Para un joven colombiano cada vez es más difícil emprender

Un informe de la Universidad Antonio Nariño, revela que dentro de las principales dificultades son el financiamiento y altos costos en impuestos.

No deje de estudiar hasta que se muera. Siempre habrá algo que aprender sobre emprendimiento y cómo prevenir lo peor.

El 56% de los colombianos manifestaron que las universidades no están formando emprendedores.

Archivo particular. 

POR:
Portafolio
diciembre 05 de 2017 - 11:03 p.m.
2017-12-05

En Colombia aún falta empoderar a los jóvenes en la cultura del emprendimiento. Así lo determinó el informe de Dirección de Emprendimiento de la Universidad Antonio Nariño (UAN), en donde se resaltó que la decisión de hacer empresa ha presentado una tendencia a la baja entre los años 2014 y 2016.

(Lea: Diez universidades para emprendedores en Estados Unidos)

En este periodo se pasó de un 71% a un 65% de aceptación de formar empresa entre los jóvenes universitarios. “Aunque Colombia cuenta con un sólido sistema en el que intervienen varios actores y que dinamiza la cadena de valor del emprendimiento –pre-incubación, incubación y aceleración de las ideas de negocio–, las cifras siguen mostrando un panorama desalentador”, aseguró Claudia Milena Hoyos, jefe de la Unidad de Promoción al Emprendimiento de la UAN.

(Lea: Las seis claves para el emprendimiento y la innovación

De acuerdo con un estudio reciente de la Asociación de Emprendedores de Colombia (ASEC), el 56% de los colombianos manifestaron que las universidades no están formando emprendedores, actividad que permitiría, motivar a los jóvenes a que creen ideas innovadoras de negocio y responder a los altos índices de desempleo juvenil, que actualmente superan el 16% en Colombia, según cifras del Dane.

(Lea: ¿Cuánto cuesta emprender en Colombia?

“Elementos como los bajos niveles de innovación, la falta de mercado, el poco dinero en efectivo, la relación precios/costos y productos pobres, entre otros, hacen que los emprendimientos no sean competitivos y fracasen en muy corto plazo”, afirmó Hoyos.

Estas características –comenta la experta– también son comunes en Latino América, donde las debilidades de capital humano emprendedor, plataforma de CTI, estructura empresarial, capital social y financiamiento son muy similares en los diferentes países, y hacen que se tengan rezagos en comparación con otras naciones que son potencia.

Otras cifras que evidencian, que el panorama que enfrenta un emprendedor en Colombia no es fácil es la superviviencia de los negocios. Las empresas que emprenden en el país, el primer año subsisten 55% de ellas, el segundo el 41% y el tercero el 31%.

“Según el GEM, solo el 6% de las nuevas empresas resisten más de 3 años y medio en Colombia”, señaló Hoyos.

LAS PRINCIPALES DIFICULTADES

De acuerdo con el informe, los principales obstáculos que enfrentan los jóvenes que quieren emprender en el país, están relacionados con la falta de educación en emprendimiento, los altos impuestos y los escasos recursos para iniciar un proyecto.

En cuanto al financiamiento, las cifras no muestran un mejor escenario. El 17% de los empresarios arranca con recursos propios, 13% con deuda y 7% con capital semilla. Solo el 3% utilizan los recursos públicos disponibles, 3% ángeles inversionistas y 0,5% capital de riesgo.

“Estas cifras muestran un ecosistema débil pues, aunque se cuenta con muchos emprendedores, no se presentan buenos números en cuanto a la utilización y acceso a esos recursos”, aseguró el informe de la UAN.

Otra dificultad es la legalidad, y su forma de concebirla, ya que muchos de los emprendedores a la hora de levantar su empresa no tienen el conocimiento de cómo hacerlo formal y jurídicamente.

“Históricamente se ha relacionado el concepto de crear una empresa con la formalización, y lo primero que hace el emprendedor es acercarse a una Cámara de Comercio, olvidándose de validar si su idea de negocio es innovadora, dejando de lado la empatía que pueda generar su producto o servicio con el usuario, y aplazando la decisión de hacer un prototipo de servicio y de producto con el cual pueda satisfacer la necesidad del cliente”, afirmó la funcionaria.

A esto, agrega el informe, que falta acompañamiento, pedagogía y asesoramiento, lo que explica que solo un 16% de los jóvenes emprendedores siga creyendo que las entidades de apoyo a las nuevas empresas en el país son suficientes.

Esto, sumado a la baja disponibilidad de recursos financieros para apoyar la creación de empresas –pese a que hoy en día existen diversas fuentes de financiación–, dispersan aún más a los futuros emprendedores por falta de acompañamiento.

El documento también advierte sobre los altos costos en impuestos que tienen que pagar los emprendedores colombianos. Estos se enfrentan a una tasa impositiva de tributación social del 68%, consolidándose Colombia como el tercer país en América Latina con las tasas más altas, superado solo por Argentina y Bolivia.

“Si se tiene en cuenta que la formalidad exige que todas las empresas tributen sin importar sus niveles de ventas, actualmente los costos de los impuestos se convierten en una barrera importante que desmotiva a los jóvenes que desean emprender”, concluye el informe.

Siga bajando para encontrar más contenido