El cacao colombiano, con un gran potencial por explotar

Experto internacional indica que tecnificando bien se podría incluso triplicar la productividad, pero se requiere un cambio de chip.

Cacao

Archivo Portafolio.co

Negocios
POR:
Portafolio
julio 03 de 2017 - 02:34 p.m.
2017-07-03

“Solo con fertilización, el cacao colombiano puede triplicar su producción”.

Lo dice el ecuatoriano Francisco Mite Vivar, experto en cacao, ingeniero agrónomo, especializado en Nutrición de Cultivos Tropicales, con 46 años de trabajo para el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (Iniap) de su país, quien fue uno de los invitados a Agroexpertos, un encuentro que se realizó la semana pasada en Bucaramanga, organizado por la firma Monómeros.

(Lea: Chocolateros franceses se interesan por el cacao colombiano). 

Hay que tener en cuenta que Ecuador posee uno de los cacaos más reconocidos y apreciados internacionalmente
, y puede ser tomado como ejemplo para que Colombia mejore la forma como aprovecha este producto.

En el evento, Mite insistió en que, a veces, hay alejarse de lo tradicional y acercarse a la tecnología que se ha desarrollado, sobre todo en los últimos 30 años, que ha permitido llegar a producciones comerciales de más de 2,5 toneladas por hectárea.

“Si me pagaran por una producción tradicional el doble de la otra estaría bien, pero si me dan el mismo precio de alguien que puede duplicar o triplicar la productividad, simplemente tengo que echar mano de la tecnología que se ha desarrollado para conseguir ese mismo rendimiento”, añadió.

Según él –igual que en Ecuador–, en Colombia muchos de los productores tienen menos de 5 hectáreas, aun cuando podrían alcanzar mejores rendimientos por ser la mano de obra familiar.

“Por otro lado, tienen que hacerse de los últimos materiales desarrollados genéticamente con una alta productividad y lo que tendrían es que manejarlos bien, fertilizar bien y podar –lo cual pueden hacer ellos mismos–; hacer manejo de enfermedades como la monilia”.

Para él, una adecuada fertilización influye directamente en el rendimiento del cacao, aunque el problema es que solo un bajo porcentaje de los cultivadores lo hace así.
La nutrición, indicó, debe cumplir algunos requisitos importantes. El primero es un buen diagnóstico del suelo, con base en el cual desarrollar estrategias para solucionar los problemas y crear un mejor sustrato donde la planta crezca bien.

Además, llama la atención acerca de que el cacao es perenne, sostenible y amable con el medioambiente.

“Si en una hectárea usted tiene 1.000 plantas ¿quién le da al productor un dólar por la cantidad de oxígeno que le está entregando al medioambiente?, se pregunta.