El reto de las constructoras: mantener la dinámica del sector

El desafío no es nada pequeño: mantener el balance del 2015, cuando sus activos, sus ingresos y sus utilidades crecieron de manera extraordinaria.

Construcción

Las que le reportaron bajo norma local en el 2015 a la Supersociedades crecieron 3,8% en ingresos y 58,1% en utilidades. Las de Niif aumentaron 51,8% en facturación y 52,8% en ganancias.

Archivo Portafolio.co

Negocios
POR:
Portafolio
agosto 04 de 2016 - 11:02 p.m.
2016-08-04

El desafío del sector edificador del país no es para nada pequeño: mantener el balance que presentaron durante el 2015, cuando tanto sus activos como sus ingresos y , sobre todo, sus utilidades crecieron de manera extraordinaria.

Al analizar las 639 empresas constructoras de vivienda y de otro tipo edificios (no incluye las que se dedican a obras de infraestructura pública) que reportan bajo norma local, la Superintendencia de Sociedades contabilizó activos totales por 19,2 billones de pesos y ganancias por 744.103 millones de pesos. Su patrimonio también aumentó en un 34,1%.

Cuando las desglosó por subsectores, esta entidad halló que las que se ocupan de levantar unidades habitacionales incrementaron 3,8% sus ingresos operacionales frente al 2014, al pasar de 6,4 a 6,6 billones de pesos, y las ganancias aumentaron en 58,1%, de 454.995 millones a 719.316 millones. Los activos crecieron 17,6%, los pasivos 9,6% y el patrimonio 34,8%.

Mientras tanto, las firmas del subsector no residencial (centros comerciales, bodegas y oficinas, por ejemplo), creció 11% en activos (79.727 millones) y 42,3% en utilidades (7.365 millones). En ingresos operacionales alcanzaron 7,1 billones.

EXAMEN BAJO NIIF

Por otra parte, las 22 que reportaron bajo norma internacional, que por lo general coinciden con ser las más grandes, obtuvieron ingresos por 2,4 billones, con crecimiento de 51,8% y utilidades por 295.103 millones, 52,8% más que en el 2014.

Dentro de este parámetro, si se discriminan por subsectores, se tiene que las ‘residenciales’ crecieron 23,3% en activos, 23,8% en pasivos y 21,5% en patrimonio.
Las ‘no residenciales’ crecieron 16,8% e
n ingresos de actividades ordinarias (368.174 millones contra 315.315 millones del 2014). El activo aumentó 37,8% (225.605 millones) y el patrimonio, 126,8%.

Portafolio trató ayer de obtener la visión de Camacol, la cámara que agremia a todas estas compañías, pero no fue posible porque sus directivos estaban en junta.

DUDAS SOBRE EL FUTURO

Varios de los grandes jugadores dijeron desconocer datos globales de esta actividad económica, pero reconocieron que el 2015 vivieron su ‘cuarto de hora’, y aclararon que este se debió a proyectos emprendidos dos y tres años atrás, pues su campo se basa en ventas a futuro. Además, manifestaron dudas respecto a poder mantener el mismo ritmo debido a que la inflación afecta a los materiales y el costo final del producto.

“Las tasas de interés más altas también hacen que la gente piense más en el momento en meterse en una deuda”, dijo Rafael Marín, presidente de Marval, la firma de vivienda que más creció en utilidades: 106.796 millones de pesos, 334,6% más que en el 2014.
Marín le endilgó el boom propio a que aprovecharon las oportunidades que trajeron los programas de vivienda social y los subsidios a los créditos que sacó el Gobierno, pero dijo que, en su caso específico el crecimiento de activos y ganancias se debió a la puesta a tono de la contabilidad bajo las Niif. También Carlos Alberto Barbery, presidente de Prabyc, expuso el mismo motivo.

Más optimista, Andrés Arango, CEO de Ospinas, dice que a julio han crecido 23% más de lo que se habían propuesto, “lo cual indica que el negocio sigue sólido, consistente y con rotaciones (de producto) importantes”. Sin embargo, aclaró que este es un sector de ciclos y “la foto muestra un momento puntual”. En su caso, la clave ha sido mantener un portafolio variado, con vivienda, comercio y hotelería.

Barberi estimó que el sector va creciendo al 10% y aseguró que su empresa lo hace al 20%. Puso como ejemplo un proyecto propio que en dos meses ha vendido 800 viviendas.

El directivo añadió que la rentabilidad en la vivienda de interés social depende del volumen y de la rapidez con que se haga, pero, en todo caso, sus márgenes no pasan del 7%, mientras que el resto de las viviendas dejan entre un 12% y 15%.

Por su parte, una fuente de la Supersociedades aseguró que el crecimiento no está dado solo en el papel, debido al ajuste a las normas internacionales, sino que obedece a la dinámica real del sector constructor. “Las que reportan bajo Niif son solo unas pocas, y en todo caso ya lo venían haciendo desde el 2014”, dijo la fuente.

@nesperiodista