Dueño de Deluchi Pizza por Metro también cantante y compositor

Hilario Deluchi ha llevado esta vocación a su modelo empresarial con ‘Noches de Meseros’ en algunos de sus locales.

Deluchi

Según dice Deluchi, los meseros que cantan, son estudiantes de música o una carrera afín, son profesionales de ese campo, o salieron de programa como ‘El factor X’.

Negocios
POR:
Portafolio
diciembre 12 de 2016 - 10:39 p.m.
2016-12-12

De profesión empresario y de vocación cantante y compositor.

Así se define Hilario Deluchi, fundador y actual socio de Deluchi Pizza por Metro, quien habla sobre dos de sus oficios: el de crear recetas para sus restaurantes y el de componer canciones e interpretarlas, algunas de ellas en sus locales.

El empresario argentino, que creó la marca en 1988, trajo a Deluchi Pizza por Metro una forma para integrar su pasión por la música y la pizza.

Se trata de las Noches de Meseros, una iniciativa en la que, en cuatro de sus diez locales, creó un espacio en el que los meseros cantan y, al mismo tiempo, atienden a los comensales.

Las Noches de Meseros son, definitivamente, uno de los factores que han hecho que nuestras pizzerías tengan tanto éxito en el país, pues hace unas semanas abrimos nuestro local número 10 en el país”, recordó Deluchi.

Otro de los aspectos que Deluchi resalta de la iniciativa es que los meseros cantantes que participan, vienen de concursos de canto como el Factor X y son profesionales de la música. “La mayoría de estos chicos estudian música, o ya son profesionales en este campo. Por eso también ganan un poco más que el mesero que no tiene estas habilidades”, explicó el fundador de Deluchi Pizza por Metro.

Según cuenta Deluchi, la idea de los meseros cantantes surgió en uno de sus viajes con su hijo, Santiago Deluchi, quien también es cantante y hace poco lanzó su segundo disco. Con esta iniciativa, buscaban que los comensales no solamente comieran pizza sino que también disfrutaran de un espectáculo y “se pudieran tomar unas cervezas”, agregó.

Mi hijo y yo decidimos traer a nuestros locales más grandes un formato en el que los meseros pudieran cantar y atender las mesas al tiempo.Santiago (su hijo) es el que coordina toda la parte musical de los restaurantes. Incluso grabamos una canción de su nuestra autoría y fue interpretada por nuestro equipo de cantantes”, expresó el fundador, que añade que para el recién inaugurado local en Pepe Sierra, en el norte de Bogotá, se está evaluando la posibilidad en la que los asistentes también tengan espacio para bailar en el local.

Y es que el empresario, que vende más de 200 metros diarios de pizza en uno de sus locales más exitosos, también diseña, con la misma inspiración con la que interpreta o compone canciones, las recetas de la carta de sus restaurantes.

Siempre he sido un amante de la pizza. Por eso, también me inspiro al crear las recetas. Este año, por ejemplo, estamos estrenando mayor variedad, que no solamente incluyen pizzas sino también traspalados de comida italiana”, señaló.

Para Deluchi, su talento como músico es parte esencial para ser empresario, pues utiliza los mismos métodos para planificar un negocio. “El proceso de la composición tiene que ver mucho con la parte empresarial, porque cuando compongo una canción, empleo el mismo sistema que cuando diseño un negocio”, resaltó Deluchi.

La renovación del negocio

Aunque Hilario Deluchi llegó a Colombia para jugar fútbol en el Club Deportivo Independiente de Medellín, una lesión lo alejó del deporte y lo llevó a buscar otras maneras de quedarse en Colombia.

“Me enamoré del país y decidí quedarme. Y después de ser modelo publicitario, actor, cantante y compositor, que es mi principal vocación, empecé a trabajar en una receta de pizza, que cambiaba la forma redonda tradicional”, dijo Deluchi.

Luego de posicionarse en el país con esa receta, tuvo que cerrar los 24 locales que tenía repartidos por todo el país, su mayoría en Bogotá.

“En ese entonces, el país estaba pasando por una crisis económica muy fuerte y eso nos afectó. Por eso, decidimos cerrar los restaurantes y empezar a producir pizzas para los supermercados y volvernos más industriales. Aunque fue una época dura, aprendimos mucho de ese negocio”, destacó Deluchi.

Según recuerda el empresario, después de vender pizza a grandes superficies, él y sus socios decidieron abrir de nuevo un local con el nuevo formato de cantantes meseros, y ese ha sido el secreto para que en solo cinco años ya hayan inaugurado diez restaurantes repartidos en Santa Marta, Cartagena, y en Bogotá.

Con eso, Deluchi, asegura que para los próximos años la marca ya tiene en la mira ciudades como Bucaramanga, Neiva, Barranquilla, Cali, Medellín y Valledupar.

El empresario que eligió la música como inspiración, concluye que esta ha sido el secreto para que, después de 28 años, su negocio siga vigente.

María Camila González
marola@eltiempo.com