El Sheraton tendrá celulares en las habitaciones de los huéspedes

La empresa diseñó una estrategia para defenderse de la competencia generada por la sobreoferta hotelera en Bogotá y la plataforma Airbnb.

Darío González

Darío González, gerente del Hotel Sheraton de la calle 26 de Bogotá.

Édmer Tovar

Negocios
POR:
Portafolio
julio 09 de 2017 - 07:28 p.m.
2017-07-09

La competencia generada por 3.400 habitaciones hoteleras que tiene el eje de la calle 26 de Bogotá, y 1.500 más que entrarán en operación al cierre del 2017, es razón suficiente para que el hotel Sheraton, ubicado en el sector, haya diseñado una agresiva estrategia de servicio.

Lea: (Los 10 hoteles cinco estrellas más baratos de Latinoamérica).

Muy pronto, quienes se hospeden en cualquiera de sus 247 habitaciones, encontrarán un teléfono celular a su disposición, desde el cual podrán hacer llamadas locales e internacionales, con WhatsApp y conexión a internet de manera permanente. Lo más importantes es que este servicio no tendrá ningún costo adicional para el huésped.

Así lo confirmó Darío González Gómez, gerente General del Sheraton de la calle 26, de la capital del país, que opera el Grupo Hoteles Londoño (GHL), quien habló con Portafolio sobre el negocio, el comportamiento de la ocupación y los planes de la empresa para competir en un mercado en el que la capacidad instalada crece a mayor ritmo que la demanda, gracias a una ley de incentivos a la infraestructura, que vence a finales de este año.

¿La hotelería colombiana ha empezado a sentir los beneficios del acuerdo de paz con las Farc?

No tanto. Las expectativas siguen siendo superiores. Pero es real que en el 2012 el país recibió un millón de extranjeros y ahora llegan cuatro millones cada año. Lo que pasa es que la oferta hotelera ha crecido y eso ha hecho que la ocupación no aumente como debiera ser, sino que se mantenga en niveles que rondan entre el 50 y el 60%. Hay mucha expectativa y optimismo.

Más que turismo, nuestras esperanzas están centradas en la llegada de más inversión, porque eso nos beneficia en la medida en que hay más visitantes en asuntos de negocios, ya que nuestro foco es el mercado corporativo. Pero definitivamente, en la paz está el futuro.

¿Pero tienen información de primera mano sobre la llegada de nuevos inversionistas?

Nosotros escuchamos permanentemente de la intención de empresas extranjeras que quieren llegar al país, pero creo que están esperando que la paz se consolide. Necesitan tener la certeza de que el acuerdo se implementará. Sabemos que vienen muchas personas a buscar negocios, pero no siempre se concretan.

¿Y cómo están enfrentando estas nuevas condiciones del mercado?

Está claro que nosotros debemos convivir con la competencia, porque hay un desequilibrio entre la cantidad de hoteles y el número de clientes. La estrategia es mantener nuestros elevados niveles de calidad en el servicio, con tarifas promedio competitivas.

¿Qué tipo de servicios adicionales piensan adoptar como valor agregado para atraer clientes?

La noticia es que en el Sheraton de la calle 26 de Bogotá, los huéspedes tendrán un celular disponible en la habitación. Podrán hacer llamadas locales e internacionales sin costo, y disponer de WhatsApp e internet de manera gratuita. Es un servicio que se llama Handy.

El visitante usa ese celular dentro y fuera del hotel y cuando entregue la habitación, entrega el equipo. En un comienzo, este servicio lo prestará el hotel Sheraton de la avenida el Dorado de Bogotá. Se trata de un teléfono inteligente que solo sirve para el programa y la aplicación que tiene instalada.

¿Este servicio existe en otras partes del mundo?

Sí. En China e Inglaterra, y están iniciando en América Latina. Ya tienen en Brasil y ahora llega a Colombia con nuestro hotel. Eso hará desaparecer el roaming. Nosotros tenemos claro que en la nueva economía, una mala experiencia de conectividad es motivo suficiente para que una persona cambie de hotel. Antes eran las tres B en inglés: bed (cama), bathroom (baño) y breakfast (desayuno). Ahora es el acceso a la comunicación y la tecnología.

En materia de comidas, entretenimiento y restaurantes, ¿qué están haciendo?

Hemos visto que este es un buen nicho. A la gente le gustan las comidas con especialidad por origen. Por ejemplo, comida mexicana, peruana, etc.
Hasta ahora nos ha ido muy bien con el restaurante Nashi, donde ofrecemos comida nikkei, que es una mezcla entre japonesa y peruana.

EL AUMENTO DEL PRECIO DEL DÓLAR, ALIADO DEL SECTOR

¿Cómo les ha ido con la competencia generada por la construcción de nuevos hoteles?

La sobreoferta hotelera es un punto difícil, pero más que eso lo que nos está afectando es la inestabilidad jurídica. El aumento del IVA toca pasarlo al cliente. Eso perjudica a las empresas que deciden reducir sus gastos, es decir que ahora usan menos viajes y menos estadía en hoteles.

¿Qué tanto los ha beneficiado la tasa de cambio?

Mucho. Este es un asunto favorable para nosotros porque el ingreso es en dólares y el gasto en pesos.

¿Definitivamente se detuvo el crecimiento de la oferta hotelera?

Así es, aunque todavía quedan por inaugurar algunos hoteles, pero con el fin del plazo para el incentivo tributario a la infraestructura, la oferta dejará de crecer como lo hizo durante cuatro años. Aunque nosotros vemos la competencia como una oportunidad y no como una amenaza. Incluso, la presencia de hoteles de alta gama nos ayuda

Édmer Tovar
Editor de Portafolio