El café bogotano donde se paga con los bitcoins

Ubicado en el barrio La Soledad, recibe todas las criptomonedas para adquirir desde una cerveza hasta un almuerzo.

Alejandro Fernández, administrador del Café de la Luna Lela.

Alejandro Fernández, administrador del Café de la Luna Lela.

Claudia Rubio/ET

POR:
Portafolio
enero 18 de 2018 - 10:24 p.m.
2018-01-18

En pleno corazón del barrio la Soledad, en Bogotá, el Café de la Luna Lela guarda un aroma bohemio, artístico y joven, que se mezcla con la tecnología y su política de poder recibir bitcoins, y todo tipo de criptomonedas, como forma de pago.

(Lea: Conozca la historia del vendedor ambulante de plátanos que acepta pagos en Bitcoin

Si bien el café existe hace 23 años, ha ido mutando su esencia por lo que empezó siendo un salón de té –en el cual se formaban tertulias literarias– y hoy en día es un restaurante de día y un bar los fines de semana. Incluso, las tertulias siguen habitando sus paredes, sin embargo ya no giran en torno a los libros, sino alrededor del tema de moda: las criptomonedas.

(Lea: Criptomonedas, la forma de pasar de la euforia al llanto en minutos de negociación

En los últimos tiempos, este recinto comercial ha visto cómo se ha ido creando poco a poco una gran comunidad de operadores y desarrolladores de criptomonedas, que van a tomarse una cerveza y a compartir entre todos su formación. “Colombia tiene mucha gente trabajando en criptografía, la cual está desarrollando criptomonedas, este espacio es el punto de unión de desarrolladores y de los geeks del bitcóin y otras monedas virtuales”, manifestó Alejandro Fernández, el argentino administrador del Café de la Luna Lela, que recibe su nombre de un poema de León de Greiff.

(Lea: Bitcóin cayó por debajo de los 10.000 dólares

Este mismo complementó que “hace unos tres años nos acercamos a las criptomonedas y nos costó un año meternos de lleno para entender su funcionamiento. Hoy en día no solo las aceptamos como forma de pago, sino que también compramos, vendemos y organizamos capacitaciones, para aquellos que quieren saber más del tema.
Actualmente, se dan entre cuatro o cinco transacciones con gente que viene y paga su café de $2.500 o su almuerzo con criptomonedas. Incluso, aquí se han pagado cuentas de hasta US$300 con bitcoins”.

Fernández describe la operación de pago como “fácil, segura y rápida”, por lo que dividen el precio de la bebida, o lo que el cliente consuma, por el precio de referencia de ese día de la criptomoneda, que se pasa de dólares a pesos colombianos. Asimismo, relató que su labor consiste en que “las personas sepan cómo abrir su billetera virtual, con el fin de evitar los fraudes. En los últimos tiempos, muchas pirámides lo hicieron al recaudar dinero en nombre de bitcóin.

En cuanto a la legalidad de las monedas virtuales, Fernández aseveró que “vemos las criptomonedas como una plataforma y medio de pago, como lo puede ser también el euro, el dólar, etc. Y hasta donde tengo entendido no hay una ley que obligue a utilizar el peso colombiano como única moneda de intercambio”.

Lo cierto es que los diferentes Gobiernos del mundo han intentado emitir reglas sobre cómo debe funcionar este tipo de monedas. Estados Unidos, la Unión Europea y Singapour son los que más normas han dictado en cuanto a cuál debe ser su tratamiento tributario, cómo debe funcionar para prevenir el lavado de activos y la financiación del terrorismo, y cómo operar el registro de los intermediarios de las criptomonedas.

Colombia no ha emitido ningún tipo de regulación, sin embargo, las autoridades económicas, como la Superfinanciera y el Banco de la República, han lanzado advertencias sobre los riesgos que traen las inversiones de esta índole.

Por otro lado, los sueños del argentino y del staff del café van más allá, por lo que a futuro esperan crear una criptomoneda que sea exclusiva para los comercios de La Soledad. “Queremos aprovechar la tecnología de blockchain, para crear una comunidad que pueda comercializar una moneda común en la zona”, dijo Fernández.

De igual manera, el café prefiere curarse en salud y no aceptar transacciones de más de dos o tres millones de pesos, para compra o venta de las criptomonedas. “Lo de la seguridad es muy importante en este tipo de transacciones. Es mejor que llevar consigo mucho dinero u oro, por lo que todo queda en el celular y si se lo roban está todo cargado en la cadena de bloques”, aclaró el administrador del lugar. Ante las recientes discusiones sobre las criptomonedas, que algunos analistas califican como estafas y próximas a desaparecer, Fernández opina que “eso es una estrategia para que baje el precio, compren criptomonedas, para luego enriquecerse. Incluso, ripple, que es una de las monedas virtuales que ha subido bastante, fue creada por un asesor de los bancos estadounidenses, un personaje que manipuló bastante al mercado”.

El administrador argentino aseguró que “no importa lo que digan estos personajes, bitcóin y las demás monedas virtuales son el símbolo de la confianza de la gente y la única forma de sacarnos de encima a los banqueros. En el futuro, viviremos en un mundo sin bancos, donde cada uno será su banco”. Por lo pronto, la volatilidad y la falta de una garantía, como un Banco Central, sigue sin convencer a la mayoría.

Siga bajando para encontrar más contenido