según Beatriz Álvarez, gerente general de la Funeraria Gaviria, los costos por una repatriación son relativos y varían dependiendo el país y los fletes, ya que los cuerpos son recibidos por las aerolíneas como carga.

Además, se debe tener en cuenta factores como el tratamiento de tanatopraxia, que se hacen con insumos importados, que inciden en el precio final del traslado.

“Los insumos que se utilizan para tanatopraxia en los servicios internacionales son importados y de altísima calidad para que permitan y garanticen que el cuerpo se va a conservar, porque durante los traslados puede pasar de todo: un vuelo puede tener una escala o algún imprevisto. Si el cuerpo no está lo suficientemente preparado se puede descomponer y se puede infectar”,
agrega Beatriz.

El proceso debe contar con mecanismos de tecnicidad de altos estándares, razón por la cual las únicas empresas autorizadas para estos métodos son las funerarias debidamente certificadas.

El servicio consiste en que además de trasladar el cuerpo de un país a otro, este sea llevado a la ciudad que los familiares pidan y se le haga su velación.

Hay que tener en cuenta que en estos traslados pueden existir dificultades dependiendo la legislación local y las circunstancias del fallecimiento, las cuales son muy diversas.

En algunas ocasiones, cuando el tipo de muerte es violenta y hay investigación de tipo penal, las autoridades del respectivo país pueden no autorizar una repatriación, porque se necesitará un tiempo para la investigación.

En caso de que los familiares no puedan pagar el traslado del cuerpo, el Ministerio de Relaciones Exteriores podrá ofrecer a la familia repatriar a Colombia las cenizas. 

Por su parte, en caso de que un ciudadano colombiano resulte herido en otro país, "en cumplimiento con la norma que lo regula y teniendo en consideración sus competencias y capacidades", la Cancillería no está en la capacidad de cubrir gastos médicos ni asumir compromisos de asistencia médica especializada.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores, todo gasto médico debería ser cubierto por las pólizas de atención a emergencias que los colombianos deben adquirir al momento de realizar un viaje internacional para que estén protegidos ante un hecho fortuito.

A TENER EN CUENTA

Si viaja fuera del país es recomendable comprar un seguro, en caso de que se pueda presentar una eventualidad. Por lo general, estos seguros cubren la repatriación de un familiar fallecido del grupo asegurado, o de sus cenizas a Colombia de acuerdo a los cupos contratados por el asegurado principal, normalmente máximo tres.

Además, cubren los trámites legales y traslados locales para la repatriación a Colombia y proporcionan el traslado aéreo de los restos mortales desde cualquier país del mundo, hasta la ciudad designada por los familiares del asegurado.

Si una persona vive por fuera y se está casado con un extranjero, no se hace un registro de colombiano muerto en el exterior, porque su pareja querrá enterrarla donde sea que vivan.

Javier Acosta
@javaco18
Portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido