‘El futuro de la aviación estará en lo híbrido y lo eléctrico’

Paul Eremenko, director de tecnología de Airbus, habló sobre los proyectos más innovadores como los aerotaxis.

Paul Eremenko, CTO de Airbus, quien encabeza los proyectos de innovación de la firma.

Paul Eremenko, CTO de Airbus, quien encabeza los proyectos de innovación de la firma.

Andrés Quintero / CEET.

POR:
Portafolio
septiembre 03 de 2017 - 06:06 p.m.
2017-09-03

Paul Eremenko, ucraniano de nacimiento, pero criado en Estados Unidos, pasó de los pasillos de Google a los de Airbus como CTO (Chief Technical Officer), para encabezar los proyectos de innovación de uno de los gigantes de la aviación mundial. Con una inversión cercana a los 3.000 millones de euros anuales en investigación y nuevas tecnologías, Airbus busca adentrarse en nuevos modelos híbridos y eléctricos, los cuales dominarán posiblemente los aires en los próximos años. En diálogo con Portafolio, Eremenko dijo, de manera metafórica, que para que los aviones vuelen más alto y más lejos no habrá que quemar los huesos de los dinosaurios muertos, hechos petróleo.

Asimismo, el CTO de Airbus valoró la apuesta de la compañía en proyectos de planeadores como el Perlan, que permite entender mejor las condiciones de las olas de vientos a grandes alturas.

¿Cuál es la importancia de la misión Perlan II para Airbus?

Una de las razones más importantes es que nos recuerda que, aunque vemos la aviación como una transacción de compra de tiquetes, hay todavía muchos frentes por explorar y varios récords por romper. Nosotros, como uno de los principales jugadores de esta industria, sentimos la responsabilidad de continuar con la exploración e investigación.
Hay intereses técnicos también en este proyecto, en algunas estructuras y características de aerodinámica. Nos atrae apoyarlo por el valor que transmiten los voluntarios, los cuales son expertos mundiales de alto perfil en cada una de sus especialidades.

¿Cuál es el objetivo máximo a alcanzar con el Perlan?

Primero queremos romper el récord de 51.000 pies de altura y luego que llegue al borde del espacio.

A futuro, ¿qué clase de tecnología del Perlan se puede llegar a utilizar en la parte comercial de la aviación?

Es importante entender que esto no es una demostración a futuro para aviones comerciales; no hay una correlación directa. Para explicarlo de una manera más filosófica, para ir más alto y más lejos no hay que quemar los huesos de los dinosaurios muertos. Se puede hacer a través de otras formas de energía, por eso en Airbus una de las grandes apuestas es hacia la electrificación de los vuelos y allí, junto a lo híbrido, estará el futuro de la aviación. Lo que será completamente eléctrico serán los vehículos eléctricos con aterrizaje y despegue vertical en ciudades, que llamamos movilidad aérea urbana. Del lado de los aviones comerciales estos no serían 100% eléctricos, sino híbridos, porque las baterías no darían abasto suficiente.

¿Cuándo podrían salir al mercado estos aviones híbridos?

La tecnología eléctrica avanza de manera muy rápida, incluso a un ritmo superior al de la industria de la aviación. Es un poco difícil predecir cuándo esta tecnología estará disponible y madura. La mayoría de inversiones en este rubro provienen del mercado automotriz. Hemos estado trabajando en aviación eléctrica y hace tres años iniciamos el proyecto E-fan, el cual cruzó el Canal de la Mancha en 2015. Hoy en día tenemos una alianza con la firma alemana Siemens para explorar aún más este tipo de naves. Para nosotros el siguiente gran paso será el E-fan X, que tendrá mayor potencia.

¿Qué viene del lado de los aerotaxis para Airbus?


Cuando se habla de estos, las ventajas son que se pueden construir naves más pequeñas y que pueden volar verticalmente, lo cual puede ser el futuro de los helicópteros. Esto lo decimos con la experiencia de ser el productor mundial más grande de estos en términos civiles. Uno de los proyectos más importantes es el de Vahana, que se desarolla en nuestro centro de innovación en Silicon Valley, que puede transportar hasta 100 kilogramos y debería volar por primera vez este año. Las características más importantes son que sea más silencioso y seguro para volar en ciudades. Y del otro lado está CityAirbus, que puede llevar hasta cuatro personas o 600 kilogramos, y tenemos planeado que su primer vuelo sea el próximo año. Este puede viajar de manera de manera autónoma o manual. Los desafíos no son solo técnicos, sino que también la parte social y regulatoria serán retos importantes. Hay que mirar si la gente está dispuesta a aceptar que vuelen por encima de ellos. De mi parte sí estaría de acuerdo.

¿Cuánto invierten al año en tecnología y en la misión Perlan?

Son aproximadamente 3.000 millones de euros por año en investigación y desarrollo de tecnología. En cuanto a la misión específicamente no damos a conocer en detalle estas cifras.

LA EXPERIENCIA DE WARNOCK

Como CEO de la misión del planeador Perlan II está uno de los especialistas en aviación como Ed Warnock, quien comenzó su carrera como ingeniero aeroespacial.

¿Cuáles son los objetivos con esta misión y cuándo llegará el Perlan III?

El objetivo con el Perlan II es alcanzar los 90.000 pies de altura. Con esto queremos estudiar el comportamiento de las olas de viento que se forman a grandes alturas. Perlan III es un concepto por ahora. Este tendrá alas transónicas y podría llegar hasta 100.000 pies, pero por ahí será importante construir un nuevo modelo.

Andrés F. Quintero
El Calafate, Argentina
Por invitación de Airbus

Siga bajando para encontrar más contenido