El Corral supera a Crepes en ventas e ingresos 

Las 238 empresas más grandes en el negocio de los restaurantes facturan unos $ 4,4 billones anuales.

En un ‘ranking’ de comidas rápidas el primero en el país fue El Corral y el segundo fue McDonald’s.
Negocios
POR:
Portafolio
octubre 16 de 2016 - 12:49 p.m.
2016-10-16

La devaluación, que encarece materias primas e insumos y el valor de los arriendos, así como la desaceleración del gasto no impiden que la facturación de las cadenas de comidas del país siga ‘engordando’.

El estudio ‘El sector formal de comidas fuera del hogar en Colombia 2014-2016’, elaborado por el portal www.losdatos.com, indica que 238 firmas registraron el año pasado ingresos operacionales por 4,4 billones de pesos, con un aumento del 11,6 por ciento, frente al 2014.

Aunque algunas compañías crecieron menos, descontando la inflación, la cual fue de 6,77 por ciento, sus ventas subieron 4,83 puntos porcentuales en términos reales.

(También: El Corral cambia de imagen: 211 restaurantes en proceso de remodelación)

La líder indiscutible, como en el 2014, fue El Corral, cuyos ingresos aumentaron 4,5 por ciento, a 314.086 millones de pesos.

Le siguió Crepes & Waffles, con 268.823 millones de pesos y un aumento del 9,9 por ciento.

(Vea además: ¿Cómo es el negocio de Crepes & Waffles?)

Las siguientes posiciones fueron ocupadas por Frisby, Mc Donald’s, Juan Valdez, Avesco (dueño de Kokoriko) y Oma.

Sin embargo, como estas y otras cadenas operan como parte de sociedades matrices y a través de varias marcas, se divulgó por primera vez el escalafón de grupos.

Los líderes son El Corral –del cual forman parte, entre otras, IRRC (matriz de esa cadena) y Papa John’s Colombia– y Crepes & Waffles, con ventas, respectivamente, por 429.557 millones de pesos y 388.530 millones.

Entre tanto, Mc Donald’s asciende del cuarto al tercer lugar, con una facturación de 296.313 millones de pesos, y Frisby baja al cuarto lugar, con 274.502 millones.

El gerente de los www.losdatos.com, Luis Naranjo Ojeda, afirma que a pesar de que algunas firmas no registraron crecimiento real en sus ingresos durante el 2015, los cambios de hábitos como el comer más fuera de casa, por los problemas de movilidad en zonas urbanas; la falta de tiempo para la preparación o mayor incorporación de miembros de la familia a la fuerza laboral, se aceleran las ventas del sector.

Asimismo, los resultados preliminares indican que en los seis primeros meses la facturación del sector creció 7,3 por ciento.

Inclusive, en el primer semestre –sin incluir el cáterin, el cual se ha afectado por la crisis del sector minero y petrolero–, los ingresos de las unidades productivas crecieron 13,1 por ciento.

Según Naranjo, también se presenta un alto número de nacimientos y mortalidad de holdings.

“Puede deberse a la alta competencia, lo que lleva a sus propietarios a disolverlas rápido para borrar su pasado financiero y reintentar con una nueva compañía”, añade.

Ello conduce, dice el experto, a que se eluda el impuesto al consumo y se viole, además, el régimen simplificado en el sector de comidas en el país.

Un estudio de la consultora Nielsen indica que aunque los colombianos prefieren las comidas hechas en casa, el porcentaje de comensales fuera del hogar –una o más veces por semana– crece 38 por ciento. No obstante, esa alza es 3 puntos porcentuales menos que el promedio de Latinoamérica y 10 puntos respecto a una muestra de 61 países (7 de ellos en la región).

Economía y Negocios EL TIEMPO