Listo el primer puerto de gas natural licuado del país

En la coordinación de los últimos detalles logísticos se encuentra la Sociedad Portuaria El Cayao para dar inicio al funcionamiento del terminal.

El Cayao

La unidad de almacenamiento flotante tendrá una capacidad de 170.000 metros cúbicos.

Negocios
POR:
Portafolio
octubre 10 de 2016 - 09:32 p.m.
2016-10-10

Realizando las últimas pruebas y coordinando los respectivos detalles logísticos se encuentra el primer puerto marítimo en manejo de gas natural que tendrá el país, que planea entrar en operación oficialmente entre la última semana de octubre y la primera de noviembre.

Ubicado en Cartagena,El Cayao será el primer puerto de Colombia que realizará actividades de regasificación, por lo que es concebido como un “seguro contra un racionamiento energético, en el caso en que tengamos otro fenómeno de ‘El Niño’”, en palabras del presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade.

A mediados del año pasado, la ANI le entregó a la Sociedad Portuaria El Cayao la concesión, por 30 años, de este puerto, y desde entonces está encargada de hacer realidad este megaproyecto en el país el cual incluye el diseño, construcción y operación de la terminal de gas natural licuado que se desarrolla con miras hacia una posible expansión futura.

Una de las principales características es que la primera fase de este puerto, cuya inversión supera los 140 millones de dólares, comprende la construcción de una plataforma offshore en el mar Caribe, es decir, no está cerca de una playa como el resto de terminales portuarias que tiene el país.

Aunque la construcción de todo el puerto está prevista con una duración de tres años, en el cronograma que se firmó en el 2015 al entregar la concesión a la Sociedad El Cayao se programó la entrada en operación de esta primera fase, en la que se utilizará provisionalmente una unidad de almacenamiento flotante (FSRU) para poder empezar las actividades de regasificación a finales del año 2016. El FSRU tendrá una capacidad de almacenamiento de 170.000 metros cúbicos.

Los principales componentes de la estación portuaria son la unidad flotante de almacenamiento y regasificación (FSRU), el muelle y sistemas auxiliares para atraque de FSRU y buques metaneros, el sistema de medición y entrega de gas natural y el gasoducto de conexión al Sistema Nacional de Transporte (SNT).

De acuerdo con la ANI, son alrededor de 38 millones de dólares que se ejecutan en la zona de uso público de propiedad de la Nación, que tendrá a su cargo en el momento en que finalice la concesión, a menos que se le haga una prórroga por 30 años más, después de terminar, como lo permite actualmente la ley portuaria en el país.

Por su parte, en la fase II del proyecto entrará en operación la planta de regasificación y almacenamiento en tierra, y seguirá contando con un muelle y sistemas auxiliares para atraque de buques metaneros, sistema de medición y entrega de gas natural, sistema de captación y vertido de agua de mar, sistemas de seguridad, sistema de generación eléctrica y gasoducto de conexión al SNT. Según las proyecciones de la ANI, la terminal estará en capacidad de movilizar hasta 7.360.000 metros cúbicos de gas natural licuado al año.

Para el Presidente de la ANI, la importancia de esta obra radica en que “actualmente el país tiene suficiente capacidad para producir energía, entre las hidroeléctricas y termoeléctricas, pero en años de bajas lluvias las termoeléctricas tienen que producir al tope. Con esta planta nos aseguramos de que somos parte de la cadena mundial del gas y que vamos a poder tener el gas en el momento en que sea necesario”.

Esta planta de regasificación se concibió con el propósito de que el país pueda acceder, mediante convocatorias en el mercado internacional, a las reservas mundiales de gas de Estados Unidos, Rusia, Medio Oriente, Australia y otros proveedores, para garantizar el consumo interno de este energético en tiempos de escasez, y mitigar el impacto de esa situación.

Así las cosas, la producción de esta planta está enfocada en atender principalmente las necesidades de combustible de los agentes termoeléctricos del país, por lo que el Gobierno determinó como grandes clientes a: Tebsa (Termobarranquilla), Zona Franca Celsia y Termocandelaria, para que contraten con El Cayao el abastecimiento de ese gas natural.

Cynthia Lewis
cynlew@eltiempo.com