Despega el cannabis medicinal en Colombia

Ecomedics y Labfarve competirán con la canadiense PharmaCielo.

Juan David Piñeros,

Juan David Piñeros, gerente general de Labfarve.

Archivo particular

Negocios
POR:
Portafolio
julio 27 de 2016 - 10:38 p.m.
2016-07-27

Luego de aprobada la licencia por parte del Ministerio de Salud, la empresa Ecomedics formó una alianza con laboratorios Labfarve, para ser las primeras firmas colombianas en fabricar y transformar la marihuana medicinal.

Con esto, se busca darles mayor competitividad a las organizaciones nacionales frente a las multinacionales y abrir el mercado colombiano para convertir la materia prima del cannabis.

“Es hora de acabar con el tabú de las terapias alternativas, pues son igual de efectivas que la medicina clásica”, asegura Juan David Piñeros, gerente general de Labfarve y vicerrector administrativo de la universidad Juan N. Corpas.

Este método innovador le da al país el acceso a la cadena productiva, lo que finalmente generaría productos como ungüentos, cremas, aceites, entre otros.

“Es importante que el Gobierno haga las cosas rápido, porque se viene una depredación por parte de multinacionales que ya tienen sus ojos en Colombia”, aseguró
Piñeros también confirmó que están estudiando otras plantas medicinales con fines antitumorales y para la solución de problemas circulatorios e inflamatorios.

Pero, en principio, dice, se necesita cerca de un millón de dólares para continuar el procesamiento de la marihuana.

“Nos estamos preparando para lo que viene y es la expansión a otros mercados, ya sea de la región o del mundo”, agregó.

Y es que la alianza estratégica entre Ecomedics y Labfarve le abre al país una ventana tanto para el comercio interno, como para la exportación de productos finales a Estados Unidos y Europa.

Es importante recordar que la regulación de estos procesos se dio por decreto emitido por el Gobierno, el cual dio vía libre al cultivo, transformación, importación y exportación del cannabis con fines netamente medicinales.

En su momento, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, afirmó que no hay un tope de empresas a las que se les pueda otorgar las licencias, por ser Colombia un mercado “abierto”. Esta decisión de comenzar el procesamiento de la flora medicinal crea un nuevo panorama para la realidad del país, al tiempo que mejora la calidad de vida de miles de personas, que hoy padecen enfermedades como la artritis y otros problemas articulares.

Y aunque todavía falta la aprobación por parte del Invima de los productos finales, se espera que en menos de un año ya se estén comercializando.

En este sentido, el grupo Corpas (que reúne a la universidad, Labfarve y la Clínica Juan N. Corpas) viene trabajando en materia farmacológica y académica, enfocándose en terapéuticas alternativas y farmacología vegetal, para cuando salgan los medicamentos al mercado.

Lo cual, finalmente, también abrirá otra opción para las firmas y es poder “generar productos fitoterapéuticos, con base en plantas que puedan servirles a los ciudadanos”, aseguró el Gerente.